MÉXICO

30 canciones que definen a la cultura mexicana contemporánea

¿Cuáles son las canciones más emblemáticas de la cultura popular en México del último medio siglo? Aquí una muestra de algunas canciones que impregnan el imaginario nacional.

17/09/2017 7:00 AM CDT | Actualizado 17/09/2017 10:21 AM CDT
FilmMagic

Imagina que te visitan unos amigos extranjeros y te preguntan cuál es la música que se escucha en México. ¿Sería posible elegir 30 canciones que capturen lo esencial de la cultura mexicana contemporánea? Era la pregunta que llevaba años planteándome, en un intento de sintetizar algunos de los aspectos más sobresalientes de nuestra cultura de los últimos 50 años. Casi como si se tratara de un curso intensivo de música mexicana para principiantes.

Emocionado por el reto, me tomó algunos años tratar de construir una muestra que fuera representativa de la cultura popular mexicana. Una prueba nada fácil, considerando la enorme riqueza musical de un país como México. Pensé entonces, que para lograr el soundtrack de la cultura mexicana contemporánea se debían seguir algunos criterios: 1) canciones que fueran conocidas en todo el país; 2) canciones interpretadas por personajes emblemáticos de la cultura popular, que tuvieran un sonido único o que hubieran marcado una época en el imaginario nacional; 3) tratar de abarcar el mayor rango de géneros posible, representativos de cada región del país; 4) elegir canciones con las que pudieran dialogar las generaciones más jóvenes con las más viejas.

Si bien la lista no niega la trascendencia de autores memorables como José Alfredo Jiménez, Agustín Lara, Pedro Infante o Consuelo Velázquez, seamos sinceros: hoy en día no son tantas las personas que siguen escuchando en su vida cotidiana a estos clásicos del siglo pasado. De ahí que el rango temporal en que se basó la lista oscila entre 1960 hasta nuestros días.

Desde luego, es imposible resumir a México en 30 canciones. Pero nadie iba a quitarnos el gusto de intentarlo.

Es por ello que aquí va una lista sobre 30 canciones que podrían ayudar a definir la cultura mexicana contemporánea:


1. No dejes que - Caifanes

Una de las canciones más emblemáticas de la mítica banda que marcó un parteaguas para una generación que comenzó a cantar canciones con ritmo de rock con influencias sonoras de la cultura popular mexicana. Un grupo que a través de canciones como La célula que explota, Los dioses ocultos, Afuera, Ayer me dijo un ave o Viento, dotaron al rock en español de un toque mexicano que además, abriría las puertas en la escena comercial para otras bandas de rock mexicano que van desde Fobia hasta Zoé. El video de la canción, que forma parte del álbum El silencio, refleja también algunos rasgos de mercados, calles y retratos típicos de los movimientos de contracultura de los años 90.

2. El triste - José José

Las noches de bohemia y desamor no serían las mismas sin canciones desgarradoras del Príncipe de la Canción, con piezas como Almohada, Amar y querer o Si me dejas ahora. Su alcoholismo además, se convirtió en un referente ineludible de la cultura pop mexicana. Pero ninguna canción de José José, vestido a la usanza de El principito, ha tenido más impacto que esta interpretación de la balada escrita por el compositor mexicano Roberto Cantoral e interpretada durante el Festival OTI de 1970. Una interpretación que dejó boquiabiertos a más de uno. Un video de leyenda.

3. Cuando calienta el sol - Luis Miguel

Luis Miguel no sólo se convirtió en uno de los grandes ídolos de México de los últimos 40 años, sino que además, es el máximo icono viviente de un personaje típicamente mexicano: el mirrey. Si bien la influencia de Luis Miguel en la cultura pop mexicana se remonta a sus años mozos con canciones La chica del bikini azul o varios discos de boleros que adaptaron la música de los clásicos para una nueva generación, lo cierto es que la playita de Acapulco, la gafa oscura, la fiesta y el tonito mamonamente fresa del cantante, se convirtieron en parte de la idiosincracia nacional. Y a pesar de grandes éxitos como La incondicional (en cuyo video aparece como cadete militar en una extraña mezcla de Niño héroe y Top Gun), es en el video de Cuando calienta el sol que el rey de los mirreyes aparece en todo su esplendor.

4. El listón de tu pelo - Los Ángeles Azules

¡De Iztapalapa para el mundo! Los bailes en las bodas no serían lo mismo sin las cumbias de esta agrupación proveniente de una de las zonas populares de la Ciudad de México. Poseedoras de un sonido propio, estos representantes de la cumbia sonidera derribaron las fronteras clasistas de un país de castas como lo sigue siendo México, para convertir lo kistch en música culta (con orquesta sinfónica y toda la cosa). Desde la inconfundible tecladito inicial de Cómo te voy a olvidar, pasando por 17 años o Sentimientos, el grupo supo crear un sonido propio que se ha vuelto parte inherente en los bailongos de todo el país.

5. Paloma Negra - Lila Downs

Hija de un estadounidense y una indígena oaxaqueña, Lila Downs saltó a la fama internacional tras su participación en el soundtrack de la peícula Frida, intepretada por Salma Hayek. Orgullosa de sus raíces y sus vestidos de tehuana, la sobrenatural voz de la cantante alcanza niveles insospechados en esta estremecedora interpretación de Paloma Negra para la televisión española. Con la influencia de grandes intérpretes de la canción ranchera como Chavela Vargas y Lola Beltrán, Lila Downs ha incursionado en una amplia gama de géneros musicales, pero siempre con un sello propio que nos remite ineludiblemente a la música propia del Istmo de Tehuantepec.

6. El baile y el salón - Café Tacuba

Paparupapa eh-uh-eh-oh... una tonadita emblemática para el que posiblemente sea el grupo más trascendental de la cultura pop mexicana en los últimos 40 años. Este cuarteto que en más de una ocasión ha sido comparada con The Beatles, ha demostrado una enorme versatilidad a lo largo de su trayectoria. Desde un rescate de sonidos tradicionales en canciones como María, Las flores, Las batallas y Esa noche, la nostálgica Eres, la huapanguero cover de Ojalá que llueva café o el otro cacofónico remake de Chilanga banda, pasando por sonidos más electrónicos como en Puntos cardinales, esta ecléctica banda oriunda de ciudad Satélite se ha convertido en un referente obligado en el playlist de todo mexicano.

7. Querida- Juan Gabriel

¿Qué se puede decir sobre Juan Gabriel que no haya sido dicho ya en el último año? Tras la muerte del célebre cantautor en 2016, la gente sigue hablando de él. Y es que la versatilidad musical de Juanga, que va de la ranchera con canciones como La diferencia, hasta piezas más bailables como el Noa Noa o la dramática Abrázame muy fuerte, el divo de Juárez es otro de los que no pueden faltar en ninguna lista esencial de la música mexicana. Pero entre todas sus canciones, quizá ninguna como Querida mezcle los atributos rítmicos y melodramáticos de un personaje cuya difícil juventud y su polémica homosexualidad lo convirtió en otro referente de la cultura popular con frases emblemáticas como "lo que se ve no se juzga" y su memorable tropezón en el escenario.

8. Si no es ahora - Timbiriche

Este grupo de pop comercial, supo capturar como pocos la esencia de una generación ochentera más light y fresa que abordaba situaciones típicamente adolescentes. Pese a ser un producto comercial fabricado en los cuarteles de Televisa, canciones como Tú y yo somos uno mismo, Con todos menos conmigo o Corro, vuelo, me acelero, encabezaron a una generación que plasmó lo mejor del pop plástico del pop de los 80 y toda la estética visual que eso implicaba: colores chillantes, peinados abultados con spray, mucho maquillaje, hombreras y top siders. Una generación popera que también incluye a grupos como las Flans. Pero ninguna canción tan emblemática como Si no es ahora, que marcó la era dorada de la agrupación de la mano de Thalía, cuya belleza y gracia frente al micrófono nos hace olvidar esa oscura época en que Diego Schoening era "cool".

9. Si no te hubieras ido - Marco Antonio Solís

Pocas canciones tan llegadoras como esta desgarradora canción del Buki. Una canción que lo consagró como ídolo dentro y fuera de México. Siempre romanticón, con su típico look estilo Jesucristo, éste michoacano supo cantarle a generaciones que van desde los años 70 hasta la fecha. Desde su época en Los Bukis, con canciones como Y ahora te vas, sus participaciones con los Yonics o Maricela, hasta su consagración como solista con canciones como Más que tu amigo o la no menos célebre O Me Voy O Te Vas, el Buki era otro que tenía que estar sí o sí en nuestra lista.

10. Volver, volver - Vicente Fernández

El video de la canción habla por sí mismo. Dos hombres llorando sus penas tomando tequila en una cantina con rockola y caballo. ¿Puede haber algo más emblemático de la cultura nacional? Sería inútil tratar de nombrar todas las canciones típicas de este enorme referente de la canción ranchera. Desde Mujeres divinas, hasta La ley del monte, Por tu maldito amor, Acá entre nos, La mentira o Estos celos, don Chente es el sucesor de cantantes como Javier Solís, y el padre de la siguiente generación que incluye a su hijo, Alejandro Fernández (que bien podría haber tenido una mención aparte en la lista con Como quien pierde una estrella, de no ser por la enorme trascedencia de su padre) y Pepe Aguilar. Y mientras no dejen de aplaudir, el Chente seguirá siendo el referente obligado de la música vernácula en México.

11. La bamba - Los Cojolites

El son jaracho más famoso del mundo se volvió un fenómeno global, irónicamente, cuando Ritchie Valens la adaptó al rock and roll. Pero la versión original con jarana y zapateado no tiene comparación. La riqueza de la música veracruzana quedó de manifiesto durante la inauguración de los Juegos Centroamericanos de 2014, donde la agrupación de Los Cojolites se lució con esta versión original de La bamba para un público mainstream. Tremendo.

12. La puerta negra - Los Tigres del Norte

Oriundos de Mocorito, Sinaloa, esta agrupación redefinió el género norteño que si bien ya existía de tiempo atrás, cobró una nueva dimensión con canciones como El jefes de jefes, Camelia la Tejana, José Pérez León, En qué fallé o Golpes en el corazón, en las que abordaban por igual temas de migración, narcotráfico y el desamor a través del corrido, género narrativo de la canción que hicieron propio. Los máximos exponentes de la canción norteña junto a otros grupos como Los Tucanes de Tijuana, Intocable o Banda Machos.

13. La boa - Sonora Santanera

La famosa agrupación de música tropical, que ha incursionado en géneros como el danzón, el mambo, el bolero, la rumba, el chachachá, la guaracha y la cumbia, dieron a conocer este tema que retrata una parte de lo que fue ese México de la década de 1960. Noches de baile y sabor del trópico que se mezclan con postales urbanas que mencionan a una serie de personajes que van desde las secretarias y los periodistas, hasta los estudiantes del IPN y la UNAM (lo saben, lo saben). Todo un clásico esta canción interpretada por los hermanos Juan y Pepe Bustos.

14. Hoy ten miedo de mí - Fernando Delgadillo

Ninguna canción del ámbito de la trova mexicana ha sido más influyente que esta poética creación de "Delgado Fernandillo", creador de la canción informal. Este cantautor -entre cuyos éxitos destacan piezas como Entre pairos y derivas, Olvidar, Hoy hace un buen día o Carta a Francia- recoge lo mejor del Canto Nuevo proveniente de la trova cubana y lo recrea a través de postales urbanas que hablan mucho sobre las inquietudes sentimentales y existenciales de alguien inmerso en esa gran metrópoli que es la Ciudad de México. Por todo lo anterior, Delgadillo es uno de los máximos referentes de la trova mexicana junto con otros cantautores como Alejandro Filio, Mexicanto, Mauricio Díaz El Hueso, o David Aguilar, quienes han hecho carrera en solitario en peñas y bares, de manera paralela a los reflectores de la gran industria comercial.

15. Tierra mestiza - Los folkloristas

Esta agrupación formada en la década de 1960, dedicado a la investigación, ejecución y difusión de la música tradicional latinoamericana, desarrolló uno de los temas emblemáticos del folclor mexicano en 1976 con Tierra Mestiza, obra que el compositor, guitarrista y cofundador de la agrupación, Gerardo Tamez. Los sonidos que mezclan instrumentos de viento y cuerdas propios de la era prehispánica y la época criolla, Los folkloristas retomaron las raíces mexicanas para recrear la música tradicional mexicana y dotarla de nuevos matices que se mantienen vigentes.

16. Huapango de Moncayo

Sin duda, la pieza más conocida de la música de cámara en México. Esta creación del compositor José Pablo Moncayo, se ha convertido en un referente de la cultura mexicana y prácticamente en un "segundo himno nacional", en opinión de algunos. Para la realización de esta pieza, encargo de Carlos Chávez (fundador de la Orquesta Sinfónica de México), Moncayo viajó a Veracruz, donde trabajó como pianista en cafés y estaciones de radio para sostener sus estudios, hasta que llegó al puerto de Alvarado para encontrarse con la fiesta del Fandango. Fue ahí donde encontró la inspiración y bases para su famoso Huapango, inmortalizado entre las masas gracias a los anuncios de televisión de la cerveza Corona, donde se mostraban imágenes de los parajes naturales del país. Aquí una interpretación de la pieza bajo la dirección de Alondra de la Parra.

17. Tijuana Sound Machine - Nortec Collective

Nadie había fusionado la música electrónica y la música norteña hasta que apareció Nortec Collective en la ciudad de Tijuana, en 1999. Este particular sonido creado por agrupaciones como Clorofila, Hiperboreal y Panoptica, se convirtió en fenómeno de masas a principios de los años 2000, siendo el tema Tijuana Sound Machine de Bostich y Fussible, la canción más emblemática de dicho movimiento. Una rola de tonos hipster que desde su aparición en 2008 se convirtió en todo un clásico contemporáneo de la escena electrónica mexicana. Un sonido único que combina el acordeón norteño e instrumentos de viento, con beats influenciados por la música disco y tropical de los años 70.

18. Y llegaste tú - Banda El Recodo

La "madre de todas las bandas" sentó las bases de la música de banda. A ritmo de la tambora y una amplia gama de instrumentos de viento, esta agrupación sinaloense fundada por Don Cruz Lizárraga en la década de 1930 se ha mantenido vigente desde entonces. Pero fue en los primeros años de la década de 1990, en la voz de Julio Preciado, que la música de banda se propagó con más fuerza en otras regiones del país. Ya para finales de los años 90 y principios de la década de los 2000, con éxitos como Pena tras pena, Tengo una ilusión y Te ofrezco un corazón, su emblemático sencillo Y llegaste tú, refrescó la escena de la banda y los convirtió en fenómeno de masas. Uno de los referentes ineludibles de la música regional mexicana.

19. Puto - Molotov

Hoy en día nos parece una canción de tintes homofóbicos, pero en aquellos turbulentes años 90, -marcados por la crisis económica, el zapatismo y el inicio de la fallida transición democrática- gritar a canciones plagadas de groserías a todo pulmón era todo un acto contestatario. Esta fue la carta de presentación de Molotov, un irreverente grupo de rock mexicano cuyas letras que hacían crítica social al mismo tiempo que echaban desmadre, se convirtió en un referente obligado para la generación charolasta, inmortalizada en la película de Alfonso Cuarón, Y tu mamá también. Desde Gimme the power hasta Frijolero, la crítica social de esta agrupación de fresas alternativos de la Universidad Iberoamericana irrumpió con fuerza en la escena alternativa y marcó una pauta para otras bandas como Plastilina Mosh y Control Machete. Y aunque a estas alturas pareciera un gusto culpable que evidencia viejos vicios de la cultura nacional (y si no, pregúntenle a los porteros en cualquier partido de futbol), hay que reconocer que la fuerza de su tema Puto, sigue generando efervescencia cada vez que aparece en algún toquín.

20. Corazón espinado - Maná y Carlos Santana

Dos de los jaliscienses más famosos del rock-pop mexicano reunidos en una misma canción. A pesar de la animadversión que suele despertar entre sus detractores (casi al nivel de Ricardo Arjona), la banda comandada por Fher y Alex se convirtió en un fenómeno musical a principios de los 90, con canciones un tanto cursis como Rayando el sol, Vivir sin aire, En el muelle de San Blas o emblemáticas de la borrachera como Clavado en un bar, la combinación de música latinoamericana con el pop mexicano abrió las puertas de Maná en América Latina y España. Por otro lado, aunque buena parte de la trayectoria musical del célebre guitarrista Carlos Santana se desarrolló en Estados Unidos, las raíces mexicanas siempre han estado presentes en sus alucinantes riffs que literalmente hacen hablar a la guitarra. Es por eso que la colaboración entre ambos, se convirtió en un referente de la música mexicana, como lo muestra este video donde lo mismo aparecen escenas del pueblo de Tepoztlán hasta iconografía popular que va de la Piedra del sol a la Virgen de Guadalupe.

21. Pachuco - Maldita Vecindad

Influenciados por el célebre cómico Tin Tan, esta banda de los barrios populares de la Ciudad de México puso a bailar a todo una generación con canciones llenas de energía que retrataban la vida en las colonias marginales de la gran metrópoli. Con canciones como Kumbala y Don Palabras, la Maldita Vecindad y los hijos del quinto patio, han procurado recrear con su música el poder de la palabra y la tradición oral a través de personajes urbanos que hablan de las raíces de ese México profundo que existía mucho tiempo antes de la televisión y el internet. Una banda emblemática con personajes estrafalarios como Roco Pachukote y Eulalio Cervantes Sax, que combinó influencias de los años 50 como el mambo y la cultura chicana con el ska. Una forma de hacer música que seguirían después grupos como Inspector y Panteón Rococó.

22. El Chuntaro Style - El gran silencio

La cumbia norteña y el rock regiomontano fueron las bases de este peculiar sonido con el que El Gran SIlencio retrató musicalmente la vida de personajes como los "cholos" y los "chuntaros", propios de los barrios populares de Monterrey. Fundada por los hermanos Tony y Cano Hernández en 1993, esta banda saltó a la fama con el disco Libres y Locos, gracias a sencillos como Dormir soñando o No sabemos amar. Pero fue hasta la aparición del Chuntaro Style que la banda se convirtió en una agrupación de culto, recreando una estética particular de holgados pantalones a la cadera, camisetas de tirantes y paleacate amarrado en la cabeza, combinado con el emblemático baile giratorio que quedó tan bien registrado en el video de la canción.

23. Banana - Garibaldi

Nos guste o no, Televisa marcó durante décadas una enorme influencia en el ámbito de la cultura mexicana, a través de la televisión. De ahí el poder que durante años acumularon personajes como Raúl Velasco, en cuyo programa de variedades musicales, Siempre en domingo, tenía la facultad de impulsar o destruir carreras en un abrir y cerrar de ojos. Y es en este contexto que el productor de telenovelas Luis de Llano, ideó un grupo de mujeres y hombres físicamente atractivos que no cantaban y cuyas letras no decían absolutamente nada, pero hacían parar a la gente de su asiento con sus pegajosos bailes que formaban una extraña mezcla de merengue-pop, combinado con una estética patriotera bastante peculiar, que se convirtió en todo un clásico de las bodas. Un modelo de negocio que siguieron otras agrupaciones de la época como Caló, Magneto o RBD y se convertirían, nos guste o no, en parte de la idiosincracia nacional.

24. Mi Matamoros querido - Rigo Tovar

Además de inventar el género grupero y crear un sonido que años más tarde seguirían emulando artistas como Bronco y Selena, este peculiar músico tamaulipeco era auténticamente un personaje sui generis. El autor de El sirenito que reunió en Santa Catarina, Nuevo León, a más gente que el papa Juan Pablo Segundo en 1979, tenía un Ferrari color rosa y se fue quedando ciego a causa de una retinitis pigmentosa. Todos esos ingredientes construyeron a un personaje icónico y representativo de la cultura mexicana, haciendo de su lema "Rigo es amor", parte del habla popular. Y para muestra, esta movida interpretación de Rigo cantándole a su Matamoros querido.

25. Rata de dos patas - Paquita la del Barrio

"Rata inmunda, animal rastrero, escoria de la vida, adefesio mal hecho, infrahumano, espectro del infierno, maldita sabandija, cuanto daño me has hecho", reza la emblemática canción de doña Paquita la del Barrio, cuyos reiterados insultos continúan con "alimaña, culebra ponzoñosa, deshecho de la vida, te odio y te desprecio". Esa manera tan despechada de arremeter contra el hombre aborrecido se convirtió en parte de la cultura popular con Rata de dos patas. Oriunda de Veracruz, Paquita llegó a la Ciudad de México en la década de los 70 para asentarse en el barrio de Tepito e iniciar su carrera musical junto a su hermana, mientras trabajaba en una fonda. Pero no fue sino hasta que empezó a cantar canciones contra los hombres, que su carrera comenzó a despuntar. "¿Me estás oyendo inútil?" fue la frase célebre que consagró a la cantante luego de que su esposo entrara al lugar donde ella cantaba, tras dos días de parranda continua sin llegar a casa.

26. Pelo suelto - Gloria Trevi

Otro personaje cuya peculiar y difícil vida se convirtió en todo un referente de la cultura nacional. De estilo irreverente y de la mano de su manager Sergio Andrade, saltó a la fama con Doctor psiquiatra, canción en la que su forma de menear el pelo y arrastrarse por el suelo con las medias rotas se convirtió en todo un hito. Tras algunas apariciones en cine con películas como Zapatos viejos (1993) y Una papa sin catsup (1995), la Trevi es acusada de corromper y abusar sexualmente de otras menores de edad. El escándalo mediático y judicial marcaría su carrera, tras pasar tres años en prisión para luego ser liberada y regresar a los escenarios con cierto éxito. Pero es sin duda la canción Pelo suelto, la que marcó el estilo irreverente de la cantante, misma que se convirtió en un personaje popular que incluso inspiró algunas reflexiones por parte del escritor Carlos Monsivais.

27. Tatuajes - Joan Sebastian

Este clásico del "poeta de Juliantla" se convirtió en un tema infaltable en noches de bohemia y karaoke. Poseedor de un estilo único que combinaba la composición e interpretación musical con el jaripeo, Joan Sebastian, las canciones de estilo romántico como Un idiota, Secreto de amor o Rumores, se convirtieron en parte del repertorio musical de todo una generación. Pero entre todas sus canciones, sin duda Tatuajes es la pieza emblemática de este finado cantautor que en los últimos años de su vida se vio envuelto en diversos escándalos vinculados con el crimen organizado. Un fiel retrato de la situación del país.

28. Somos novios - Armando Manzanero

El bolero más famoso de este compositor yucateco cobro fama internacional, cuando se convirtió en un referente de la canción romántica a nivel nacional. Heredero del compositor Álvaro Carrillo y la trova yucateca, el maestro Armando Manzanero compuso una serie de boleros que van desde Nada personal, Esta tarde vi llover, Contigo aprendí o Nada personal, hasta las piezas como Te extraño y No sé tú, interpretadas por Luis Miguel a principios de los años 90. Pero nada más emblemático en la trayectoria del bajito y risueño compositor que esta canción, apta para los más enamorados más melosos.

29. Mi credo - K-Paz de la Sierra

Uno de los grandes referentes del pasito duranguense, la agrupación K-Paz de la Sierra tuvo un despegue meteórico desde su conformación en 2002 en la ciudad de Chicago. Con temas como Volveré y Procuro olvidarte, el grupo se posicionó rápidamente en el gusto del público y refrescó la escena de la canción regional mexicana. Sin embargo, en 2007 su cantante principal, fundador y creador, Sergio Gómez Sánchez, fue secuestrado, junto a dos hombres de negocios, cuando salían de una sala de baile en Morelia, Michoacán. El cadáver de Gómez, fue hallado sin vida tras ser estrangulado y con huellas de tortura por presuntos miembros de narcotraficantes. Un destino mortal que también vivió otro cantante del género banda, Valentín Elizalde. Pero antes de que esto sucediera, K-Paz de la Sierra se convirtió en un clásico contemporáneo con Mi credo, otra de las que no puede faltar en los bailes.

30. La maldita primavera - Yuri

Antes de cantarle al osito panda, Yuridia Valenzuela Canseco inició su carrera musical en los 70 con influencias de otras intérpretes de la balada pop de la época, tales como Rocío Dúrcal, Lupita D´Alessio o Daniela Romo. Pero ninguna canción de La Jarocha es más conocida que La maldita primavera, infaltable en los karaokes, pieza que otra cantante con un nombre similar, Yuridia, volvió a hacer popular para una generación más joven.

::.

También la puedes escuchar en Spotify.