INTERNACIONAL

Investigan red de corrupción en cuerpo de Bomberos de Río de Janeiro

Las denuncias salpican a 10 coroneles

12/09/2017 8:29 AM CDT | Actualizado 12/09/2017 8:29 AM CDT
Getty Images

La Policía de Brasil inició una operación para desbaratar una red de corrupción que operaba en el Cuerpo de Bomberos de Río de Janeiro, la cual cobraba a comerciantes por expedir licencias para sus negocios, informaron fuentes oficiales.

La operación fue ordenada por un tribunal sobre la base de unas denuncias del Ministerio Público, que despertaron sospechas sobre una trama corrupta centrada en el Cuerpo de Bomberos de Nova Iguaçu, un populoso y empobrecido municipio de Río de Janeiro.

Según informó la Policía Civil, responsable por el caso, han sido dictadas 38 órdenes de captura y han sido autorizados 67 allanamientos a residencias de bomberos y otras personas que participarían en esa red.

Las denuncias del Ministerio Público salpican a 35 miembros del Cuerpo de Bomberos, entre los que figuran 10 coroneles, de los cuales 2 están en servicio activo y otros 8 en la reserva.

Según las autoridades judiciales, se cree que los sospechosos expedían los permisos de funcionamiento de comercios sin hacer las necesarias revisiones de las instalaciones eléctricas, hidráulicas o de las condiciones de seguridad de los locales.

A cambio, según las dimensiones del comercio, llegaban a recibir comisiones ilegales calculadas entre 750 reales (241 dólares) y 30,000 reales (9,700 dólares).

La operación fue anunciada en momentos en que Río de Janeiro enfrenta una aguda crisis financiera y en medio de graves escándalos de corrupción que han llevado a la cárcel al exgobernador de ese estado Sergio Cabral y a influyentes empresarios de la ciudad, que el año pasado fue sede de los Juegos Olímpicos.

Hay más

Los Juegos Olímpicos también son objeto de varias investigaciones, ante la sospecha de que Brasil sobornó a miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) para obtener la sede de los juegos.

Asimismo, están en la mira de la Justicia muchas de las obras realizadas para acoger la cita deportiva, bajo la presunción de que hubo irregularidades y sobreprecios en los contratos, que habrían acabado beneficiando a políticos y empresarios.