INTERNACIONAL

Un niño de 3 años es liberado de un centro de inmigración, tras un encierro de 21 meses

Algunas madres e hijos pasan meses en centros de detención familiar, en espera de su deportación o liberación.

10/08/2017 6:06 AM CDT | Actualizado 10/08/2017 6:06 AM CDT

Un niño hondureño de 3 años de edad fue liberado de la detención de inmigrantes el lunes, después de haber pasado más de 21 meses encerrado, 10 de ellos después de que se le concediera un estatus que le permitía permanecer en Estados Unidos.

Un juez ordenó la liberación del niño y su madre, una mujer de 28 años, que huyó de las amenazas de secuestro y la violencia en su país natal, sin fianza, aunque la madre sigue luchando contra la deportación. Los Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) confirmaron que la madre y el bebé quedaron libres de la custodia.

Hay muchos de estos casos de madres y niños que llegan a Estados Unidos en busca de asilo y son puestos en detención. Pero esta detención fue particularmente prolongada —la mayoría de las madres y los niños están en detención familiar por menos de tres semanas—, y un ejemplo de lo que puede salir mal cuando ICE declina liberar a las madres, aunque eso signifique encerrar a sus hijos también.

Madre indocumentada finalmente abandona iglesia donde se refugiaba desde febrero

La madre y el hijo fueron detenidos en la frontera entre Estados Unidos y México, y fueron rechazados por asilo, luego se sometieron a un proceso de remoción acelerada. Han estado detenidos desde entonces. El niño de 3 años de edad recibió asistencia el año pasado cuando se le concedió el estatus de inmigrante juvenil especial, que significa que no puede ser deportado a Honduras y ahora tiene una solicitud pendiente de permiso de residencia permanente, que podría permitirle convertirse en un ciudadano estadounidense.

Los tribunales determinaron que el niño debería estar bajo la custodia de su madre, según Justin Mazzola, investigador de Amnistía Internacional de Estados Unidos, que participó en la búsqueda de su liberación.

Sin embargo, la madre de 28 años sigue enfrentándose a la deportación. Desde que ICE no la dejó fuera de la detención mientras que sus procedimientos siguieron adelante, la madre y su hijo permanecieron en detención por más de un año, la mayor parte de él en el centro residencial familiar de Berks en Pennsylvania.

Sesenta y seis personas están actualmente detenidas en Berks, de acuerdo con ICE. Un funcionario dijo que "muchos factores pueden contribuir a la duración de la estancia de un residente, incluyendo pero no limitado a la disposición actual de sus casos de inmigración".

Hay al menos otros tres casos en Berks de menores a los que se les otorgó un estatus de inmigrante juvenil especial, pero todavía están detenidos con sus madres, dijo Mazzola. Todos ellos han estado detenidos por más de 600 días, aunque se supone que los niños deben ser liberados dentro de tres semanas bajo una orden judicial.

"No hay razón para detener a la gente, especialmente a los niños pequeños, durante casi dos años", dijo Mazzola. "Este niño en particular ha aprendido básicamente a caminar y hablar en detención. No es algo que debamos continuar por cualquier motivo".

San Francisco ofrece abogados a inmigrantes que no pueden pagarlos

Amnistía Internacional y varios otros grupos de derechos humanos sostienen que la detención de inmigrantes familiares especialmente la detención a largo plazo debe ser detenida de inmediato. El expresidente Barack Obama amplió enormemente el uso de la práctica después de que el número de madres e hijos que intentaban ingresar a Estados Unidos sin autorización, y el gobierno del presidente Donald Trump prometió hacer todo lo posible para evitar que familias ingresen al país.

Este niño en particular ha aprendido básicamente a caminar y hablar en detención. No es algo que debamos continuar por cualquier motivo. Justin Mazzola, Amnistía International EU

Psicólogos y trabajadores sociales dicen que la detención de inmigrantes puede causar daños a largo plazo a los niños, muchos de los cuales ya han sufrido traumas en sus países de origen y en sus viajes a Estados Unidos. Algunos expertos legales también argumentan que viola el derecho internacional en relación con el trato de los solicitantes de asilo.

Vivir al límite: las terribles huellas psicológicas que las leyes de deportación de EU dejan en los migrantes

En 2015, un juez federal dictaminó que el gobierno de Obama estaba violando un acuerdo legal de 1997 al detener a las familias. Eso no terminó con la detención familiar, pero sí llevó al gobierno a mover a la mayoría de mujeres y niños a través de procedimientos de deportación más inmediatos, y luego liberarlos en fianza o en su propio reconocimiento a medida que sus casos avanzaban.

El mismo juez federal falló contra el gobierno nuevamente en junio, diciendo que las condiciones eran todavía inaceptables para los niños, en parte porque no podían irse.

Los padres, por su parte, han ido peor en la corte. Un grupo de mujeres y sus hijos incluyendo al niño de 3 años ya su madre pidieron a la Corte Suprema que revisara la decisión de un tribunal menor de que no podían impugnar la decisión de despedirlos y rechazar sus solicitudes de asilo. El tribunal declinó tomar el caso, dejando intacto ese fallo.

Agentes migratorios sacan a mujer con tumor cerebral del hospital para llevarla a un centro de detención

El hecho de que un juez considere el caso de los 3 años es notable, porque muchos otros han dicho que no tienen jurisdicción sobre casos similares, según Amy Fischer de RAICES, otro grupo de defensa involucrado en el caso.

"Parte de lo que lo hizo notable es que este niño pequeño, que tiene tres años de edad, ha sido detenido por casi dos años de su vida, [y] nunca había tenido la oportunidad de ir frente a un juez para pedir ser liberado", dijo Fischer.

Los defensores dicen que seguirán luchando por la liberación de las otras familias que han estado detenidas por largos periodos y por el fin de la detención de madres y niños en general.

"Los Servicio de Inmigración y Control de Aduanas deberían detener las detenciones de familias", dijo Mazzola. "Esto viola el derecho internacional y deben detener la práctica por completo".

CORRECCIÓN: Una versión anterior de esta historia se equivocó sobre cuánto tiempo pasó detenido el niño de 3 años. Fue 21 meses, no 16.

También te puede interesar:

- Inmigrantes detenidos podrían morir por falta de cuidados básicos: doctores

- VOICE 'off': por qué no debemos dejar que se criminalice a los inmigrantes

- Inmigrante y activista mexicana entre las 100 personas más influyentes de TIME

Esta nota se publicó originalmente en HuffPost.