MÉXICO

AMLO modera su discurso sobre reforma energética conforme estrecha vínculos con el sector empresarial

En los últimos meses, el líder de Morena ha suavizado sus posiciones en temas polémicos al mismo tiempo que intenta ganarse a los empresarios de cara a las elecciones presidenciales de 2018.

17/08/2017 6:59 AM CDT | Actualizado 17/08/2017 8:58 AM CDT
Ivan Alvarado / Reuters

Conforme Andrés Manuel López Obrador va estrechando su relación con el sector empresarial, sus posturas frente a temas como la reforma energética han ido adquiriendo tintes cada vez más moderados.

De acuerdo con una versión difundida por el periódico Reforma, durante su gira por Nuevo León, López Obrador incluso resaltó algunos beneficios de la reforma energética a pesar de las múltiples advertencias que ha realizado en los últimos años sobre sus intenciones de echar abajo la que es considerada como la reforma más trascendente del actual sexenio.

Cuando el empresario Dionisio Garza Medina cuestionó al tabasqueño si "echaría abajo la reforma energética", López Obrador respondió que "de ninguna manera, ya que hay cosas muy buenas dentro de la reforma", consignó Reforma.

Aunque en los últimos meses López Obrador había matizado en los círculos empresariales su oposición a la reforma energética, asegurando que pondría a consulta popular su revocación en lugar de cancelarla a través de una acción autoritaria, nunca se había pronunciado sobre las supuestas bondades de la reforma energética.

"Expongo la postura que mantendremos en cuanto a las llamadas reformas estructurales (laboral, educativa, fiscal, energética, entre otras). De entrada, confieso que soy partidario de revertirlas. Tengo suficientes razones para sostener que no benefician al pueblo, sino que lo perjudican. Sin embargo, no responderemos a una imposición con otra imposición. Por ello, se consultará a la gente si las reformas se mantienen o se cancelan y se respetará la decisión de la mayoría", expuso Obrador en el plan de acción de Morena rumbo a 2018 presentado en noviembre del año pasado.

Una postura que contrasta con el juramento que hizo López Obrador en 2014 para revertir la reforma energética.

"Refrendamos nuestro compromiso de luchar sin tregua ni descanso hasta revertir las reformas a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución promovidas por Enrique Peña Nieto para entregar el sector energético nacional a particulares, sobre todo a corporaciones extranjeras", aseguró el tabasqueño el 18 de marzo de 2014.

En una entrevista reciente, el representante empresarial de Morena y exdirigente de Coparmex en la Ciudad de México, José Luis Beato, aseguró que "para que la reforma se eche para atrás debería haber mayoría en el Congreso, lo cual es difícil", dijo. "No se ha dicho que se va expulsar la inversión privada en el sector energético petrolero, no se ha dicho que se va a nacionalizar el sector energético", agregó.

Entre personajes vinculados al sector empresarial que en los últimos meses han sido relacionados con el tabasqueño se encuentran Marcos Fastlitch Sackler (suego del presidente de Grupo Televisa, Emilio Azcárraga Jean); Miguel Torruco (exsecretario de Turismo de la CDMX y suegro de Carlos Slim) y Esteban Moctezuma (presidente de Fundación Salinas de Ricardo Salinas Pliego), quien de hecho, fue designado como el responsable de idear la política de desarrollo social para el plan de nación de Morena rumbo a 2018.

En una entrevista reciente para el periódico Reforma, López Obrador también hizo un guiño a otros empresarios como Carlos Slim (Grupo Carso), Asunción Aramburuzabala (accionista de Grupo Modelo) y Olegario Vázquez Aldir, dueño de Grupo Empresarial Ángeles y Grupo Imagen.

"Tengo relaciones con casi todos los empresarios importantes de este país. La señora Aramburuzabala, Asunción, la acabo de ver, me parece una mujer importante. Te diría Carlos Slim, te diría Ricardo Salinas Pliego (TV Azteca), incluso Emilio Azcárraga (Televisa), Olegario Vázquez hijo (Grupo Empresarial Ángeles), Miguel Rincón (dueño de Bio-Pappel)", señaló López Obrador.

Una cercanía con el sector empresarial que el líder de Morena intentó refrendar durante su pasada visita a Nueva York, donde se reunió con inversionistas, empresarios y banqueros, en marzo pasado.

Se prevé que el proyecto de nación de Morena, coordinado por el empresario regiomontano Alfonso Romo, director de Vector, casa de bolsa, entre otras compañías, sea presentado en noviembre.

Sin embargo, la relación de Romo con empresarios del norte del país, específicamente del llamado Grupo Monterrey, no es buena, como quedó constatado con Armando Garza Sada, dirigente de Grupo Alfa, quien recomendó a López Obrador retirar a Romo como su interlocutor con el sector empresarial y poner a Adolfo Helmut.

"Para alguien como López Obrador que se ufana de integridad, Romo está en las antípodas", escribió el periodista Raymundo Riva Palacio, al describir el desprestigio del empresario entre la familia Garza Sada.

Una contradicción que quedó en evidencia cuando Romo se pronunció en varias entrevistas, como amigo personal del expresidente Carlos Salinas de Gortari, considerado por López Obrador como su principal adversario político.

::.

Te puede interesar:

El amigo de Salinas de Gortari que coordina el proyecto de AMLO

AMLO y Salinas Pliego ¿acuerdo con la "mafia en el poder"?

La guerra política de AMLO que parece un 'déjà vu' de 2005