INTERNACIONAL

Ambientalistas demandan a Trump por construcción del muro

Se avecina una pelea legal

15/09/2017 1:20 PM CDT | Actualizado 15/09/2017 2:04 PM CDT
Reuters

Grupos ambientalistas demandaron al presidente Donald Trump y exigen un bloqueo judicial a la intencion de construir un nuevo muro en la frontera con Mexico, anunciaron autoridades judiciales.

La demanda presentada en una corte federal de San Diego fue hecha por reconocidos grupos ambientalistas como Sierra Club, Defensores de la Vida Silvestre y el Fondo de Defensa Legal de Animales.

Las organizaciones aseguran que el presidente Trump rebasó su autoridad al renunciar a revisiones ambientales y otras leyes; tratan de prevenir la construcción de prototipos de una valla en San Diego y de detener los planes de barreras de reemplazo en San Diego y Calexico.

La denuncia refleja en gran medida una demanda presentada por otro grupo de defensa, el Centro para la Diversidad Biológica, pero las tres organizaciones dicen que tienen cientos de miles de miembros, como soporte a una pelea legal por una de las principales promesas de campaña de Trump.

De acuerdo con la legislación vigente, el gobierno puede renunciar a docenas de normas legales, incluyendo la Ley de Especies en Peligro de Extinción y la Ley de Política Ambiental Nacional, que requiere extensas revisiones de los impactos ambientales.

Jamie Rappaport Clark, presidente de Defenders of Wildlife, expresó que de proseguir con el proyecto del muro "cortarían y aislarían importantes paisajes del suroeste, empujando a la vida silvestre fronteriza como las ovejas de carnero silvestre peninsulares, los jaguares y los ocelotes al borde de la extinción".

El muro

El gobierno recientemente otorgó ocho contratos para construir prototipos de lo que Trump ha llamado una "pared grande y hermosa", cada una de hasta 30 pies (casi 10 metros) de altura. Planea comenzar la construcción este otoño.

El mes pasado, el gobierno emitió una exención de las revisiones ambientales en un tramo de unos 30 kilómetros de la frontera en San Diego, que abarca el sitio de construcción de los prototipos y las áreas destinadas a la valla de reemplazo en una de las zonas más fortificadas en la frontera de casi cuatro mil kilómetros.

El martes, emitió una exención que se extiende seis kilómetros al oeste de un cruce fronterizo del centro en Calexico, una ciudad desértica de unos 40 mil habitantes.