MÉXICO

Comparecencia por caso Tláhuac: entre el 'show' político y el narcogobierno

Los cuestionamientos de la Asamblea Legislativa hacia el jefe delegacional Rigoberto Salgado evidenciaron los problemas de seguridad previo a la captura del Ojos... y la guerra política por el control de Ciudad de México.

02/08/2017 1:40 PM CDT | Actualizado 02/08/2017 4:06 PM CDT
Cuartoscuro

¿Golpeteo político o vínculos de un gobierno delegacional con el crimen organizado? Era la pregunta que rondaba en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal durante la comparecencia de Rigoberto Salgado Vázquez, jefe delegacional de Tláhuac por sus presuntoss vínculos con el crimen organizado.

La presión sobre el delegado creció tras el operativo de la Marina y el gobierno de la Ciudad de México en el que cayó abatido Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, líder de la organización criminal que promovió una serie de presuntos narcobloqueos en la capital del país.

Un caso por el cual, la Asamblea Legislativa determinó iniciar un procedimiento de remoción para quitar de su cargo al jefe delegaciónal de Tláhuac.

Salgado llegó temprano a la sede de la Asamblea Legislativa, tres horas antes de que iniciara su comparecencia programada a las 11:00 horas. En las inmediaciones del inmueble en la calle de Donceles, el cerco policiaco anunciaba la gran expectativa que causó la comparecencia del morenista, justo en medio de una guerra política con el PRD por el control de la Ciudad de México rumbo a las elecciones de 2018.

Los señalamientos contra Salgado realizados por legisladores del PRD, PAN y PRI incluyeron los vínculos familiares de algunos funcionarios de la delegación Tláhuac con El Ojos, la entrega de contratos otorgados a Patricia Lizeth Vázquez Sánchez (quien donó dinero a la campaña del jefe delegacional) y las presuntas omisiones del morenista en materia de seguridad pública.

Esto, luego de que la Contraloría de la Ciudad de México abriera dos carpetas de investigación en su contra; una de ellas por dar dinero público para realizar mejoras en el establecimiento mercantil denominado La Carreta del Pacífico, el cual, según información del gobierno de la CDMX, era frecuentado por el capo y administrado por la sobrina de Salgado.

Niego categóricamente cualquier vínculo consanguíneo o de negocios con cualquier grupo", dijo Salgado."Esto es mentira, quienes sostienen un presunto vínculo criminal faltan a la verdad", añadió.

También indicó que en 2012, el gobierno delegacional emitió 552 engomados y constancias de reordenamiento de bicitaxis y mototaxis, y que existe un registro de este tipo de vehículos desde 1999. Esto, luego de que el gobierno capitalino acusó que varios conductores de mototaxis en Tláhuac operaban irregularmente y fungían como "halcones" de la banda delincuencial comandada por El Ojos.

El diputado local, Mauricio Toledo, del PRD, cuestionó a Salgado sobre la manera en que Nancy Cortés (pareja sentimental del Ojos) formaba parte del personal administrativo de la delegación, junto a algunos otros funcionarios con vínculos con la organización criminal.

"¿Cuántos narcobloqueos necesita ver usted para darse cuenta que el problema de inseguridad en Tláhuac es grave?", le preguntó el legislador Luis Mendoza Acevedo del PAN.

El panista junto con Javier López Adame, del Partido Verde, tras cuestionarle por qué la delegación emitió 57 oficios al gobierno de la Ciudad de México para solicitar reforzar la seguridad pública un día después de la captura de el hijo del Ojos en Acapulco Guerrero, el 22 de mayo de 2017.

Es decir, que Salgado avisó al gobierno de Miguel Ángel Mancera que había problemas de inseguridad en la delegación. Pero nunca reconoció si tenía o no conocimiento de las operaciones del Ojos en Tláhuac.

"Hemos enviado más de mil oficios. Se trataba de un tema específico, para que se atendiera un fenómeno específico", dijo Salgado, escuetamente, tras comprometerse a responder a los señalamientos por escrito.

Sin embargo, el jefe delegacional ahondó poco en los oficios enviados, que parecía su mejor carta para defenderse. Nunca reconoció que en ellos se notificara al gobierno de la CDMX sobre la presencia del Ojos en la zona, sino simplemente para advertir la necesidad de más patrullas y elementos policiacos en la delegación.

Luego evadió varios de los señalamientos realizados por sus adversarios políticos, así como sobre los funcionarios del gobierno de Tláhuac vinculados con la delincuencia organizada.

Respecto a los señalamientos sobre la casa del jefe delegacional de Tláhuac, dada a conocer en un medio de comunicación, Salgado dijo que "ese domicilio está declarado desde 2012; (el texto) menciona que son 7 mil metros, cuando en realidad es un predio de 273 metros y la base de 140 metros. ¿Cuál es la necesidad de exponer a mi familia y las personas que ahí habitamos?", dijo.

La bancada de Morena, por su parte, acusó que la comparecencia se había convertido en un "show mediático" en el cual se pretendía culpar al delegado de la situación de inseguridad, a pesar de que el Gobierno de la Ciudad de México es el principal responsable de la seguridad pública en la entidad.

"Los motivos de esta comparecencia obedecen a una campaña de linchamiento", dijo Citlali Minerva Hernández, diputada de Morena.

Por su parte, el experredista y diputado del Partido Verde, Fernando Zárate, amagó con abrir un proceso de destitución contra Salgado por cometer "omisiones graves" en sus funciones como delegado. Una iniciativa que fue respaldada por el perredista Iván Texta Solís.

"Se intenta establecer la hipótesis de que hemos sido omisos. No ha sido así", respondió Salgado. "No hay ausencia de nuestra parte en materia de seguridad", agregó.

::.

Te puede interesar:

Lo que Tláhuac evidenció

Que no, que en Tláhuac no operan narcomenudistas ni mucho menos

En medio de tiroteo cae el Ojos, líder del cártel de Tláhuac-Chalco