ENTRETENIMIENTO

Y después de su 'chiste' sobre el temblor, Juan Cirerol ofrece disculpas

Que no hay que perder el humor... dice.

20/09/2017 10:42 AM CDT | Actualizado 20/09/2017 10:43 AM CDT
Instagram.com

Un temblor de 7.1 sorprendió a los estados de Puebla, Morelos y CDMX este 19 de septiembre. ¿El resultado? Más de 200 muertos, miles de damnificados y millones de pesos en pérdidas.

Si bien los mexicanos nos caracterizamos por nuestro humor, así como la rapidez con la que creamos memes, hay ciertas situaciones -como la de ayer- que dejamos los chistes para otro momento. Al final, y como lo decretó el presidente, México está de luto.

Sin embargo, el cantante de Mexicali, Baja California, Juan Cirerol decidió mandar este tuit, más de una hora después de haber ocurrido el sismo:

Twitter.com

"Debería darme tristeza el sismo del DF pero no", escribió junto a una carita feliz.

Ehm... Cirerol... a la hora que lo mandaste, ya había suficiente información sobre los daños que hubo en los estados, e, incluso, ya había una cifra de desaparecidos y decesos.

Por supuesto que su mensaje provocó que miles de personas le contestaran y lo atacaran por su poca sensibilidad. Debido a esto, el joven se vio obligado a borrar su tuit, y más tarde, ofrecer una disculpa este miércoles por la mañana en Twitter.

"Aunque no lo crean, en situaciones de alto estrés siempre mantengo un sentido del humor que parece ser negro, pero solo es supervivencia. Por eso pido disculpas por mis comentarios, OBVIO no deseo la muerte de nadie, soy un músico común y tengo poca tolerancia al estrés. ¡Ánimo!"

Pero esto no ha funcionado, pues ya hay una petición en change.org para que Spotify baje la música de Cirerol.

El joven no se ha quedado callado y ha seguido contestándole a toda la gente que lo critica con mensajes como: "si no me pueden callar, pues mátenme, perros", y más por el estilo:

Twitter.com

Mientras él sigue tuiteando, miles de personas en CDMX se han reunido para ayudar a todos aquellos que se quedaron sin casa y a los brigadistas, que han sido los verdaderos héroes de esta historia.

Y