MÉXICO

Políticos del PRI, Monexgate y Odebrecht ligados a presuntas operaciones de lavado de dinero en un banco de Andorra

La Banca Privada d'Andorra fue utilizada por personajes vinculados a los casos Monex, OHL y Odebrecht para realizar operaciones sospechosas de lavado de dinero, según la justicia española.

15/09/2017 8:20 AM CDT | Actualizado 15/09/2017 12:28 PM CDT
Notimex

El exlegislador del PRI, Francisco Agustín Arroyo Vieyra ocultó 1.2 millones de dólares en una cuenta del mismo banco en que depositó dinero otro priista, Gabino Antonio Fraga Peña, investigado en España por operaciones irregulares y vinculado a los casos Monexgate y OHL.

Ambos personajes utilizaron el Banca Privada d'Andorra (BPA), "una entidad intervenida en 2015 por las autoridades andorranas y sus principales directivos fueron procesados por corrupción después de que Estados Unidos alertara de que carteles de la droga de México y Colombia y grandes compañías, como la constructora brasileña Odebrecht, utilizaban la institución financiera para blanquear capitales y pagar comisiones ilegales a políticos de Europa y América", de acuerdo con un reportaje publicado por el diario El País.

Según el texto del rotativo español, el exdiputado federal Francisco Arroyo ocultó durante varios años 1.2 millones de dólares en una cuenta de la Banca Privada d'Andorra (BPA), en una cuenta que abrió entre 2011 y 2012, tiempo en el que ocupaba la vicepresidencia del Senado.

El dinero encontrado a Arroyo en una cuenta que permaneció activa durante tres años provenía del despacho de abogados dirigido por Pedro Raymundo Salinas Arrambide, un experto en derecho fiscal que recibió un contrato de al menos 3.2 millones por asesorías en la Cámara de Diputados, justo cuando Arroyo era presidente de la Mesa Directiva de la Cámara Baja. Un contrato cuyo monto se mantiene oculto en el sitio de la Cámara de Diputados.

Cámara de Diputados

De acuerdo con un documento del Departamento de Cumplimiento del banco andorrano citado por El País, Salinas Arrambide "tiene pendiente un cobro correspondiente a su actividad de unos 3 millones de dólares", dinero que según él, "podría justificarlo y documentarlo sin ningún problema".

"Pretende cobrarlo mediante dos transferencias a dos cuentas que nos aperturaría, una a su nombre por un importe de 1 millón 800 mil dólares y otra a nombre de Francisco Agustín Arroyo Vieyra por 1 millón 200 mil dólares. Según el Sr. Salinas, el señor Arroyo es un asociado del bufete, si bien no consta en el Acta constitutiva. El problema es que el Sr. Salinas (se equivoca el redactor de nombre) es el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, si bien nos manifiesta que al margen de su actividad política tiene otras actividades empresariales, dos hoteles en Guanajuato y asociado al bufete mencionado", añade el documento.

Arroyo, durante sus últimos días en el Senado, fue uno de los legisladores priistas que bloqueó la investigación del Congreso en torno al caso Monexgate, a través del cual se inyectó dinero ilegal a la campaña de presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012.

Otro de los involucrados en el Monexgate, Gabino Antonio Fraga Peña, fue señalado por autoridades españolas en 2015 de figurar entre los clientes de Banco Madrid (filial de la Banca Privada d'Andorra) que realizaron operaciones sospechosas de lavado de dinero, tras recibir una trasferencia de México de 445 mil euros que, según las fuentes policiales consultadas por El Mundo, es investigado "porque ese dinero puede corresponder con financiación ilegal de partidos".

Gabino Fraga Peña, es hijo de Gabino Fraga Mouret, dueño del despacho de abogados Grupo de Abogacía Profesional (GAP). Dicho despacho fue el encargado de realizar la liberación del derecho de vía para la construcción del Circuito Exterior Mexiquense dentro del caso OHL. El despacho GAP también fue vinculado con el Monexgate al aparecer con el mismo domicilio y teléfonos que la empresa Operadora y Comercializadora Efra SA de CV, empresa a través de la cual se dispersaron 70 millones de pesos a través de tarjetas electrónicas Monex que no fueron reportadas en la campaña presidencial de Peña Nieto.

La Comercializadora Efra, es propiedad de Emilio Fraga Hilare, quien es medio hermano de Gabino Fraga Peña. Ambos personajes son hijos del priista Fraga Mouret, dueño de GAP y amigo personal del exconsejero del IFE, Sergio Ramírez, cuyo voto fue determinante para que el órgano electoral decidiera no sancionar al PRI por triangular dinero ilegal a la campaña de Enrique Peña Nieto.

Gabino Fraga Peña fue Coordinador Territorial de los Compromisos de Campaña del candidato Enrique Peña Nieto para la presidencia de la República en 2012. También ha sido socio del nuevo gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, quien ha sido acusado ante el INE de desviar dinero con fines electorales.

La empresa Monex que realizó las triangulaciones de dinero para la campaña de Peña, también fue utilizada para blanquear dinero del cártel de los Beltrán Leyva en bancos de España y otras operaciones de blanqueo del Cártel del Golfo.

Monex también ha sido vinculada con otro caso de lavado de dinero, en torno al supuesto fraude fiscal de la familia del expresidente de Cataluña, Jordi Pujol.

Asimismo, el Grupo Financiero Monex también ha sido una de las principales fuentes de financiamiento de OHL. A su vez, OHL es investigada por la justicia española por haber pagado un soborno de 1.4 millones de euros pagado en España con recursos de la filial de su compañía en México.

Pero los vínculos entre el PRI y el banco andorrano no se reducen a estos dos personajes.

Óscar Javier Lara Aréchiga, quien fuera diputado federal del PRI por Sinaloa de 2009 a 2012, es investigado por la justicia española al aparecer en una cuenta de la Banca Privada de Andorra con saldo de 6 millones de dólares.

Lara Aréchiga, investigado por lavado de dinero en España, ha sido socio de Grupo Viz, cuyo accionista mayoritario es Jesús Vizcarra Calderón, exdiputado federal que apareció en una fotografía junto a Ismael El Mayo Zambada, uno de los máximos líderes del Cártel de Sinaloa, en una imagen que fue publicada el 8 de diciembre de 2009 por el diario Reforma.

La constructora brasileña Odebrecht, también ha estado vinculada a la Banca Privada d'Andorra, tras abrir una cuenta bancaria a los padres de Demetrio Papadimitriu, exministro de presidencia y exjefe de campaña del presidente de Panamá, Ricardo Martinelli. Los padres del político suman al menos 10 millones de dólares en sus cuentas del banco andorrano, de acuerdo con El País.

De acuerdo con testimonios de funcionarios de Odebrecht, la constructora habría pagado sobornos por 10 millones de dólares a Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, durante la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, a cambio de millonarios contratos.

El HuffPost reveló que OHL fue contratada por una filial privada de Pemex para supervisar la obra más grande de Odebrecht en México, cuyo contrato por 935 millones de dólares se mantiene oculto por el gobierno mexicano.

Y ante los múltiples nexos entre el PRI con operaciones de lavado de dinero en Andorra, así como los vínculos entre dichas operaciones y los casos de OHL, Odebrecht y Monex, algunos políticos de oposición consideran que todos los casos tienen un elemento en común: la inyección de dinero a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

"Hay dinero de Odebrecht en la campaña de Peña Nieto, así como de OHL y Monex", afirmó Rocío Nahle, coordinadora de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados.

::.