MÉXICO

CRÓNICA: Segunda Feria del Migrante, ¡Hola deportado!

El colectivo "Deportados Unidos en la lucha" cuenta más sobre su proyecto

21/08/2017 11:01 AM CDT | Actualizado 21/08/2017 11:59 AM CDT
Erika Flores
¡Bienvenido! ¡No estás solo amigo! Yo también fui deportado".

Con este recibimiento Ana Laura, Alejandro y Diego esperan -todos los martes a las 11:30 horas-, a los mexicanos repatriados por el gobierno del presidente Donald Trump. Los tres integraron el colectivo "Deportados Unidos en la lucha" un peculiar proyecto que echaron a andar por iniciativa propia. Así que sus palabras se han vuelto frase obligada, una especie de bálsamo auditivo para las decenas de retornados que salen por la puerta 'N' en la terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

"Es que llegan en estado de shock", describe Alejandro Ochoa, "y es muy triste verles el rostro, enfrentarse a la nueva realidad y sentirse derrotado". La idea surgió porque cuando ellos tres fueron repatriados en diferentes momentos y años, no hubo nadie que les diera ningún tipo de bienvenida, un saludo, una ayuda, una orientación. "Empezamos a recibirlos desde diciembre pasado porque ese apoyo no existía y quisimos hacer un cambio para que ellos no se sintieran sin un apoyo moral como nos sucedió a nosotros".

Cuando pusieron manos a la obra, el calendario marcaba los días previos a la Navidad. "No llevamos un recuento, quizás hemos llevado a cabo unos 30 recibimientos. Y les contamos nuestras historias de deportación porque creemos que sólo un deportado puede entender a otro. Regularmente nos quedamos unas horas o hasta un día completo con aquéllos que están solos, los que nadie llega a recibir nadie. En caso de que lleven dinero podemos ayudarles a cambiar dólares porque en las casas de cambio no les realizan este trámite sin una identificación. También les explicamos cómo tramitar la credencial del INE o actas de nacimiento, según el caso", dice Ana Laura López.

Aunque es un grupo pequeño (no más de cinco miembros) "Deportados Unidos en la Lucha" también auxilia -como puede- a que los retornados que se encuentran solos logren reubicar a su familia en México. Y si es posible, también les invita la primera comida del día; esa que sabe a gloria tras días y días de comer snacks y lonches durante su largo traslado de Estados Unidos a México.

A veces -y solo si recursos alcanzan, si es realmente muy necesario-, Ana Laura, Alejandro y Diego les compran también una modesta mochila para que el retornado pueda (por fin) tirar a la basura el viejo costal deshilado donde suelen traer algunas pertenencias.

El colectivo requiere recursos, sí. Pero no espera que caigan del cielo, sino que sea el resultado de su trabajo a través del modesto taller de serigrafía que montaron con algunos apoyos externos para imprimir playeras y tazas alusivas a los temas migratorios. Por eso, asistieron a la Segunda Feria del Migrante, única en su tipo, y que por segundo año se realizó en la CDMX en el Museo de los Ferrocarrileros.

Allí "Deportados Unidos por la Lucha" se encontró con el grupo de "Artesanas de Cuautepec" y con la Asamblea Popular de Familiar Migrantes (Apofam), entre otros. Realizaron talleres para compartir sus experiencias de vida, actividades lúdicas; pero sobre todo exposición y venta de las artesanías y productos que realizan para continuar su empoderamiento como organizaciones de retornados.

Desafortunadamente, la falta de difusión por parte de las autoridades convocantes (como la secretaría de Cultura del gobierno capitalino) trajo como consecuencia que las ventas de la feria se limitara a aquéllas que realizaron los grupos entre sí; y otras más que llevaron a cabo vecinos aledaños a la zona.

Queremos que los retornados conozcan de nuestro trabajo, como han conocido el de las artesanas de Cuautepec. Porque aún a pesar nuestro, cuando nos despedimos de ellos en el aeropuerto, se van con mirada de desaliento mientras advierten: voy a regresar a Estados Unidos"

¡No estás sólo deportado! La 2a Feria del Migrante

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

- Estas artesanas de CDMX curan a mano la pena de ser deportadas de EU

- Redadas y violación a derechos humanos, los "demonios" que enfrentan los migrantes en México