MÉXICO

#SismoMx: La tropa 'millennial' salió a ayudar en las calles de CDMX

No son apáticos como todo mundo creía.

21/09/2017 9:39 PM CDT | Actualizado 21/09/2017 9:42 PM CDT
Irma Ángeles.
.

Nacieron después del terrible temblor de 1985, pero saben de solidaridad y empatía en momentos de desastres. Son millennials que decidieron salir a las calles a ayudar a los afectados por el sismo de magnitud 7.1 que sacudió México.

En HuffPost México recolectamos las historias de mujeres y hombres millennial que se ofrecieron de voluntarios para ayudar a los afectados del temblor.

Ángeles del acopio

Los hermanos Irma y Alejandro Ángeles se fueron de voluntarios a entregar a la Cruz Roza de Naucalpan los víveres que recolectaron en el grupo de vecinos del fraccionamiento donde viven en Lomas Verdes, en el Estado de México.

Irma Ángeles
Del lado izquierdo, Irma y Alejandro Ángeles.

Este es su testimonio:

"Ayer, simplemente dar los "buenos días" por educación a los vecinos se convirtió en el primer paso para compartir lo que cada quien podía aportar. Los vecinos se pusieron de acuerdo en un grupo de Whatsapp del que nuestra mamá forma parte, y fuimos a dejar víveres a casa de una vecina. Al vernos, ella sin dudarlo nos reclutó para ayudar a llevar las cosas.

En la Cruz Roja de Naucalpan, así como en muchos otros lados, vimos que se reciben víveres, kits de limpieza y de curación y bolsitas con lunch que se empezaron a procesar desde la misma noche del 19 de septiembre. Mucha gente se estaba dirigiendo a Polanco, teniendo la opción de quedarse en el norte de la ciudad en donde los kits se estaban recibiendo y podían ser canalizados a donde eran necesarios, evitando generar más tráfico.

En Naucalpan también había mucho movimiento. Muchos jóvenes trabajando cansados y hambrientos y oleadas de gente haciendo donaciones. También nos tocó ver como pasaban los bomberos por ahí saludando a los de la Cruz Roja con cierto espíritu de ánimo y camaradería que solo entre ellos comprenden", Irma Ángeles, estudiante de Ingeniería Química del TEC de Monterrey.

Irma Ángeles
Labores de organización en centro de acopio de Tec de Monterrey Campus EdoMex.

"Un evento lleno de destrucción como el sismo de este martes, desencadenó instantáneamente unas ganas increíbles de ayudar de cualquier modo posible. Afortunadamente, esas ganas no disminuyen con el tiempo ni con las tragedias.

Ayer decidimos acudir a una convocatoria del centro de acopio que se formó en la Prepa Tec Esmeralda, y cuya escuela hermana, el Tec Campus Ciudad de México, sufrió los estragos del siniestro y se convirtió en uno de los símbolos del desastre. Ahí desgraciadamente fallecieron 5 compañeros.

En la prepa se sentía una ambiente un poco pesado, pero todos los presentes trabajaban con ganas con sus compañeros del campus del sur en mente. Aunque por momentos había desorden, todo el esfuerzo era eficiente. Las donaciones parecían pocas, en comparación con los otros centros que se pueden ver en televisión, pero constantemente llegaban más. Alrededor de las seis de la tarde se cerró el centro, pero hoy jueves se volvió a abrir con la urgente búsqueda de medicamentos y utensilios de curación", Alejandro Ángeles G. estudiante de Filosofía, UNAM.

17 años y ganas de ayudar

Un grupo de jóvenes de 17 años fueron a dejar un alimentos, ropa y juguetes para bebé a un centro de acopio en el metro Balderas, en el centro de Ciudad de México. Pero alguien les dijo que en la Roma Sur necesitaban otro tipo de ayuda y, sin pensarlo dos veces, fueron a ofrecer lo que habían recolectado.

"Aquí tenemos más cosas para perro, pero no lo queremos dejar aquí por lo mismo de que sabemos que hay mucha (ayuda), que hay bastante. Entonces ahorita vamos a estar buscando más centros de acopios para perritos para ir a dejar comida", dijo Fernanda Sánchez, estudiante del Centro de Estudios Superiores de Ciencias Jurídicas y Criminológicas (CESCIJUC).

Se organizaron la tarde del miércoles. Decidieron hacer un grupo para recolectar víveres y llevarlos a los centros de acopio que necesitaban la ayuda.

"Ayer todos salimos a las calles a apoyar y nos dimos cuenta que las cosas sí estaban mal, andaban mal y, por eso, decidimos ayudar un poco más", Diana Quiroz Fuentes.

Las millennials relatan que fueron siguiendo las noticias por redes sociales y que hacen un esfuerzo por consultar información verídica.