ESTILO DE VIDA

Aunque no lo creas, los adultos también tienen que vacunarse

El dolor se las inyecciones no se queda en la infancia.

10/08/2017 6:00 AM CDT | Actualizado 10/08/2017 6:00 AM CDT
Jeffrey Hamilton via Getty Images
Person receiving a vaccine

Las vacunas no son sólo cosa de niños. Los adultos también necesitan vacunarse para proteger, tanto su salud, como la de quienes les rodean.

La vacunación evita entre dos y tres millones de muertes anuales por difteria, tétanos, tosferina y sarampión, según indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), misma que considera, se trata de la intervención sanitaria preventiva más costoefectiva que existe.

"Las vacunas recrean la enfermedad sin producir la infección. De esta manera, estimulan al sistema inmunitario para que desarrolle defensas que actuarán en el momento en que se entre en contacto con el microorganismo que produce la infección y la enfermedad", José Antonio Forcada Segarra, enfermero especialista en vacunas y secretario de la Asociación Española de Vacunología.

Forcada explica que al vacunar estamos protegiendo al individuo y a la colectividad de enfermedades que pueden ser frecuentes, graves e incluso mortales.

"Actualmente, en nuestro medio, muchas de las enfermedades frente a las que disponemos de vacunas han desaparecido o están muy controladas. Pero si dejáramos de vacunar, podrían volver a aparecer", manifiesta.

Los especialistas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) expresan que el calendario recomendado de vacunación de la infancia está diseñado para proteger a los bebés y a los niños en los primeros años de vida, cuando son más vulnerables.

Asimismo, los expertos de los CDC afirman que los adultos deben mantener actualizadas sus vacunas pues la inmunidad que ofrecen las vacunas de la infancia puede disminuir con el transcurso de los años. Además, señalan que existe el riesgo de contraer diferentes enfermedades siendo adulto. Por ello, subrayan que la vacunación "es una de las medidas preventivas más convenientes y seguras".

Aunque se hayan recibido todas las vacunas recomendadas siendo niños, en algunos casos es necesario volver a vacunarse. "Al menos de tétanos y difteria hay que poner algún recuerdo si se vacunó bien en la infancia", apunta la doctora Álvarez.

La especialista en vacunología comenta que la edad, la profesión o el hecho de padecer ciertas enfermedades, pueden hacer necesario añadir más vacunas como, por ejemplo, la de la gripe.

A este respecto, la OMS manifiesta que la gripe es más que una molestia. "Es una enfermedad grave que cada año provoca entre 300 mil y 500 mil defunciones en todo el mundo. Las embarazadas, los niños pequeños, los ancianos con problemas de salud y cualquiera que padezca un trastorno crónico, por ejemplo, asma o cardiopatía, corren un alto riesgo de infección grave y muerte", señala.

De igual modo, la doctora Álvarez explica que se recomienda administrar la vacuna de la gripe en cualquier momento del embarazo y las del tétanos, difteria y tosferina entre las semanas 28 y 32 de gestación.

Otro momento en el que los adultos pueden tener que vacunarse es antes de viajar a determinados lugares.

Álvarez aseguró que las vacunas que más se emplean antes de hacer viajes internacionales son "la de la hepatitis, la de la fiebre amarilla en ciertos destinos y luego otras más específicas en función del lugar y del tipo de viaje, pues no es lo mismo un cooperante que un turista que se aloja en un hotel de cinco estrellas".

La experta recomienda ponerse las vacunas más de un mes antes de viajar "para que al organismo le dé tiempo a sintetizar los anticuerpos en la cantidad adecuada".

También te puede interesar:

-Todo lo que DEBES saber sobre la diabetes tipo uno y dos

-El lado oscuro del uso de esteroides en jóvenes 😐

-No dormir bien te está haciendo engordar