MÉXICO

Emilio Lozoya, entre Odebrecht, OHL, Oceanografía y la quiebra de Pemex

El exdirector de la empresa paraestatal amagó con demandar a funcionarios y medios que han documentado sus vínculos con el caso de corrupción de la constructora brasileña. Pero ese no es el único caso por el que se le investiga a Lozoya.

15/08/2017 10:30 AM CDT | Actualizado 15/08/2017 4:57 PM CDT
Bloomberg via Getty Images

El caso Odebrecht no es el único dolor de cabeza de Emilio Lozoya, quien también es investigado dentro del escándalo de corrupción de la constructora española OHL y malos manejos como director de Pemex, empresa que dejó en números rojos.

Y mientras la Procuraduría General de la República ha tratado de justificar los pocos resultados de la investigación contra Lozoya por el caso Odebrecht, alegando que la justicia brasileña no ha entregado el expediente a las autoridades mexicanas, algunas voces en el Congreso señalan que dicho retraso en la investigación se debe a que existe un conflicto de interés entre Lozoya y la PGR.

Para la diputada de Morena Rocío Nahle, quien anunció que presentará una denuncia ante la PGR en contra del extitular de Pemex, Lozoya ha sido protegido por el titular de la Procuraduría, Raúl Cervantes, quien fuera coordinador jurídico de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, la cual pudo haber recibido dinero de la constructora brasileña a través de Lozoya.

Esto, a la par que la defensa jurídica de Lozoya ha amenazado con demandar a quienes lo han vinculado con el escándalo de corrupción de OHL, incluyendo a periodistas y organizaciones que se están "pasando de tueste".

"Anoche recibí yo la instrucción de Emilio de preparar una de las demandas posibles y bien fundadas por daño moral, por todo esto que se ha venido suscitando de una guerra mediática. Hoy empezaremos a trabajar a quién vamos a formular la demanda de daño moral. Mexicanos contra la Corrupción sí se está pasando de tueste", apuntó el abogado Javier Coello, en entrevista con Radio Fórmula.

Pero el caso Odebrecht no es el único asunto de corrupción con el que se ha vinculado a Lozoya en los últimos meses.

También está siendo investigado por la Secretaría de la Función Pública dentro de la denuncia presentada por la organización Ahora, en torno a su participación en el presunto fraude carretero de OHL en el Estado de México, empresa en la cual colaboró dentro del consejo de administración hasta antes de ser nombrado como titular de Pemex por el gobierno de Enrique Peña Nieto. Otro caso en el que se acusa a OHL de inyectar dinero ilegal a la campaña presidencial de Peña.

Además, Lozoya también es investigado por el Consejo de Administración de Pemex por cuestionables manejos durante su gestión al frente de la paraestatal, según consta en el acta de la sesión 916 ordinaria del consejo bajo el acuerdo CA-025/2017, tras diversos señalamientos de la Auditoría Superior de la Federación vinculados a la adquisición de empresas en bancarrota.

De este modo, Pemex gastó más de mil 395 millones de dólares para quedarse con dos plantas de fertilizantes quebradas: Agro Nitrogenados (una subsidiaria de Altos Hornos de México que al momento de su venta a Pemex, había cumplido 14 años en huelga) y Fertinal, empresas que desde su adquisición sólo han generado pérdidas.

También se le vinculó al opaco manejo de las filiales privadas de Pemex, aglutinadas dentro del Grupo PMI, empresas constituidas en paraísos fiscales que han realizado negocios privados con dinero público como la importación de gasolina, sin que exista un debido proceso de rendición de cuentas, según diversos señalamientos de la ASF.

Esto, además del fraude de 400 millones de dólares denunciado por Banamex por un crédito extendido a Oceanografía para financiar cuentas por pagar que se le cobrarían a Pemex. Un caso por el cual Lozoya tuvo que comparecer ante el Congreso en junio de 2014, justo en medio de la aprobación de las leyes secundarias de la reforma energética.

"En plena caída de Oceanografía, Lozoya se reunió con uno de los acreedores, los del banco holandés Rabobank, para tratar de forzarles a entregar la flota que habían rentado a Oceanografía. Tuvo que intervenir directamente el gobierno holandés ante Los Pinos para evitar que se obligara a esa empresa a entregar su flota", refirió el periodista Jorge Fernández Meléndez en una reciente columna.

Tras la aprobación de la reforma energética y una administración fuertemente cuestionada, Emilio Lozoya dejó el cargo de director de Pemex a José Antonio González Anaya, en medio de una crisis financiera que diversos analistas calificaron como el inicio de la quiebra de Pemex.

Lozoya, cuyo padre fue secretario de Energía en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, es egresado del ITAM y discípulo de Pedro Aspe, exsecretario de Hacienda de Salinas. A través de Aspe, Lozoya conoció al canciller Luis Videgaray, con quien mantuvo una relación cada vez más estrecha durante el gobierno de Enrique Peña Nieto en el Estado de México.

::.

Te puede interesar:

Evita Videgaray hablar de vínculo Lozoya-Odebrecht

Así fueron los depósitos a presuntas cuentas del priista Emilio Lozoya

Emilio Lozoya Austin, el fin de otra carrera