INTERNACIONAL

La Casa Blanca prefiere no hablar sobre el cambio climático y los huracanes

La casualidad es algo que está fuera de mi habilidad de analizar en este momento", dijo el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

13/09/2017 12:57 PM CDT | Actualizado 13/09/2017 1:02 PM CDT

La Casa Blanca se rehúsa a trazar un vínculo entre los huracanes Harvey e Irma y el cambio climático, a pesar del aumento en la presión por parte de activistas y otros funcionarios.

"La casualidad es algo que está fuera de mi habilidad de analizar en este momento", le dijo el consejero de Seguridad Nacional Tom Bossert a los reporteros en conferencia de prensa el lunes. "Hay una naturaleza cíclica en muchos de estos huracanes. Continuamos tomándonos en serio el cambio climático, no las causas, sino las cosas que observamos".

La Casa Blanca tendrá que llevar a cabo un "análisis de tendencias" en algún momento, agregó.

Los comentarios de Bossert se dieron luego de los del administrador de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), Scott Pruitt, quien dijo el viernes que era insensible mencionar el cambio climático en medio de la tormenta.

"Obtener cualquier tipo de enfoque en la causa y el efecto de la tormenta; en vez de ayudar a las personas o de, mejor aún, enfrentar el efecto de la tormenta, está fuera de lugar", le dijo a CNN.

Carlo Allegri / Reuters
Niveles récord de inundación afectaron varias partes de Florida con el huracán Irma.

Carlo Allegri / Reuters
Record levels of flooding ravaged parts of Florida including Key Biscayne, pictured above.

El gobernador de Washington, Jay Inslee, criticó la respuesta de Pruitt, diciendo que "ahora es precisamente el momento para hacer un compromiso nacional, cuando los vientos están soplando y los incendios está ardiendo".

"Las inundaciones y los incendios no son solamente un momento para lamentar, deben ser un momento de acción", dijo. "Debemos aprovechar el momento para ayudar a las víctimas de estas tormentas y debemos también aprovechar el momento para tomar acción contra el cambio climático".

El alcalde de Miami, Tomás Regalado, republicano, exhortó a la administración a utilizar el huracán como un punto de partida para dar un impulso más grande hacia el cambio climático.

"Si esto no es el cambio climático, entonces no sé lo que es", dijo la semana pasada. "Este es el momento para hablar sobre el cambio climático. Este es el momento en que el presidente, la EPA y quien sea que toma las decisiones necesitan hablar sobre el cambio climático".

Mientras tanto, como el HuffPost France notó la semana pasada, los científicos no han llegado a un consenso sobre si el aumento de las temperaturas provocan más tormentas. La comunidad científica ha alertado durante muchos años que el cambio climático provocará eventos de climas extremos y, generalmente, han admitido que el impacto de las tormentas serán peor.

Como el meteorólogo francés, Robert Vautard le dijo al HuffPost France, "la atmósfera continuará calentándose y, por lo tanto, contendrá más agua, lo que se traduce en más lluvia... es importante mencionar que los huracanes que afectan a las islas con poca elevación causarán un daño mucho mayor, aún si tienen las mismas características que hoy en día".

La respuesta de la Casa Blanca no sorprende. Tanto el presidente Donald Trump, quien se refirió al cambio climático como una "farsa" y Pruitt tienen una historia con la negación del cambio climático. Desde que tomó posesión, Trump abandonó el histórico Acuerdo de París y desmanteló un panel presidencial sobre el cambio climático.

Hay un claro contraste entre la actitud de la administración Trump sobre el cambio climático y la de su predecesor.

"El cambio climático no causó el huracán Sandy, pero sí puede haberlo hecho más fuerte", dijo el presidente Barack Obama en 2015. El año anterior, alertó que tormentas como la de Sandy probablemente se volverían más comunes y fuertes con el tiempo a medida que el cambio climático se intensifica.

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.