ESTILO DE VIDA

9 razones por las que correr un maratón debe estar en tu lista de planes por cumplir

Aprenderás a seguir aún cuando tienes ganas de parar. 💪

23/08/2017 2:35 PM CDT | Actualizado 23/08/2017 2:43 PM CDT
vgajic via Getty Images

Corrí mi primer maratón lo que parece un millón de años atrás, a la tierna edad de 16. Mientras que la mayoría de los estudiantes de secundaria estaban durmiendo a las 7:30 un sábado por la mañana, yo estaba en las calles corriendo unos 10 o 15 kilómetros. Todavía recuerdo la sensación de cruzar la línea de meta: estaba sudada y moribunda y agotada, pero no sin aliento, porque mis piernas habían dejado de aceptar llevarme a una velocidad lo suficientemente rápida como para dejarme sin aliento. Había lágrimas y abrazos y me sentí como si estuviera en la cima del mundo.

Pero ese sentimiento de gloria y logro no es ni siquiera una de las principales razones por las que creo que "maratón" debe estar en la lista por hacer de todos.

1. Tus piernas estarán torneadas.

¿Podemos hablar de esto sólo un minuto? Si hay alguna manera de conseguir piernas tonificadas es utilizar repetidamente esa parte del cuerpo sin parar durante más de cuatro horas a la vez. Me sorprendió gratamente descubrir que mis pantalones comenzaban a apretarme en esa área del cuerpo durante mi periodo de entrenamiento. Pero todo el cuerpo comenzará a sentirse mejor con el aumento de la actividad física. Y también te verás increíble.

2. Aprendes a seguir adelante cuando sólo quieres parar.

Habrá momentos durante el entrenamiento de maratón en el que sólo piensas en parar, recostarte en el pasto, mirar al cielo y decir "¿en qué diablos me metí". Pero la cosa es que no puedes. Tu equipo de apoyo -porque nadie entrena para un maratón solo- no te lo permitirá. Tienes que seguir adelante.

3. Los derechos de presumir (obvio)

Completar un maratón no es una hazaña pequeña. Se ha demostrado que sólo un porcentaje muy pequeño de la población del mundo correrá un maratón en su vida. Por lo tanto, ser capaz de decir "corrí un maratón" en la próxima cena familiar con los suegros. Oh, sí.

4. Autoconfianza enorme.

Esto fue muy grande para mí. Crucé la línea de meta como una persona diferente. Crucé la línea de meta como una atleta, cree una parte de mí de la nada. Hay algo de confianza en poder decir que has corrido un maratón, que eres capaz de algo tan extremo y asombroso.

5. Te das cuenta de que no todo en la vida es una competencia.

Si bien el maratón es definitivamente un asunto de crear comunidad, a veces también es un deporte muy independiente. A menos que seas un corredor de élite, la única persona a la que estarás calificando es a ti misma. Batir tu propio tiempo en los 10K, combatir tu propia fatiga, batir tus metas. Porque la verdad es que no es una carrera. El hombre que terminó 100 corredores antes que tú entrenó tan duro como tú para lograr el mismo objetivo. No verás a los otros corredores como tu competencia, sino como tus aliados.

6. Aprendes a amarte a ti mismo.

Paul Bradbury via Getty Images

Afortunadamente, la inseguridad corporal no es algo con lo que todo mundo tiene que lidiar, pero obviamente existe. Déjame dejar una cosa clara: cuando estás corriendo, no importa cómo te ves. No tengas miedo de llevar camisetas ajustadas porque tienes un poco de un pancita. No evites correr con gorra. Aprende a apreciar lo que tienes: piernas fuertes que pueden correr 42 kilómetros,

7. En comparación, todo lo demás parece más fácil.

Si puedes despertar a las 6:45 un sábado por la mañana correr, puede manejar tus propios dramas. Una vez que haces algo tan riguroso y exigente como entrenar para un maratón, todo lo demás, los obstáculos cotidianos que enfrentas, los pequeños problemas que surgen, ya no parecen tan malos.

8. El poder de la resistencia mental.

Puede parecer contraintuitivo, pero una gran parte de completar un maratón se deriva de tu capacidad para mantenerte mentalmente fuerte. Nunca subestimes el poder de la dureza mental en tu vida cotidiana, porque te llevará más lejos de lo que sabes.

9. Hacer comunidad.

No hay ninguna prueba que tienes que pasar para poder correr un maratón (bueno, a excepción de tal vez de un examen médico). Esto significa que el maratón es algo que está abierto y está disponible para la mayoría de la gente. A lo largo de mi tiempo como maratonista, he conocido a gente de todos los ámbitos de la vida: mis tres mentores eran un agente de bienes raíces, un entrenador personal, y un consultor de marketing.

En las carreras he conocido profesores, freelancers, músicos y empresarios..He entablado conversaciones con jóvenes de 14 y 45 años de edad. Si hay alguna razón para poner "maratón" en tu lista de cubo es para conocer una comunidad que te apoyará.

Ahí lo tienen, mis futuros corredores: el camino por delante puede ser largo, pero también es brillante.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Tu guía nutricional para correr el medio maratón de CDMX

Lo que necesitas para correr una maratón en menos de dos horas

¿Están tus músculos genéticamente preparados para correr un maratón?