ENTRETENIMIENTO

Ya podemos hablar de la escena de sexo de Game of Thrones... ¿verdad?

Que no fue sexy, más bien fue confusa.

26/07/2017 5:00 AM CDT
www.esquire.com

¿De qué se compone Game of Thrones? De Peleas, muertes (muchas) y escenas de sexo. Estos tres ingredientes han hecho que los seguidores de la serie de HBO se enganchen con la trama y estén pegados cada domingo viendo la tele y adivinando -algunos apostando- sobre quiénes morirán, a quiénes traicionarán, y muy importante, quién se enrollará con otro.

En este segundo capítulo vimos los tres ingredientes principales: peleas, muertes y sexo. Esta última un tanto extraña y confusa.

ADVERTENCIA DE SPOILER, aunque seamos sinceros, ya pasaron tres días y la plataforma de HBO GO ya funciona.

Grey Worm, quien es un joven militar que justo fue entrenado para eso, "propiedad" de Khaleesi y, muy importante para este artículo, castrado, en teoría no sabe amar ni tampoco puede tener una familia (por obvias razones). Sin embargo, desde hace unas temporadas fuimos testigos que entre él y la asistente de Khaleese, Missandei, había química, la cual ya se consumó en este último capítulo.

Después de dedicarse algunas palabras de amor, Missandei tomó la iniciativa y comenzó a besar al guerrero (empoderamiento femenino comprobado una vez más), y a quitarle la ropa... hasta que llegó a las prendas de la cintura para abajo. En ese momento, Worm se puso serio y tenso, pues no quería que su amada lo viera. Eso no le importó a la asistente de Khaleesi, quien domina lo que sucede en la anatomía de su amado.

Todos esos detalles se arreglaron en la cama con, lo que podemos asegurar, fue sexo oral; lo que nos comprueba que cabe cada historia de amor es diferente.

A raíz de esto, algunos usuarios de la red han comenzado a hacer chistes como este:

"Mañana Grey Worm caminando al ejército".

También te puede interesar:

- Profeco, en defensa de los usuarios de HBO GO por fallas en Game of Thrones

- Lo más esperado de 'Game of Thrones' llegará el domingo

- El detalle de esta escena de 'Game of Thrones' que te partirá aún más el corazón