INTERNACIONAL

Corea del Norte amenaza con acelerar su programa nuclear tras sanciones de la ONU

El Consejo de Seguridad de la ONU buscaba presionar a Pyongyang para que renuncie a sus programas balístico y militar.

13/09/2017 5:54 AM CDT | Actualizado 13/09/2017 1:18 PM CDT
KCNA KCNA / Reuters

De poco sirvieron las sanciones impuestas por la ONU a Corea del Norte para que detenga su programa nuclear y balístico.

Corea del Norte prometió este miércoles acelerar sus programas militares prohibidos y calificó de "maléficas" las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU tras su sexto ensayo nuclear.

"La adopción de otra 'resolución sobre sanciones' ilegal y maléfica impulsada por Estados Unidos permite a la RPDC (República Popular Democrática de Corea) comprobar que el camino que ha elegido adoptar es absolutamente correcto", indicó el ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores en un comunicado publicado por la agencia oficial oficial KCNA.

"La RPDC redoblará sus esfuerzos para aumentar su fuerza con el fin de proteger la soberanía del país y su derecho a la existencia", agregó el ministerio.

El Consejo de Seguridad aprobó por unanimidad el lunes la octava serie de sanciones tras la detonación de una bomba de hidrógeno. Según expertos del sitio estadounidense 38 North, vinculado a la Universidad John Hopkins, la energía liberada esa bomba fue de "cerca de 250 kilotoneladas", 16 veces la potencia de la bomba que arrasó la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945.

Las sanciones prevén un embargo sobre las exportaciones de gas hacia Corea del Norte, una limitación de las exportaciones de petróleo y de productos refinados y la prohibición de las exportaciones norcoreanas de textil.

Hace poco más de un mes, el Consejo de Seguridad había aprobado sanciones para privar al régimen norcoreano de un tercio de sus ingresos, esto es, 1,000 millones de dólares anuales. Las sanciones buscan impedir que el país siga desarrollando sus programas nuclear y balístico.

Para el régimen de Pyongyang, son "una provocación odiosa que busca privar a Corea del Norte de sus derechos legítimos a la autodefensa y asfixiar su Estado y a su población mediante un bloqueo económico total".

Con información de AFP.