ESTILO DE VIDA

6 razones por las que siempre tienes hambre

Aprende a detectar si lo que sientes es hambre realmente.

22/08/2017 9:50 AM CDT | Actualizado 22/08/2017 11:28 AM CDT

Acabas de comer una cena abundante, nutritiva y luego te sentaste a ver la televisión, pero aún tienes antojo de algo dulce o salado. En realidad deberías sentirte satisfecho, pero el antojo gana y una gran barra de chocolate que tenías guardada desaparece de tu alacena.

Hay muchas razones por las que podemos sentir hambre incluso cuando después de haber comido: desde niveles altos de estrés hasta la falta de sueño. Pero es importante identificar estas causantes para mantenernos felices y saludables.

Para entender las razones por las que constantemente nos sentimos con hambre, sí como encontrar estrategias para frenar el hambre emocional y regular el apetito, HuffPost Australia habló con Libby Weaver, bioquímica nutricional, autor de bestseller y conferencista internacional.

Así que he aquí las razones por las que siempre tienes hambre

1. Realmente necesitas más comida

"La primera razón es que tienes una necesidad física de comida", dijo Weaver a HuffPost Australia. "Una de las cosas que detona la sensación de hambre es cuando nuestros niveles de glucosa en la sangre comienzan a disminuir, por lo que, por supuesto, puede haber una razón física para el hambre".

Para saber si tiene hambre física, busca estos signos: nota si el hambre se acelera lentamente (el hambre emocional tiende a aparecer de un momento a otro), escucha los gruñidos del estómago y comprueba si todavía tienes hambre después de beber un gran vaso de agua.

Solución: come durante todo el día comida y snacks nutritivos, y nunca te saltes el desayuno.

Rick Poon
Healthy sources of fat include avocado, nuts, seeds, oily fish and chia seeds.

2. Te sientes aburrido, triste o solo

"El número dos sería las razones emocionales para el hambre", dijo Weaver.

"Si se trata de alimentos dulces que alguien desea cuando no tiene mucha hambre, a menudo utilizo la analogía de que están buscando dulzura en la vida -están buscando alegría-".

"Algunas personas siguen comiendo después de la cena, diciéndose que tienen hambre, pero en realidad están tratando de adormecer el dolor emocional".

Solución: crea un diario para dar seguimiento a lo que "realmente quiero".

Una estrategia que recomienda Weaver es mantener un cuaderno para entender el porqué estás experimentando un deseo emocional de alimentos.

vkuslandia via Getty Images
If you're not hungry for a bowl of veggies, you're probably not hungry at all.

3. Estás estresado

El estrés es otra gran causa para siempre sentir hambre.

Cuando nuestros cuerpos están produciendo más hormonas del estrés y tenemos altos niveles circulantes de adrenalina, necesitamos un "combustible" para sacarnos del peligro que el cuerpo cree que está enfrentando. Y esto afecta las señales de hambre.

"Los dos únicos combustibles para el cuerpo son la glucosa o la grasa -usualmente utilizamos una combinación de ambos–, pero cuando se tiene adrenalina se necesita un combustible de combustión rápida para salir del peligro", dijo Weaver.

Solución: practica la respiración profunda y reduce el consumo de cafeína.

Getty Images
Stress eating is definitely a thing.

4. Tu comida carece de color, variedad y sabor

Los seres humanos comen primero con los ojos, así que si estás acostumbrado a alimentos de colores suaves como hamburguesas, papas fritas y galletas, esta falta de color y variedad (y por lo tanto la falta de santificación sensorial) podría ser la razón por la que estás experimentando hambre constante.

"Definitivamente hay personas que siguen sintiendo hambre debido a la falta de placer sensorial, si han tenido una comida que es realmente sosa, van a seguir sintiendo hambre porque sus sentidos no fueron estimulados", dijo Weaver .

Solución: comer conscientemente y añadir varios colores, sabores y texturas a sus comidas.

"Estas personas hacen bien con alimentos muy sabrosos, muchas hierbas y especias, y una variedad de colores".

5. No estás durmiendo lo suficiente

El sueño tiene un enorme impacto en nuestro apetito. Antes, ños investigadores creían que el hambre adicional que la gente sentía por falta de sueño era para buscar energía porque estaban cansados, explicó Weaver.

"Lo que ahora entendemos es que cuando la gente no duerme lo suficiente, las dos principales hormonas que regulan la saciedad y el apetito (leptina y ghrelin) cambian: usted está bioquímicamente motivado a querer comer más cuando no ha tenido suficiente sueño . "

Solución: asegúrate de que estar durmiendo ocho horas y tener una rutina de la hora para ir a la cama.

Ridofranz via Getty Images
Avoid screen time for at least one hour before bed.

6. Has establecido hábitos no saludables

Otra razón por la que podemos sentir hambre constante, especialmente después de una cena abundante, es simplemente los hábitos que te has formado con el tiempo.

Solución: hacer intercambios saludables y comer más grasa dietética.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

No, los huevos no son malos para tu salud

5 mitos sobre la nutrición: explicados y derribados

Este gimnasio es para ti si quieres hacer ejercicio EN SERIO

Contenido Patrocinado