UN MUNDO MEJOR

6 lecciones de tres mexicanas en la política para triunfar en el poder

Dentro del foro Mujeres al Poder analizaron los retos que tienen las mujeres dentro en la esfera política.

02/08/2017 7:19 PM CDT | Actualizado 02/08/2017 7:19 PM CDT
mheim3011 via Getty Images

Después de décadas en que los hombres fueron los principales actores políticos en México, finalmente, hace tres años (2014), el principio de paridad fue incorporado a nuestra Constitución. Tres años después, las mujeres siguen trabajando para asegurar su inclusión en los espacios públicos.

A propósito de que el próximo 8 de septiembre arrancará un proceso electoral en el que se elegirán tres mil 416 cargos de elección popular en todo el país, el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir organizó el foro Mujeres al Poder, para conversar sobre los retos y avances de la paridad en nuestro país. Es decir, sobre el trabajo que han realizado los partidos políticos para postular paritariamente (con igualdad entre los sexos) sus candidaturas para los Congresos Federal y locales.

El principio de paridad ha evidenciado una serie de fenómenos que siempre habían estado presentes en la vida política, pero no habían sido visibilizados.

Patricia Mercado, secretaria de Gobierno de Ciudad de México; Jeanine Otálora Malassis, presidenta de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Martha Tagle, exsenadora de la República, y Kenia López, diputada Constituyente de la CDMX participaron en el foro Mujeres al Poder, en donde también presentaron la plataforma mujeresalpoder.mx, para promover la reflexión y el debate en torno al avance político de las mujeres en México y América Latina.

Cuando nosotras llegamos es cuando la política ya no tiene buen rating.Patricia Mercado
Es casi imposible que una mujer que ha hecho política no haya sufrido violencia de género.Kenia López

Es urgente resolver el tema de los cuidados para ya no tener que hacerla de súpermujeres en lo público y en lo privado.

mujeresalpoder.mx

Estas fueron sus conclusiones...

Dejar de decir: "Yo no tengo padrinos"

Muchas mujeres andan por la vida enfrentándosele al mundo solas. Sin embargo, Patricia Mercado asegura que "hay que tenerlos". Más allá de la referencia que tengamos a ellos (sobre todo en relación con la película El Padrino), un padrino es un mentor (hombre o mujer), aquella persona que, sin autocomplaciencia, además de transmitirte su experiencia va a compartir contigo su capital humano; es decir, sus relaciones públicas.

Crear redes de mujeres

No estar conectada ni generar pactos con otras mujeres también puede dificultar tu carrera política. Es importante acercarte a otras mujeres, de preferencia generar un apoyo intergeneracional gracias al cual se logre transmitir la sabiduría y el aprendizaje, y que a su vez ayude a las jóvenes a transitar más fácilmente y en menor tiempo por el terreno político; y que les enseñe cómo reaccionar ante experiencias negativas, que las mujeres mayores ya vivieron.

Estar capacitadas por medio de mentorías

Aunque la mejor manera de aprender a estar en un cargo público es ejerciéndolo, lo cierto es que a quienes se les exige capacitación para participar en ellos es a las mujeres. ¿Cuántos hombres se han tenido que capacitar para ser regidores, diputados? Ellos ya saben cómo participar en la carrera política, por eso es importante acelerar la curva de aprendizaje para las mujeres y provocar un acercamiento entre las que han estado en espacios de toma de decisiones a fin de que se transmitan aquello que no está en los libros.

Acabar con la doble carga laboral

El tema de los cuidados sigue siendo una condicionante que dificulta el ejercicio de los derechos políticos electorales. Por lo que es urgente resolver la agenda de los cuidados: No basta con tener la voluntad de modificar las condiciones, hay que cambiar la división sexual del trabajo y así reducir la carga de los cuidados y el trabajo doméstico para las mujeres.

Incidir en el poder

No se trata solo avanzar en el número de mujeres que participan en la política sino de asegurar su participación en la toma de decisiones públicas.

Entender que la gente necesita gobiernos distintos

Los ciudadanos están acostumbrados a gobiernos dirigidos por hombres. Por eso es importante que, ahora que se está haciendo política pensando en el papel de las mujeres en la sociedad, se aprovechen los valores que tradicionalmente se han relacionado con el género. Las mujeres somos capaces de negociar, de concertar, de llegar a acuerdos. "Esa es una de las cuestiones que podemos aportar: cómo lograr una convivencia pacífica y cómo construir una democracia desde lo diferente".

También te puede interesar:

- Las fotografías de los penes de 100 hombres te enseñarán lo que debes saber sobre virilidad

- Morir para escapar de la pobreza: las historias de los fallecidos en el 'tráiler de la muerte'

- Películas para dejar de reproducir estereotipos