ESTILO DE VIDA

¿Qué es exactamente tener una alergia al sol?

Y sobre todo, ¿cómo cuidarse?

17/08/2017 5:00 AM CDT
Marko Marcello

Tomar el sol (con moderación) puede tener efectos positivos en nuestra salud pues, entre otros beneficios, mejora nuestro estado de ánimo y favorece la síntesis de vitamina D, esencial para los huesos y los dientes. Sin embargo, la exposición solar (sin precaución) también puede desencadenar diferentes reacciones adversas en la piel, justo eso es lo que se conoce como alergia al sol.

Marko Misic

En algunas ocasiones, la piel sufre ciertas alteraciones tras haber estado expuesta al sol.

"Realmente no se trata de una alergia al sol, sino de reacciones que requieren de la exposición a la luz para su aparición", explica José Luis García Abujeta, miembro del Comité de Alergia Cutánea de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Lo que de manera coloquial llamamos "alergia al sol" responde en realidad a un grupo de daños cuyos síntomas se desencadenan como consecuencia de la exposición solar. Una de ellas es la dermatitis por fotosensibilidad.

mikroman6 via Getty Images

"Algunos medicamentos, perfumes y cremas solares son los principales responsables de reacciones de fotosensibilidad ya que, por la acción de la luz solar, estos productos se pueden convertir en sustancias alérgicas", asegura el doctor García Abujeta.

Entre los medicamentos, la principal causa de dermatitis por fotosensibilidad son los antiinflamatorios no esteroideos. Cuando se aplican en forma de crema, pueden producir un eccema si esa zona de la piel se expone al astro rey.

"Estas lesiones pueden durar días, incluso semanas, y producir descamación. Las personas que administran ese medicamento a otros también pueden verse afectadas, por eso es muy importante el uso de guantes y el correcto lavado de las manos", señala el alergólogo.

Asimismo, el especialista señala que las zonas del cuerpo que han estado en contacto con ciertas plantas también pueden experimentar una reacción con la exposición solar.

PA Archive/PA Images

Para el doctor García Abujeta, la mejor prevención es "disminuir la exposición solar incontrolada y, en lo posible, evitar sustancias fotosensibilizantes como medicamentos tópicos, perfumes o cremas solares de baja calidad. Además, antes de cualquier exposición al sol, si un paciente está tomando medicamentos, es necesario que consulte con su médico los posibles riesgos de la radiación solar en relación con su toma", manifiesta.

Por otro lado está la urticaria solar, un trastorno poco frecuente pasa a describir este alergólogo: "A los pocos minutos de la exposición solar se produce eritema, picor y lesiones habonosas (ronchas) en la zona, que persisten entre unos minutos y un par de horas y luego desaparecen sin dejar lesión alguna. Pero, cuando la exposición es muy intensa o la superficie afectada es muy grande, puede acompañarse de sintomatología general como dolor de cabeza, náuseas, dificultad para respirar e hipotensión. Puede producirse, incluso, pérdida de conocimiento".

shutterstock

"Se trata de una erupción cutánea que aparece al final de la primavera o a comienzos del verano, generalmente tras la primera exposición prolongada al sol. Suele desaparecer durante el verano y se vuelve a desencadenar al año siguiente. Es más frecuente en mujeres y su causa es desconocida", manifiesta Rosa del Ríos. Las áreas más frecuentemente afectadas son el dorso de las manos, los brazos, la V del escote y la cara", detalla la dermatóloga.

La erupción solar polimorfa "puede ser hereditaria y aproximadamente una quinta parte de quienes la presentan tienen un familiar afectado", señalan los especialistas del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido.

También te puede interesar:

-No volverás a reventarte un grano cuando veas lo que le pasó a esta chica

-Todo lo que DEBES saber sobre la diabetes tipo uno y dos

-Fotos con inteligencia artificial para detectar a tiempo el cáncer de piel