POLÍTICA

Evita Videgaray hablar de vínculo Lozoya-Odebrecht... pero fustiga financiamiento ilegal a campañas

Ante cuestionamientos de la prensa, el canciller se negó a emitir un comentario sobre el pago de 3 millones de dólares que recibió Emilio Lozoya en plena contienda electoral de 2012, pero eso sí, hizo un llamado a erradicar el financiamiento ilegal de campañas políticas.

14/08/2017 11:51 AM CDT | Actualizado 14/08/2017 2:41 PM CDT
Cuartoscuro.

El canciller Luis Videgaray prefirió atacar al gobierno de Venezuela que responder por los señalamientos de que dinero ilegal de Odebrecht alcanzó la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

Esto luego de que se diera a conocer que Emilio Lozoya, quien fuera coordinador de vinculación internacional del equipo de campaña de Peña y posteriormente director de Pemex, recibió en plena contienda electoral al menos 3 millones de dólares de parte de Odebrecht como sobornos a cambio de favores.

Pero el hecho de que Lozoya recibiera dinero cuando Videgaray era coordinador de la campaña de Peña Nieto, no fue impedimento para que el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) se pronunciara contra el financiamiento ilegal de las campañas electorales.

Así fueron los depósitos a presuntas cuentas del priista Emilio Lozoya

"Sin duda nuestra democracia electoral tiene múltiples defectos que no podemos ignorar y se tienen que atender puntualmente, de manera frontal: el uso de dinero ilícito en las campañas, en los actos de promoción ilegales, actos anticipados de campaña", señaló Videgaray durante el Foro Integridad Electoral en América Latina, realizado en la sede de la SRE.

Durante su intervención, Videgaray evitó los cuestionamientos de la prensa al mismo tiempo que señaló la importancia de fortalecer las instituciones y el escrutinio internacional en los procesos electorales.

"En México si algo debemos hacer para proteger la integridad electoral es fortalecer y reconocer a nuestros órganos electorales", dijo.

"En México abrimos los brazos a todas aquellas instituciones con experiencia, prestigio y credibilidad, que quieren venir a observarnos, a señalar nuestros defectos para ser cada vez mejores. México es un país que cree en el escrutinio internacional como un instrumento de cambio, de perfeccionamiento y defensa de los valores democráticos", agregó.

A partir de ahí, consideró que los países de la región no pueden permanecer indiferentes "cuando la democracia en América Latina se ve amenazada".

"Por eso la comunidad internacional ve con enorme preocupación lo que está ocurriendo en una nación hermana como Venezuela. La región no puede permanecer callada ante una situación donde un gobierno decide cancelar elecciones porque las encuestas no le favorecen", arremetió.

En este sentido, calificó como un "gravísimo retroceso" lo ocurrido en Venezuela y aseguró que el escrutinio internacional debe ocuparse de este caso y "cualquier otro que atente contra este sistema de gobierno extraordinario, pero también muy vulnerable que es la democracia".

Sin embargo, al concluir su participación, personal de la cancillería impidió la salida de la prensa del foro en que se encontraba Videgaray, con el fin de evitar que los medios de comunicación cuestionaran al titular de la SRE por la inyección de dinero que realizó Odebrecht a Lozoya durante la campaña presidencial de 2012.

De acuerdo con una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad, a las 3 semanas de iniciada la campaña presidencial empezaron a fluir los depósitos de Odebrecht, según consta en los estados de cuenta del Meinl Bank transferidos a una cuenta del Latin American Asia Capital Holding, que según directivos de Odebrecht involucrados en el caso, fue proporcionada por el mismo Lozoya para recibir el dinero de manera segura en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes.

También te puede interesar:

Así fueron los depósitos a presuntas cuentas del priista Emilio Lozoya

¿Tensiones entre Pemex y PGR por caso Odebrecht?

Y en otra más de Odebrecht: transfirió 3.7 mdd a empresas fanstasma en Veracruz

Quiera o no, Pemex deberá abrir contrato por 2.3 mmdp con Odebrecht