MÉXICO

Fue un error expulsar de México al embajador de Corea del Norte: AMLO

Aboga porque el país mantenga su política de no intervención

13/09/2017 9:20 AM CDT | Actualizado 13/09/2017 9:20 AM CDT
Notimex
López Obrador en Washington, a principios de septiembre.

Andrés Manuel López Obrador criticó, desde Nueva York, la decisión del gobierno mexicano de expulsar la semana pasada al embajador de Corea del Norte en nuestro país, Kim Hyong Gil, por los ejercicios nucleares desplegados recientemente por la nación asiática.

Aseguró que hay una actitud probélica "y nosotros no debemos meternos en eso, nuestra política exterior ha sido sabía".

Para el dirigente de Morena, la medida de la cancillería mexicana sólo busca "congraciarse" con la administración de Trump, pero deja de lado lo delicado de la situación internacional, que podría tener consecuencias para nuestro país y que mantiene "muy entretenido a Trump y a sus legisladores".

"Es parte de lo mismo, los políticos mexicanos, diplomáticos, ¿quién sabe? Tratan de ser afines con el gobierno estadunidense, entonces toman esas medidas para agradar al gobierno estadunidense; yo no estoy de acuerdo en eso, México debe mantenerse al margen de cualquier enfrentamiento, no meternos en lo que no debemos, hay esta confrontación y es muy delicada la situación internacional", detalló previo a su regreso a la Ciudad de México.

En ese sentido, subrayó que el rubro de guerra es el único que ha crecido 15% en el presupuesto de los Estados Unidos. "Se están escuchando los tambores, hay una actitud probélica y nosotros no debemos meternos en eso, nuestra política exterior ha sido sabía".

Sobre el TLCAN

Respecto a la renegociación del Tratado de Libre Comercio con México y Canadá TLCAN, López Obrador habló de cómo el tema "no está en la agenda principal de los intereses del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, encabezado por el presidente Donald Trump".

Al insistir en que México debe mantener su política "sabia" de la no intervención, López Obrador hizo notar el contexto en el que se desarrollan las mesas para renegociar el acuerdo comercial, las cuales - dijo- vendría mejor establecer el año entrante, cuando se sepa quién será el futuro presidente o presidenta de México.

En ese lugar, dijo, se ubica "la intensión bélica y el engrosar el presupuesto de guerra del vecino del norte".

Y consideró que "no hay mal que por bien no venga", ya que si se demora más la negociación con los Estados Unidos en materia comercial, se va a lograr un mejor acuerdo después de las elecciones del 18 de junio porque ahora "no hay una correlación de fuerzas favorable a México, dado que Trump está muy alzado, con todo respeto y la representación mexicana es opaca y no es fuerte".

De acuerdo con López Obrador la opinión de retrasar la renegociación del TLC no sólo es de él, sino que también la comparten empresarios y financieros canadienses y estadounidenses con quienes ha tenido intercambios y encuentros en las últimas semanas en el marco de su gira por Norteamérica.