ESTILO DE VIDA

Para apoyar a un hermano con una enfermedad mental

Algunos expertos explican cómo cuidar a la persona que amas, y también a cuidarte tú.

19/09/2017 11:16 AM CDT | Actualizado 19/09/2017 11:17 AM CDT

La hermana de Christina tenía 28 años cuando le diagnosticaron formalmente con BPD (trastorno de la personalidad limítrofe, por sus siglas en inglés), aunque Christina, quien pide que no se utilice su apellido para proteger la privacidad de su familia, dice que ya había señales de la enfermedad desde años antes.

Durante su adolescencia, la hermana de Christina, quien ahora tiene 30 años, padecía de desórdenes alimenticios, daño autoinfligido, e intentos de suicidio, y su familia tenía que "andarse de puntitas" para no provocarle un cambio en el estado de ánimo.

Según el Instituto Nacional de Salud Mental, el BPD es una enfermedad que provoca inestabilidad en el estado de ánimo y en el comportamiento, lo que lleva a una toma de decisiones impulsivas y a tener relaciones inestables. Los episodios de furia, depresión y ansiedad son comunes, al igual que los comportamientos que presentaba la hermana de Christina.

Pero Christina juega un enorme papel en el bienestar de su hermana porque es su confidente y su contacto de emergencia, y puede ofrecer compasión cuando y en donde otras personas no pueden hacerlo.

DragonImages

"No tienen una amplia red de apoyo, ya que tiende a perder las relaciones con otras personas o a alejarse de ellas. Sabe que siempre estoy allí para ella, si estamos enojadas o no", dice Christina.

"Uno de los momentos más difíciles fue cuando me envió un email de despedida a la 1 de la mañana diciéndome que había tomado un bote de pastillas y que se daba por vencida. Tuve que llamar a la ambulancia y correr a su casa para poder ayudarla. Es una experiencia que no le deseo a nadie y no me gusta pensar en lo que hubiera pasado si no hubiera estado despierta a la hora que mandó el email.

El servir como red de seguridad es un papel que suele recaer en los hermanos.

Un estudio de 2008 de personas con esquizofrenia encontró que la mayoría no estaban casados y que no tenían parejas que los cuidaran. Y debido a que el apoyo de los padres no puede durar para siempre, la mayoría de los esquizofrénicos pedían ayuda a sus hermanos, y lo mismo sucede con las personas que tienen otro tipo de padecimientos mentales. Considerando que 1 de cada 5 estadounidenses experimentarán enfermedades mentales en cualquier momento, muchos hermanos tienen que dar su apoyo.

Rebecca Chamaa, una escritora de 51 años que vive en San Diego y sufre de esquizofrenia y paranoia, dice que recibe el apoyo de sus tres hermanos, y que eso es vital para su bienestar. Los doctores ayudan con los medicamentos, los efectos secundarios, la terapia y el tratamiento para los episodios graves, pero la mayoría de las enfermedades necesitan otro tipo de ayuda: la compasión y el apoyo diario.

La enfermedad de Chamma con frecuencia se manifiesta con pensamientos de paranoia por la comida, explica. Piensa que está envenenada, echada a perder o que es incomible. Como sus hermanos la entienden, en muchas ocasiones logran convencerla de que se puede comerse la comida, de que es segura.

Chamaa dice que las enfermedades mentales pueden ser aterradoras y muy cansadas, además de que puedes sufrir por falta de motivación. Así es que recomienda a los hermanos de aquellos que padecen enfermedades mentales y que quieren ayudar pero les parece difícil, que traten de entender o conseguir información sobre los síntomas de la enfermedad mental del hermano "para no sentirse frustrados".

Christina dice que ha profundizado en los estudios sobre BPD, haciendo lo que Chamaa describe, y eso le ha ayudado a apoyar a su hermana. Los expertos aseguran que cuando se entiende totalmente el diagnóstico de un miembro de la familia los que tienen el papel de cuidadores pueden ser más compasivos.

Con eso en mente, hablamos con algunos expertos para descubrir lo que se necesita para apoyar a un hermano que padece alguna enfermedad mental, y también cómo cuidarse.

1. Mantente abierto al diálogo sobre salud mental, y comprende los síntomas de tu hermano.

Chamaa dice que después de revelar su esquizofrenia y paranoia a sus parientes, se volvieron más amables con sus comportamientos "extraños", como irse abruptamente de un evento para dormir (uno de los efectos secundarios de sus medicamentos). "Me dio más libertad para ser yo misma," dice. Mantener abierto el diálogo sobre su enfermedad mental ayudó a que su familia le diera un mejor apoyo.

Florence Leighton, una enfermera psiquiátrica practicante de Nueva York, añade que comprender el diagnóstico de tu hermano y por qué ocurren ciertos comportamientos es importante para tener compasión.

"Si un sucede un incidente, no significa que un hermano sea una mala persona; simplemente se están esforzando para controlar su condición," dice. "Al normalizar conductas y separar a la persona de las acciones, los hermanos pueden ser increíblemente comprensivos y disminuir los sentimientos de culpa y vergüenza de una person después de un incidente."

2. Supervisar a un hermano que se aísla.

Como Chamaa describe más arriba, las personas con enfermedades mentales pueden sentirse desmotivadas, así que cosas como salir de la cama, bañarse, cambiarse de ropa y dejar la cama pueden parecer imposibles. Por eso, la psicoterapeuta de Chicago Carolyn Cole recomienda que supervises a tu hermano si ha comenzado a aislarse.

3. Intenta no sentirte enojado o frustrado por los síntomas de la salud mental.

La conducta asociada con la enfermedad mental puede ser frustrante para los cuidadores, pero es importante que separes a tu hermano de su enfermedad y que recuerdes que no siempre tienen su comportamiento bajo control. Cole dice que es crítico recordar que nadie es culpable de la enfermedad mental, y que va mucho más allá de "sentirse triste."

"Siento mucha frustración por parte de los pacientes que cuentan que sus familias les dicen que 'se sobrepongan', 'que lo ignoren' 'que piensen cosas bonitas?, dice. "Algunas veces sólo el preguntar: "¿Cómo puedo ayudar? O ¿Qué es lo que necesitas de mí en este momento? puede convertirse en un gran apoyo".

Sin embargo, si tu hermano sufre una crisis cuando está contigo, dice Cole que "es muy importante tratar de controlar la situación".

"Ten cuidado con el tono que usas con tu hermano, los tonos severos pueden empeorar las cosas", explica. "Si las cosas se salen totalmente de control, especialmente si se pone en peligro la seguridad, siempre está la opción de llamar al 911".

4. Abandona tus expectativas

Una parte importante de conocer la enfermedad de tu hermano es que te permite abandonar tus expectativas sobre la forma en que él "debería" comportarse de acuerdo a los estándares sociales. Kristen Bomas, terapeuta, escritora y conferencista del sur de Florida, señala que aferrarte a las expectativas, y querer que tu hermano con enfermedad mental se comporte, provoca estrés en las relaciones y puede exacerbar los síntomas de tu hermano.

"Las expectativas están plagadas de influencias externas. Las influencias externas están plagadas del juicio de otras personas·, explica. "Por lo tanto, los hermanos no pueden desarrollar una relación de compasión" si hay expectativas presentes.

5. Los niños pequeños pueden ayudar mucho también.

Enfermedades como ADHD, ansiedad, depresión y autismo son con frecuencia parte de la niñez también. Si tienes un hijo con padecimiento mental y otro sin padecimiento mental, habla con el segundo sobre la enfermedad de su hermano usando palabras simples y adecuadas para la edad.

"Algunas ideas sobre las cosas que se pueden decir son: "Tu hermana tiene una enfermedad que hace que su cerebro tenga a veces problemas con algunas cosas. No es algo contagioso. Es algo que necesita de nuestro apoyo y de nuestro trabajo con los doctores para que se sienta mejor", sugiere Eleanor Mackey, psicóloga del Sistema Nacional de Salud Infantil.

Agrega que los padres tienen que dedicarle tiempo al niño sin enfermedad mental y también darle recursos porque muy probablemente esté creciendo en un medio ambiente intenso o estresante.

Aún así, los padres pueden crear una cultura familiar de comprensión enseñando a sus hijos a expresar amor y apoyo a sus hermanos enfermos de la manera adecuada. Mackey recomienda que se escriba una carta o se dibuje un dibujo para que el hermano entienda que es importante, o que le acerque los juguetes favoritos, o que escuchen la música que le gusta al hermano con enfermedad mental para crear un ambiente de confort.

Agrega que "la empatía de un hermano y de toda la familia da una gran fuerza a los niños con enfermedades mentales".

6. Cuídate tú también.

A causa de los incidentes relacionados con el BPD de su hermana, Christina sufre de sus propios síntomas de ansiedad y de un desorden de estrés postraumático y asiste a terapia para lidiar con los efectos de tener que evitar que su hermana acabe con su propia vida, entre otras cosas. Ella recomienda a las personas que tienen hermanos enfermos que sigan el mismo tratamiento.

"Me he dado cuenta, con la ayuda de un terapeuta, que experimentó sentimientos parecidos al duelo. Estoy en duelo por la vida que quisiera que tuviera mi hermana si su enfermedad no fuera tan debilitante para ella. Me cuesta sentirme al 100 con la felicidad de mi vida personal porque se que ella no vive igual", dice. "Definitivamente sugiero buscar grupos de apoyo y buscar ayuda personal o terapia".

7. Establece límites.

Cole explica que aunque al principio los hermanos se sienten mal por establecer límites, es importante hacerlo como parte del papel de cuidador. Sin fronteras, límites y cuidado propio, puedes enojarte o resentirte con tu hermano, y eso no ayuda a nadie.

"Define una 'crisis' con tu hermano (incendio, quedarse encerrado, sentimientos suicidas, etc) para que les quede claro lo que significa una crisis; cómo te van a avisar de que hay una crisis a diferencia de una llamada para platicar. Explica a quién se puede llamar si no logra ponerse en contacto contigo", recomienda.

Leighton agrega que si se buscan los recursos de la comunidad como administración, transporte, y programas matutinos se puede "aliviar un tanto la carga de cuidar a un hermano con enfermedad mental".