INTERNACIONAL

A Trump cada vez 'lo pela' menos su gobierno

En temas como militares trans o la persecución judicial de Hillary, en Ejecutivo de EU no hacen caso a las órdenes de su jefe.

10/08/2017 3:52 PM CDT | Actualizado 10/08/2017 3:53 PM CDT
JIM WATSON via Getty Images
"Sí, señor. Pero, no, señor".

WASHINGTON— Al entrar a sus primeros 200 días en el poder, Donald Trump presentó un ejemplo de su liderazgo de sentido común: los nuevos portaviones de la Armada de EU, decretó, no utilizarán catapultas electromagnéticas de tecnología de punta que solamente "Albert Einstein" podría entender, sino que volverán al viejo y vetusto vapor como fuente de poder.

"Con ello todo te va a sudar, maldita sea", le dijo a la revista Time (en inglés).

Y, ¿qué es lo que la Armada hizo con esta directiva proveniente de su comandante en jefe?

Nada, absolutamente nada.

Cuando Trump visitó Norfolk, Virginia, semanas después, a fin de dar banderazo al nuevo súper portaviones 'Gerald Ford', la embarcación estaba equipada con catapultas electromagnéticas de tecnología de punta para lanzar aviones desde su cubierta. Lo mismo tendrán todos los nuevos portaviones de este tipo. De hecho, la Armada ni siquiera se tomó la molestia de comisionar un estudio para explorar los cotos de equipar el 'Gerald Ford' a fin de utilizar vapor.

Esto pareció ser menos un acto de desafío que una noción de que Trump no podía ser serio en su orden de un rediseño caro y prolongado de un sistema principal de armas con un conocimiento mínimo del contexto, y proferida en el contexto de una entrevista a un medio.

"Ignoraron la orden", dijo riendo Douglas Brinkley, un historiador de las presidencias de EU en la Universidad de Rice. "En el gobierno federal de EU simplemente se alzan de hombros e ignoran algunos de sus pronunciamientos".

Su capacidad de atención es tan breve que lo que dijo esta hora ni siquiera podrá recordarlo en la siguiente".Doublas Brinkley, historiador de las presidencias de EU

Ese desdén se ha vuelto algo muy común en la presidencia de Trump. Los jefes de las dependencias y burócratas de menor nivel parecen haber concluido que la combinación de la naturaleza impulsiva de Trump, así como su corta capacidad de atención, son señal de que las órdenes al azar de Trump algunas veces se pueden—y deben—ignorar con toda confianza.

Estas fotos demuestran el valor de ser tránsgenero en las FFAA de EU

"Su capacidad de atención es tan breve que lo que dijo esta hora ni siquiera podrá recordarlo en la siguiente", dijo Brinkley.

Esa actitud de "ignora lo que dice" podría ser especialmente relevante en tanto EU lidia con una Corea del Norte con capacidad de armas nucleares. Sólo unas horas después del pronunciamiento improvisado sobre el "fuego y la furia" del martes pasado parecía agrandar el conflicto, Rex Tillerson, el secretario de Estado, ofreció unos comentarios mucho más mesurados a un grupo de reporteros que viajaban con él.

"Hemos realizado un muy activo esfuerzo diplomático, casi todo tras bambalinas, que es donde la diplomacia es más efectiva", dijo Tillerson en un vuelo de su avión de la Fuerza Aérea de retorno a Washington desde la isla indonesia de Borneo. "Creo que lo que el presidente quiso decir es que EU tiene la capacidad de defenderse de cualquier ataque y proteger a nuestros aliados, y que es lo que haremos. Así que el pueblo estadounidense puede dormir bien".

Chelsea Manning luce espectacular en Vogue

Y CON RESPECTO AL VETO TRANSGÉNERO...

Con sólo seis meses de gobierno, Trump encuentra resistencias a sus ideas no sólo en un Congreso mayoritariamente republicano, el cual ignora su insistencia de que vuelvan a votar su iniciativa sanitaria antes de realizar cualquier otra cosa, sino en algunas de las propias agencias de gobierno.

"Y no hablo de los llamados 'burócratas profundos'", escribió Jack Goldsmith, un exabogado en los departamentos de Justicia y la Defensa en la administración de George W. Bush. "Me refiero a funcionarios de alto nivel en el Departamento de Justicia, así como en las dependencias militares, de inteligencia y de relaciones exteriores. Y no es que nada más ignoren sus órdenes o que le contradigan en privado, sino que también lo hacen de frente a la opinión pública".

En la Casa Blanca optaron por no dar respuesta a las preguntas en torno a los lanzadores de aviones en particular y a las que cuestionaron sobre la negativa de los funcionarios de obedecer las directivas de Trump.

Y, con todo, los ejemplos se apilan.

Generales y almirantes se unen contra Trump

Trump frecuentemente se refiere a la idea de que los rusos interfirieron por él en las elecciones del año pasado como un "invento" de los demócratas. Los líderes de las agencias de inteligencia de EU, incluyendo aquellos a quien Trump nominó, como el director de Inteligencia Nacional Dan Coats y el director de la CIA Mike Pompeo, dicen que el análisis de la comunidad de inteligencia que concluye que Rusia intentó ayudar a Trump es correcto.

Lo que viste en su tuit fue una manera de hacer un anuncio, pero no significa que haya cambios en nuestras políticas. Vamos a esperar una instrucción formal".Jeff Davis, vocero del Pentágono, en torno al tuit de Trump sobre el veto a los transgénero en las fuerzas armadas de EU

El procurador general de Trump, Jeff Sessions, enojó al presidente al excusarse de participar de la investigación del FBI en torno a la presunta colusión entre Rusia y el equipo de campaña del ahora presidente. En fechas más recientes, Sessions ha soportado los actos en que Trump lo pone en ridículo y vergüenza a la par que se ha negado a renunciar a su puesto. Y de paso, con estas acciones ha dado protección al fiscal especial a cargo de dicha investigación pues Trump no lo puede despedir directamente.

El presidente de Filipinas llama "hijo de p*ta a líder norcoreano

El subprocurador general, Rod Rosenstein, rechazó la reciente petición de Trump de realizar una nueva investigación a su rival demócrata en las presidenciales del año pasado, Hillary Clinton. "El presidente no nos ha instruido a investigar a nadie en particular. Eso no sería lo correcto. Esa no es la forma en que trabajamos", dijo Rosenstein a Fox News.

El vicepresidente Mike Pence, la embajadora ante la ONU Nikki Haley, y el secretario de la Defensa James Mattis, frecuentemente se pronuncian en torno a temas de política exterior en sentido contrario a los comentarios de Trump. Pence y Mattis han dado garantías a los países socios en la OTAN del compromiso de EU de cumplir con sus obligaciones dentro del tratado, aún ante la ambigüedad de Trump al respecto. Haley confirmó también el compromiso de EU a una solución bipartita en el conflicto entre Palestina e Israel, justo después de que Trump dijera que no le importa cómo se resuelva.

En tanto, el Departamento de la Defensa, a cargo de Mattis, parece tomar el liderazgo en enfrentar a Trump. Mattis mismo dijo que la tortura no funciona, a pesar de que su jefe haya dicho que sí. Además, afirmó que EU no tomará el petróleo de Irak, aunque Trump haya sugerido que eso será siempre una opción.

Recientemente, además de soslayar las órdenes presidenciales de utilizar vapor, el Pentágono, a cargo de Mattis, ha ignorado los tuits que Trump publicó el mes pasado en cuanto a prohibir la participación de personas transgénero en las fuerzas armadas. "Lo que viste en su tuit fue una manera de hacer un anuncio, pero no significa que haya cambios en nuestras políticas. Vamos a esperar una instrucción formal", dijo el vocero del Pentágono, el capitán de la Armada Jeff Davis.

El comandante de los guardacostas Paul Zukuff fue más allá al decir recientemente que él no aplicará dicha directiva, y punto final. "La cifra de estas personas aquí es muy baja, pero su trabajo en los guardacostas es muy relevante", afirmó.

Norm Ornstein, del conservador Instituto Estadounidense de Empresa (AEI), dijo que los expertos en diversas dependencias no tienen opción cuando se enfrentan a exigencias poco razonables. "Nunca hemos tenido un presidente así. Nunca habíamos visto a un presidente que careciera de conocimientos y que no le interesara desarrollar una base para obtenerlos; que no pudiera controlar sus impulsos", dijo Ornstein.

Esta no es la primera vez que hemos visto órdenes enloquecidas dadas por un presidente enfurecido porque las cosas no resultan de la manera que quiere".Norm Orstein, AEI

Un niño salió libre de un centro de detención de migrantes de EU

En el caso de las catapultas de los portaviones, la versión electromagnética se ha desarrollado por años. Y puede lanzar de todo; desde drones ligeros hasta bombarderos pesados, ajustando la fuerza de aceleración aplicada y disminuyendo el estrés sobre la estructura externa de los aviones. Va a requerir una menor inversión en mantenimiento que el equipo a vapor, el cual la Armada ha utilizado por más de medio siglo.

Pero Trump parecía ignorar estos beneficios cuando habló al respecto con los reporteros de Time. "Digital, tienen digital", dijo en una aparente descripción de cómo las catapultas electromagnéticas se controlan por medio de computadoras. "¿Qué es digital? Es muy complicado. Uno tendría que ser Albert Einstein para entenderlo".

UN PRESIDENTE ENFURECIDO DÁ 'ÓRDENES ENLOQUECIDAS'

Obviamente, Trump no es el primer presidente que tenga que lidiar con una rama del Ejecutivo que no se pliega ante cada uno de sus caprichos.

Harry Truman, se ha dicho, se burlaba de que su sucesor Dwight Eisenhower (jefe de las Fuerzas Aliadas en el noroeste de Europa durante la Segunda Guerra Mundial), estaba acostumbrado a que su gente obedeciera sus órdenes, pero no sucedió así en su presidencia.

En fechas más recientes, y quizá en ejemplos más claros, Richard Nixon rutinariamente ordenaba a sus principales colaboradores en la Casa Blanca que cumplieran órdenes a menudo ilegales y extrañas, como una en que pidió colocar una bomba en Brookings Institution a fin de crear una confusión que permitiera el robo de documentos incriminatorios. Los colaboradores, entre quienes se contaban algunos a los que la historia desenmascaró como villanos tras Watergate, protegieron al país al ignorar esas órdenes, dijo Ornstein.

El VP de EU, Mike Pence, contrata a abogado de caso Watergate para investigación sobre Rusia

"Esta no es la primera vez que hemos visto órdenes enloquecidas dadas por un presidente enfurecido porque las cosas no resultan de la manera que quiere", dijo Ornstein.

Brinkley, el historiador de las presidencias, dijo que los principales colaboradores de Nixon y miembros de su gabinete de hecho llevaron las cosas al extremo en el último año de su gobierno y mientras se aproximaba el fin de la indagatoria de Watergate y comenzaba su juicio político. Preocupados por su estabilidad mental, así como por su consumo de alcohol, terminaron por montar un sistema que requería las firmas del jefe del staff y del secretario de la Defensa para autorizar ataques militares, dijo.

"Era una especie de medida paralegal", dijo Brinkley, pero funcionaba bajo la premisa de que EU era más importante como para dejar que Nixon destruyera al país. "La principal medida era servir de contención a Nixon".

Brinkley dice que la presidencia de Trump tiene paralelismos con la era de Nixon. Ahora, como entonces, los servidores de carrera, así como los líderes militares parecen estar adhiriéndose a la ley y a la Constitución más que a los impulsos de Trump.

"Sus tuits se ven simplemente como una absurda aberración propia de la cultura popular y no son vistos como órdenes", dijo Brinkley. "Es algo desafortunado el que un presidente se comporte así, pero cualquiera en las fuerzas armadas o en la CIA debe poder distinguir lo racional de lo irracional. Es su deber mantener a la economía más grande del mundo, así como al único superpoder real a salvo".

También te puede interesar:

- Trump: "La Casa Blanca es un tugurio"

- Este artista se burla del muro de Trump con un grafitti

- El gobierno de Trump sabe que el calentamiento global es real