ENTRETENIMIENTO

El estupendo motivo por el que James Franco ya no ve porno

Es bueno saber que el actor es feminista.

11/09/2017 6:00 AM CDT
James Franco en una conferencia de prensa sobre 'The Deuce' en California, el 26 de julio de 2017.

James Franco siempre da declaraciones jugosas y tiende a ser preguntado por temas polémicos. Pero, esta vez, la historia venía a cuento.

El actor acaba de estrenar The Deuce en la plataforma de televisión por Internet HBO, una nueva serie ambientada en la Nueva York de los años 70 y en la que se habla acerca de la industria del porno que tenía como epicentro la popular Times Square. De ahí que, en una entrevista concedida a US Weekly, haya hablado sobre la pornografía y, precisamente, de los motivos que le han hecho dejar de consumir este tipo de cine.

"No sé si me crees o no. En mi día lo veía. Lo veía, obviamente, como investigación para esta serie. Pero no veo porno", ha contado el actor, de 39 años, en la publicación. "No tengo ninguna posición moral contra ello, pero creo que es uno de los puntos claves del capitalismo sin regular que muestra la serie.[...] Siempre hay cierta gente, unos cuantos elegidos, que triunfan, mientras que el resto son sacrificados por la causa", afirma.

Franco ha explicado qué fue lo que le abrió los ojos a la hora de ver desde una perspectiva diferente la pornografía. "Mi amiga [la actriz y productora] Rashida Jones hizo un documental hace un par de años llamado Hot Girls Wanted y creo que lo más importante que saco de él es que esas chicas jóvenes [de la industria del porno] no están protegidas. Está completamente sin regular", explica Franco. "No hay leyes que las protejan, como se ve en nuestra serie", afirmaba en referencia a The Deuce.

La serie documental Hot Girls Wanted, que se puede ver en Netflix, trata acerca de cómo es y cómo influye la pornografía en nuestras vidas. "No recibimos una educación sexual y la gente se está educando con el porno. Los niños están expuestos al porno y a una imagen ficticia de lo que es el sexo. Resulta que el porno es fantasía, pero a esa edad no saben discernir", contaba Rashida Jones a Grazia hace unos meses. "Los contenidos con una alta carga sexual están muy bien, no pasa nada con ellos, el problema es que siempre, siempre emulen lo mismo: la sexualización de la mujer".

El 40% de los adolescentes ha visto porno con apenas 14 años, y para el 80% es fácil encontrarlo cuando lo buscan. También merece la pena recordar que a diario se visitan más webs pornográficas que las de Netflix, Amazon y Twitter juntas.

Este artículo se publicó originalmente en El HuffPost