UN MUNDO MEJOR

Cuando la temporada de huracanes sacó a la luz la doble moral mexicana

¿Quién está construyendo "un México libre de discriminación en que hombres y mujeres detonen su potencial sin limitaciones"? ¿Tú?

08/09/2017 2:21 PM CDT | Actualizado 08/09/2017 2:47 PM CDT

Todos nos enteramos de que el titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se puso dicharachero y comparó al huracán Katia con una mujer que "viene firme, dura y con mucha agua". La ocurrencia "se le salió" mientras participaba en el evento "Ciudades seguras para las mujeres, acciones contra la violencia de género" en Puebla.

Durante su participación el funcionario habló sobre el huracán y dio una serie de recomendaciones para evitar desastres. También ofreció datos de violencia contra la mujer.

En cuanto la declaración "firme, dura y con mucha agua" se difundió por redes sociales, Osorio Chong recibió todo tipo de reclamos. Todos relacionados con la reproducción de estereotipos, la sexista selección de las palabras que ocuparon su discurso. Y, sobre todo, la forma en que estaba discriminando a las mujeres.

"Viene Katia, que es un huracán y como toda mujer viene firme y dura y con mucha agua para acá. Hay que tomar acciones para que no pase como en otros países", dijo el Secretario, quien fue el encargado de redactar la presentación del Manual de comunicación no sexista publicado por el Inmujeres el año pasado, en el que se puede leer:

(El manual) es un instrumento que invita a tomar conciencia sobre cómo el lenguaje puede tener un papel para excluir o soslayar, pero también para incluir y hacer visible la participación de las mujeres en las distintas esferas de la vida pública y privada.Miguel Ángel Osorio Chong

A partir del comentario del Secretario, se publicaron memes como el siguiente...

Pero, antes de que el secretario de Gobernación usara términos peyorativos para referirse a las mujeres, se había difundido un meme en el que también se reproducían los estereotipos que generalizan cómo se supone que es una relación de pareja mexicana: "Ahí va José (el 'macho' de la relación) atrás de Irma (la novia celosa) tratando de explicarle que Katia ('la otra' mujer/competencia) es sólo una amiga pero Irma no le cree y la va a matar (novia vengativa). Qué difícil es el amor".

El tuit tuvo más de 16 mil 400 retweets y más de 20 mil "me gusta".

A ese tuit le tomaron una foto y empezó a circular sin darle crédito al autor.

Después de que pasara la tormenta de críticas para Osorio Chong, el mismo jueves 7 de septiembre el secretario usó su cuenta de Twitter para ofrecer una disculpa por su comentario.

Y agregó: "Siempre he sostenido que la mujer mexicana es fuerte, firme y decidida".

En lo que va de 2017, Puebla ha reportado 78 feminicidios, cuya documentación puede ser consultada en este mapa. Cabe recordar que "los feminicidios son asesinatos motivados por la misoginia y expresan situaciones extremas de violencia contra las mujeres y niñas con diversas formas", señala el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

Una hora después del sismo de 8.2 que afectó principalmente a Oaxaca y Chiapas, las palabras del titular de Gobernación "inspiraron" a un par de usuarios a tuitear "al estilo Osorio Chong".

El Manual de comunicación no sexista de Inmujeres invita a practicar un lenguaje incluyente y no sexista:

1.- Recordar siempre que la población está compuesta por mujeres y varones.

2.- Que las mujeres deben ser visibles en el lenguaje deben ser nombradas.

3.- Buscar favorecer la representación de las mujeres y los varones en el lenguaje en relaciones de igualdad y colaboración.

4.- Evitar el uso del masculino genérico

5.- Tener presente que la lengua cuenta con los recursos suficientes para evitar el androcentrismo.

6.- Nombrar de acuerdo con el sexo de cada persona

7.- Considerar que mujeres y varones merecen el mismo trato, en tanto que personas

8.- Evitar estereotipar a las mujeres como objetos sexuales, o como víctimas.

9.- No emplear términos peyorativos para referirnos a ellas, pues con estos también se discrimina.

10.- No presentarlas subordinadas a un varón. Dar tratamientos simétricos a varones y mujeres.

11.- Evitar relacionarlas con la pasividad, obediencia, dependencia y docilidad mediante el uso de estereotipos y figuras retóricas. Por tanto referir a mujeres y hombres con recursos no estereotipados.

12.- Evitar el uso de refranes, canciones, chistes y conceptos sexistas.

13.- Cuestionar siempre el sexismo y el androcentrismo en los discursos orales o escritos.