UN MUNDO MEJOR

El proyecto fotográfico que exalta la belleza de las comunidades indígenas mexicanas

Con sus imágenes busca fomentar el respeto hacia los pueblos originarios como nación nativa.

18/08/2017 8:13 PM CDT | Actualizado 18/08/2017 8:54 PM CDT

Twitter.

El 21 de agosto del 2011, Diego Huerta publicó en su blog la imagen de la niña más bonita de México. Se trataba de una pequeña perteneciente a la etnia Zoque, "quienes se autonombran O'depüt, que significa gente de palabra".

En ese momento, Diego explicó que la belleza de la niña, que era sordo-muda, era similar "a los paisajes que uno puede apreciar a donde quiera que voltee" en la sierra Chiapaneca.

Seis años después, en marzo pasado, Adriana volvió a ser noticia cuando el fotógrafo regresó a Copainala, Chiapas, para mostrar cómo lucía "la niña mas bonita de México".

It was never the color, it's what is behind it, that gaze, it was never the color, it was always Adriana, the most beautiful girl in Mexico.

Una publicación compartida de Diego Huerta (@diegohuertaphoto) el

Diego Huerta es un fotógrafo autodidacta, que llegó a la fotografía "por accidente".

Dedicarse a hacer retratos de los miembros de las comunidades indígenas nunca estuvo en sus planes. Sin embargo, cuando la profesión llegó a su vida, supo que "esto sería lo que haría por el resto de mis días".

Diego ha recorrido Oaxaca, Chiapas, Chihuahua, San Luis Potosí y Sonora para fotografiar comunidades indígenas.

Su interés por hacer estos retratos surgió cuando se dio cuenta de que era totalmente ajeno a la realidad indígena, a pesar de haber nacido y crecido en un estado donde los asentamientos indígenas quedaron extintos. Entonces nació el interés de conocerlos para acabar con su propia desinformación e ignorancia.

Las comunidades indígenas son la base de un México que se ha olvidado de ellos, son ellos los verdaderos fundadores de esta nación, y es obligación de todos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para ayudarlos a que sigan conservando sus usos y costumbres.

Cortesía Diego Huerta.

Con sus imágenes, el fotógrafo no sólo quiere traer a la mesa la admiración y el respeto por las comunidades indígenas, sino también mostrar "ese otro México que no es el de las campañas turísticas".

Todo para lograr que más personas volteen a verlos.

Diego Huerta comparte el esfuerzo que implican sus retratos en Behind my stories: "Es la síntesis de miles de kilómetros recorridos"—, ahí también cuenta con una tienda en la que comercializa las imágenes. Utiliza el dinero de las ventas, que en realidad —asegura— es poco, para seguir financiando el proyecto.

Recientemente Diego Huerta visitó Oaxaca para continuar con su proyecto. Estuvo en Juchitán de Zaragoza, en el Istmo de Tehuantepec, en Santo Domingo Tehuantepec, entre otros. En cada destino realizó algunos retratos, algunos de los cuales ya publicó en su cuenta de Instagram.

¿Cómo se acerca a sus modelos? Igual que haría con cualquier otra persona: "llego, saludo, platico con ellos y les pido permiso para retratarlos". Aunque podría haber pueblos mas herméticos que otros, ya sea por cuestiones políticas, culturales o sociales, "siempre hay manera de lograr un retrato".

Lo único que necesita para encontrar a la persona indicada, en el lugar indicado y en el momento indicado es tiempo: "La mayor inversión en cada uno de mis viajes es el tiempo que dedico para lograr eso".

México es un gran reto. Por mucho tiempo hemos dejado de creer en nosotros como nación, aprendimos a quejarnos y exigir que otras personas sean las responsables de generar cambios positivos, olvidamos lo grande que significa ser mexicano

Cortesía Diego Huerta.

Actualmente Diego está por terminar las imágenes de Oaxaca desde Adentro y por concentrarse en Nación Nativa, un proyecto que consiste en documentar los 67 pueblos indígenas en México.

A continuación te presentamos algunas de las imágenes que realizó en su última estancia en Oaxaca.

Cortesía Diego Huerta.
Cortesía Diego Huerta.
Cortesía Diego Huerta.
Cortesía Diego Huerta.
Cortesía Diego Huerta.
Cortesía Diego Huerta.
Cortesía Diego Huerta.
Cortesía Diego Huerta.
Cortesía Diego Huerta.

También te puede interesar:

La arqueóloga que da clases de Historia en Twitter (y, si Corona quiere, también a la cervecera)

26 ilustraciones para rendir homenaje a las víctimas de los atentados en España

Este nazi estadounidense pide que no retuiteen más su foto... y nadie le hace caso