ESTILO DE VIDA

Por qué debes comenzar a lavar los huevos antes de usarlos

Es un asunto de higiene. 🥚 🐔 🥚 🐔 🥚

30/08/2017 6:04 AM CDT | Actualizado 30/08/2017 10:50 AM CDT

Cuando se trata de consejos acerca de qué es y qué no es saludable, pueden resultar cientos de recomendaciones... muchas de ellas contradictorias entre sí.

Por ejemplo, ¿alguna vez te has preguntado si es necesario lavar los huevos antes de usarlos? 🤔 Una lectora nos pidió difundir esa información, así que consultamos a expertos y esto fue lo que nos dijeron.

Getty Images/iStockphoto

"Se recomienda enjuagarlos antes de su uso para prevenir una posible transmisión de salmonellosis, pero no es conveniente hacerlo mucho tiempo antes de consumirlos ya que quitas una película protectora que traen naturalmente, y eso puede propiciar una proliferación bacteriana", dijo a HuffPost México la médico especializada en nutrición, Karina Gil Fernández.

Sin embargo, agregó que la mayoría de las personas no los lavan y tampoco se han enfermado. Entonces, enjuagarlos es sólo una recomendación para evitar cualquier riesgo.

El médico Ángel Montiel también recomendó lavarlos "por el contacto con las heces, ya que la cloaca de las gallinas se usa para las dos cosas: heces fecales y huevos. Está conectado el sistema reproductivo y digestivo.

Además, ¿a quién no le ha ocurrido que los huevos –aunque empaquetados– tienen excremento y plumas?

Recuerda que los especialistas recomiendan el consumo de huevo en una dieta saludable, por su alto contenido de proteínas de calidad.

La dietista Susie Burrell dijo a HuffPost Australia previamente que desde hace tiempo ella considera, además, que "el huevo tiene cualidades muy importantes que ayudan en el control de peso".

"El hecho de que son ricos en proteína te hace sentir saciedad durante un mayor tiempo, y tiendes a comer menos los días que consumes huevo. El efecto es continuo", explica.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

No, los huevos no son malos para tu salud

Cuánta proteína tienen los huevos, el pollo, el atún, la carne, la leche y las nueces

6 razones por las que siempre tienes hambre