MÉXICO

Su nombre era Mara. Fue el feminicidio 59 en Puebla

El chofer de Cabify sigue siendo el único sospechoso. Habría llevado a la joven a un motel donde presuntamente la asesinó.

15/09/2017 7:17 PM CDT | Actualizado 15/09/2017 7:24 PM CDT

PUEBLA — El cuerpo de Mara Fernanda Castilla fue descubierto este 15 de septiembre, una semana después de su desaparición. Estaba envuelto en una sábana blanca, grabada con las palabras 'Motel del Sur', en un paraje de la autopista México-Puebla.

El asesinato de Mara será investigado y tratado como feminicidio, el número 59 en lo que va del año, de acuerdo con el fiscal general del Estado, Víctor Carrancá Bourget.

Se desconoce si la joven fue llevada a dicho motel contra su voluntad, pero Carrancá aseguró que el socio de Cabify, Ricardo Alexis —quién condujo a la joven la madrugada del viernes tras salir de un bar—, es el único responsable de este asesinato.

Según la explicación que dio, fue gracias al GPS del celular de Mara lo que permitió conocer sobre los lugares en donde había estado ese 8 de septiembre.

Esto es lo que sabemos de la desaparición y asesinato de Mara Castilla

Mara desapareció durante la madrugada

Con el análisis forense del teléfono, se detectó que Mara abordó un vehículo Chevrolet Sonic, placas de circulación UAY 6418 del 8 de septiembre

Alrededor de las 5:30 horas, la joven llegó cerca de su casa, en una colonia en el sur de la ciudad de Puebla, declaración que sostuvo el chofer. Pero las cámaras de videovigilancia del fraccionamiento mostraron que la estudiante nunca descendió de la unidad.

Hacia las 6:47 horas de esa misma madrugada, Ricardo Alexis llegó al Motel del Sur, donde rentó un cuarto hasta las 8:15 horas.

En las investigaciones, el personal del motel reportó la falta de una sábana y una toalla; las autoridades realizaron pruebas de Blue Star en el cuarto y dieron positivo. Se hallaron rastros hemáticos de los que se obtuvieron muestras para confronta genética.

Según el fiscal, tras asesinar a Mara en el cuarto, Ricardo abandonó su cuerpo esa misma madrugada en un paraje de la autopista México-Puebla.

Los reporteros que cubrieron la conferencia de prensa de la fiscalía cuestionaron la mecánica del asesinato, pero Carrancá dijo siguen investigando, pues entre sus declaraciones, el aún sospechoso mantiene su versión de que sí llevó a la joven a su casa, tal como se le pidió.

Ricardo enfrentará el delito de feminicidio que en Puebla se castiga hasta con 60 años de prisión.