INTERNACIONAL

Antes de que se estrelle, la sonda Cassini nos regala estas bellísimas imágenes de los anillos de Saturno

Trabajando hasta el último aliento.

12/09/2017 3:13 PM CDT | Actualizado 12/09/2017 3:25 PM CDT

En sus últimos tres días de existencia, la sonda espacial Cassini está probando que la NASA la va a extrañar, especialmente por las impresionantes fotografías que requieren cada vez más cercanía a Saturno que nunca.

El lunes, la sonda voló a 120 mil km de la luna gigante de Titán (normalmente se encuentra a una altitud de más de 790 mil 52 millas o un millón de kilómetros), un encuentro que inclinó la trayectoria de la nave, apenas lo suficiente como para iniciarla en el fatídico trayecto de colisión.

Ahora nada puede detener la caída a muerte, ya que Cassini será derretida por la atmósfera de Saturno y desaparecerá para siempre.

NASA

Después de observar a Saturno los últimos trece años, en nombre de la agencia espacial, Cassini ha completado su última órbita completa permitiendo a los expertos aprender más que nunca sobre el planeta.

Las últimas imágenes en bruto, tomadas el fin de semana y enviadas a la Tierra, muestran la cámara apuntando hacia Saturno.

Según la NASA, las imágenes muestran claramente la estructura ondulatoria de los anillos de Saturno en el anillo B, conocidos como ondas de densidad espiral Janus 2: 1.

Como resultado del mismo proceso que crea galaxias espirales, las ondas de densidad en espiral son mucho más enrolladas, cada segunda cresta de onda en la imagen en realidad es el mismo brazo espiral que ha rodeado el planeta entero varias veces.

NASA
NASA

Las fotografías dan la ilusión de que el plano del anillo está inclinado lejos de la cámara hacia la parte superior izquierda, pero este no es el caso. Debido a la mecánica de cómo este tipo de onda se propaga, la longitud de onda disminuye con la distancia de la resonancia.

Por lo tanto, la parte superior izquierda de la imagen está tan cerca de la cámara como la inferior derecha, mientras que la longitud de onda de la onda de densidad es simplemente más corta.

Debido al espacio limitado en la grabadora de Cassini y el tiempo que se tarda en transmitir esos datos, las cámaras a bordo de la nave espacial fueron construidas para tener la capacidad de comprimir los datos, es decir, para ocupar menos espacio.

Estos últimos vuelos de reconocimiento no solo permitieron al equipo tomar estas fotografías, sino también enviar detectores para tomar muestras directamente de los gases que se encuentran en la atmósfera superior del planeta.

Uno de los grandes misterios que el equipo esperaba resolver es la simple pregunta de cuánto tiempo dura un día en Saturno.

Michele Dougherty, investigador del magnetómetro de Cassini en el Imperial College de Londres, dijo: "Hasta ahora no hemos podido resolver la duración del día en Saturno, pero seguimos trabajando en ello".

Este texto se publicó originalmente en HuffPost UK.