ENTRETENIMIENTO

Stephanie Sigman y el por qué llevó un sacerdote al set de ‘Annabelle: creation’

Antes de tocar a la muñeca, la actriz se cercioró de “limpiar” la producción.

19/08/2017 6:30 AM CDT
Getty Images

Este fin de semana llega a las salas de cine nacional, Annabelle: creation, la segunda parte de la taquillera película de terror de la muñeca poseída por el demonio. Su llegada a México ha creado mayor expectativa por dos detalles. El primero: fue un éxito en la taquilla de Estados Unidos en su primer fin de semana, y el segundo: una de las protagonistas es, ni más ni menos, que la mexicana Stephanie Sigman, por muchos conocida como "Miss Bala", con quien platicamos en exclusiva en Los Ángeles sobre su rol, como monja, en el filme.

En esta ocasión, Sigman dejó las armas y la seducción, para personificar a una monja que cuida a un grupo de niñas huérfanas en una casa endemoniada.

¿Cómo fue que te seleccionaron para este papel?

"Me llamaron para hacer un casting, creo que para el papel de la monja, estaban buscando a alguien mayor, alguien como de 40 años. No estaba escrito para una latina. Eso fue lo que me llamó la atención porque lo vi como un reto. Lo que les gustó de mí fue cómo interpreté a este personaje: como una persona maternal, protectora, que haya priorizado a las niñas, pero también rígida y firme en decisiones".

Justin Lubin

Luego de su papel como Miss Bala, una reina de belleza envuelta en el narcotráfico, y su participación en Spectre, la película del 007 filmada en México, en la que interpreta a una de las tantas conquistas del agente secreto, Sigman estaba lista para salirse de su burbuja y mostrar más de sus dotes actorales.

Dado que es una película de terror, Sigman nos contó que desde chiquita ha sido miedosa, de hecho, cuando llegó al set de grabación y conoció a sus compañeros, le sorprendió la valentía de todas las actrices jóvenes. "Me sorprendió la valentía de Lulu Wilson (Linda en la película), me dijo: 'esta es mi cuarta película de miedo'. Yo le pregunté muchas cosas, incluso le pedí tips".

"Yo sí creo en espíritus y energías. Por eso mandé pedir un sacerdote para que bendijera el set. Lo hice para sentirme más segura. Además escuché muchas historias de lo que le pasaba a la gente después de filmar una película de terror, ¡nada perdemos al traer a un sacerdote! De hecho, lo llamamos antes de que yo tocara a la muñeca, ¡yo no quiero tocar a Annabelle!, ¿quién querría? Pero lo tenía que hacer", contó Sigman.

Al paso de los días, Sigman perdió el miedo y se acostumbró a la muñeca y hasta, nos confesó, le arreglaba el pelo, el vestido, la pestaña y hasta la sentaba de cierta forma.

Justin Lubin

¿Qué hacías para relajarte después de esas escenas?

"Cuando me iba a mi camerino, evitaba apagar las luces porque sí me daba miedo. Porque déjame decirte algo, esos camerinos son viejísimos y hasta huelen a humedad. Durante todo el rodaje, mantuve la Biblia cerca de mí. Yo no soy católica, pero soy de familia cristiana, por lo mismo soy creyente. Las dos primeras semanas no pude dormir; me costaba cerrar los ojos. Dormía con mi perrita".

Fue en 2011 cuando Sigman se convirtió en un "boom" en México, y todo gracias a su papel como Miss Bala. ¿Te molesta que hasta la fecha el público te conozca por ese apodo?, le preguntamos.

"Para nada. Yo quiero ser Miss Bala para siempre", nos dijo con una gran sonrisa. "Estoy muy orgullosa de esa película. De hecho, hoy llegué al hotel (Ritz Carlton, de Los Ángeles) con mi playera de Miss Bala y unos jeans negros. ¡Me encanta!"

Sin embargo, sí aclaró que luego de ese papel tuvo que buscar y abrir nuevas puertas, pues en México solo le querían dar roles por el estilo.

Además del cine, Sigman ha participado en series como Narcos, de Netflix, y actualmente está grabando una serie en policiaca para CBS, un proyecto que la tiene muy emocionada porque nunca ha interpretado a una policía. "Me gusta tener primeras veces", dijo.

¿Entre tus planes está regresar a México?

"Me encantaría hacer una película en México. Quiero regresar a mis orígenes y hablar en mi idioma. Pero no me ha llegado el guion que quiero. No me quiero apresurar".

Annabelle: creation, de Warner Bros, ya está en todas las salas de cine mexicano.

Courtesy of Warner Bros. Enterta