INTERNACIONAL

"Regresar a México sería como volver a la nada": 'dreamers' reciben así el final de DACA

Mexicanos en Utah, California, Nueva York dicen sentirse defraudados por la decisión de Trump, pero el miedo a la deportación los obliga a actuar.

05/09/2017 8:48 PM CDT | Actualizado 07/09/2017 11:25 AM CDT

Yadira Alemán estaba con sus padres pendiente del televisor —en su casa ubicada en Las Vegas, Nevada—, cuando inició la conferencia de prensa del procurador general de Estados Unidos, Jeff Sessions. Juntos escucharon el anuncio del fin del programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) que le permite a ella ser parte del grupo de dreamers, como estudiante de la carrera de Administración de Empresas a sus 22 años.

Pero no era la única pendiente de la noticia pues a distancia, sus compañeros también esperaban. Isaac Montiel (un dreamer poblano, de 27 años, estudiante de la carrera de Sistemas) se enteró por redes sociales al tiempo que protestaba contra la medida afuera de la Casa Blanca en Washington. Mientras que en California, Natalia Hermosillo (una dreamer jalisciense de 25 años, estudiante de Artes Liberales) escuchó la misma noticia.

"Tengo emociones encontradas" describió Yadira a HuffPost México vía telefónica, "pero es más rabia porque a pesar de lo que hemos hecho, ellos no nos entienden. Pienso en DACA, en los beneficios que me dio para poder seguir con mis estudios, tener un trabajo en una empresa que hace préstamos para casas; y gracias al cual pude comprar una a mis padres que salieron de Ciudad de México ¿Y ahora qué? Estamos en este limbo de qué pasará con nosotros".

"Estoy enojado, frustrado", reconoce Isaac quien también copreside del grupo CUNY DREAMers. "Pero también tengo ganas de seguir peleando para obtener una solución permanente del Congreso. Por eso me integré al grupo de 28 dreamers que estarán en huelga de hambre, desde este momento, hasta los próximos cuatro días". Él confía en que los legisladores estadounidenses que les apoya impulsen o retomen legislaciones en su beneficio, como el DREAM Act.

Isaac Montiel/Cortesía
Un grupo de CUNY DREAMERers viajó de Nueva York a Washington horas antes del anuncio del procurador general de EU sobre el fin de DACA. Aunque piden al gobierno mexicano apoyo, consideran que regresar a México sería su última opción.

'Acabar con el DACA es cruel': Barack Obama

A Natalia le tomó por sorpresa el anuncio e incluso le causó nervios y miedo. Si bien ella y su hermana estarían en riesgo de ser deportadas a México con su familia (si el Congreso no legisla en su favor), la realidad es que ambas tienen una ventaja importante. "En tres años puedo convertirme en ciudadana estadounidense porque me acabo de casar. Mi esposo es mexicano y obtuvo ya la ciudadanía, así que pronto empezaré la residencia. En el caso de mi hermana, mi padrastro la va ayudar para el mismo fin".

Aunque su situación es favorable, el sentimiento es común. "Me da furia por los que no tienen esta posibilidad de seguridad migratoria en Estados Unidos, y aunque donde vivo —en el Valle Central de California— no hay mucho movimiento a favor de los inmigrantes, estaré apoyándolos en lo que pueda", asegura.

Caso diferente es el de José Eduardo Morales, un dreamer chilango residente en Utah. "Ya sabía lo que iba a pasar, pero me cuesta trabajo entenderlo, me siento un poco desorientado, indefenso, con incertidumbre. Mi permiso aún tiene vigencia por un año y en este momento estoy realizando un posgrado en Educación". Él, como Natalia, no está en condiciones de viajar a Washington para participar en manifestaciones; pero asegura que sí usaría los medios a su alcance para apoyarlos.

José Eduardo Morales/Cortesía
A José Eduardo Morales le faltan dos años para concluir su posgrado en Educación. Él, como miles de mexicanos 'dreamers', descubrieron este martes que su 'sueño americano', el único que conocen desde pequeños, tiene los días contados.

"La US Mexico Foundation nos aconsejó estar al tanto de las noticias. Estamos conectados por WhatsApp para ayudarnos y proteger nuestros derechos. Esto nos causa un estrés emocional y físico, pero me faltan dos años para terminar mi carrera y si logro hacerlo, usaré mi posgrado aquí para ayudar a mi comunidad de diferentes maneras".

Rebeca Vargas, quien preside esta fundación, habló del tema con HuffPost México; eso sí, con la cabeza muy fría. "Ahora nuestro apoyo debe enfocarse en un diálogo constructivo y educador con los congresistas", subrayó. "El único beneficio de este anuncio es que si logramos algo del Congreso debe ser permanente y no temporal como lo era DACA. Y eso podría beneficiar a los chicos que hoy tienen que pagar 500 dólares cada dos años para su renovación".

Prudente, consideró que sería prematuro hablar del buen o mal uso que el gobierno estadounidense podría dar a la base de datos de los dreamers que incluye su domicilio, lugar de empleo y estudio. "Nuestro programa Dreamers without Borders les permitía viajar a México para reencontrarse con las familias que dejaron hace muchos años, antes de emigrar a Estados Unidos. Quizás ahora debamos interrumpir este programa y evaluar la conveniencia de que ellos puedan salir del país para después regresar", adelantó.

Para Eunice Rendón, directora de Agenda Migrante y organizadora del evento que reunirá este jueves en el Museo Tamayo a funcionarios y legisladores mexicanos con más de 50 dreamers en ambos lados de la frontera, el caso es más grave.

"El discurso de Jeff Sessions estuvo plagado de frases comunes de Trump y argumentos infundados. Nuestros números indican que los dreamers aportan 460 mil mdd al PIB de ese país, pero además el 98% de ellos son bilingües, el 91% tiene empleo formal y el 70% cuenta con educación superior. ¡Son el ciudadano ideal para cualquier país! Trump podrá tener mayoría en el Congreso, pero no olvidemos que hay varios republicanos que han votado en contra de sus decisiones".

¡No tan rápido, Trump! Estos congresistas apoyan a los 'dreamers'

Rendón, quien también fue directora del Instituto de los Mexicanos en el Exterior, consideró que en los últimos seis meses en los que el presidente Trump ha tenido en la mira a los dreamers, el gobierno mexicano no se ha preparado como debiera para su probable regreso a México. "No está completamente listo para recibir miles de estos jóvenes. Hay iniciativas y voluntad política, pero no veo una política integral de regreso. Por eso tenemos que tener claro que a los legisladores estadounidenses —que a final de cuentas serán quienes resuelvan la situación actual de estos jóvenes—, también se les puede presionar desde los medios de comunicación y grupos sociales".

Quizás por eso Isaac Montiel no esperó el anuncio de Sessions en su lugar de residencia, Nueva York. Sino en Washington, a donde viajó para poner voz a su protesta como afectado directo. "¡No nos vamos a dar por vencidos! Ojalá el gobierno de México diera un anuncio para apoyarnos. Pensar en volver allá sería una de mis últimas alternativas", acepta.

Pero no es el único que lo piensa. "Para mi familia sería muy difícil regresar a nuestro país" reconoce Yadira, "pero más para mí que crecí en este país. Regresar a México, sería como volver a la nada".

También te puede interesar:

- Te explicamos qué es el DACA y por qué su suspensión podría afectar a miles de mexicanos

- Doctores dreamers temen que los deporten por órdenes de Trump

- Empresarios y líderes tecnológicos arremeten contra Trump por 'matar' DACA

Nota del editor: En una primera versión se mencionó que México "No está completamente listo para recibir 800 mil jóvenes". No todos los dreamers en Estados Unidos son mexicanos.