MÉXICO

Así como nació, desapareció empresa que vendió Pegasus a PGR

Se trata de Grupo Tech Bull SA de CV, la empresa intermediaria mexicana que vendió el malware espía Pegasus en 32 millones de dólares al gobierno mexicano.

28/07/2017 10:42 AM CDT | Actualizado 28/07/2017 3:32 PM CDT
Cuartoscuro.

Por: Raúl Olmos, Valeria Durán y Daniel Lizárraga/ MCCI

El dueño legal de Grupo Tech Bull SA de CV, la empresa intermediaria mexicana que vendió a la PGR el malware espía Pegasus en 32 millones de dólares, vive en un asentamiento irregular ubicado en una barranca.

Así funciona el software Pegasus con el que gobiernos pueden espiar teléfonos

Al otro lado de esa cañada, en una habitación del pueblo de Santa Lucía, vivía el apoderado legal de la misma empresa y quien firmó el contrato con Tomás Zerón, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR).

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) ubicó los domicilios del dueño, así como del operador de Grupo Tech Bull y constató que ambos residían en inmuebles ubicados en colonias populares de la delegación Álvaro Obregón, al poniente de Ciudad de México.

Uno de ellos, Carlos Cayetano Miguel, quien en actas apareció como dueño y administrador único de Tech Bull al momento de realizarse la venta de Pegasus a la PGR, aseguró en entrevista que no supo de esa transacción millonaria y que, además , no recibió ni un peso de ganancia.

- ¿Sabías que la empresa que fundaste vendió al Gobierno un malware por 32 millones de dólares?- se le preguntó cuando salía de su casa en la barranca de Guadalupe.

- La verdad es que casi no veo noticias, ni sabía.

Según Carlos Cayetano, no tuvieron encargado de ventas mientras él fue socio y tampoco realizaron ventas. Aún más, dijo que ni siquiera supo que Pegasus se utilizó para espiar a periodistas y activistas.

Así se espía a un periodista en México

Cayetano Miguel creó la empresa, pero ya no recuerda dónde vivió su socio y tampoco --señala-- sabe cómo localizarlo.

"Hace como 3 o 4 años vendí mis acciones", comentó.

- ¿A quién vendiste esas acciones?

- Creo que aparece ahí (en las actas)... la verdad no recuerdo.

- ¿En cuánto vendiste las acciones?

- Creo que mi aportación fue de 3 mil pesos en aquel tiempo, en 2013. Ya después no tengo idea de qué se hizo; se vendió o no se vendió, a quién se le vendió -respondió Cayetano Miguel, mientras caminaba presuroso por las calles de la colonia Puente Colorado, uno de los asentamientos ubicados en torno a la barranca de Guadalupe, camino al paradero donde abordaría el autobús que lo llevaría a su empleo en un despacho contable.

Aquí puedes consultar el reportaje completo.

También te puede interesar:

Pedir que el FBI investigue ciberespionaje en México es una pésima idea

Así creció el proveedor de Pegasus durante el gobierno de EPN

Espionaje a periodistas: más allá de Pegasus