MÉXICO

Fragmentación de los cárteles, causa del repunte de la violencia en México... pero no la única

Agencias de análisis estratégico en México y Estados Unidos señalan que la pulverización de las organizaciones criminales explica en buena medida el repunte de la violencia.

26/07/2017 9:50 AM CDT | Actualizado 26/07/2017 10:23 AM CDT
YURI CORTEZ via Getty Images

Analistas en materia de seguridad coinciden en que la fragmentación de los cárteles de la droga es uno de los principales factores para explicar el repunte en el número de asesinatos que padece México, mismo que perfila a 2017 como el año más violento en la historia reciente del país.

Pero la fallida estrategia del gobierno, enfocada en capturar a los altos mandos de las organizaciones criminales, no sólo ha sido incapaz de reducir la violencia, la cual ha puesto en evidencia la debilidad institucional del Estado mexicano.

De acuerdo con un análisis de la agencia Stratfor, la "balcanización" de los cárteles de la droga en México incrementará los niveles de violencia en 2017, tal como ocurrió en 2016.

"Otra severa limitación de la capacidad del gobierno mexicano para alcanzar algún tipo de acuerdo con los cárteles es que el panorama del cártel ha cambiado drásticamente. Dos grupos principales —los cárteles de Guadalajara y el Golfo— controlaron la mayoría del tráfico de drogas en México en los años ochenta. Incluso hace una década, sólo había un puñado de grupos que controlaban la mayor parte de la actividad. Pero hoy, las luchas intestinas causadas por la codicia y la sospecha, así como la decapitación causada por el arresto o asesinato de líderes del cártel, ha llevado a la balcanización de los carteles de México", señaló en un texto reciente Scott Stewart, vicepresidente de análisis táctico de la agencia Stratfor.

Una estrategia que vuelve aún más difícil la posibilidad de que el gobierno mexicano pueda negociar una cese al fuego con los cárteles.

"En lugar de una federación monolítica de Sinaloa, docenas de grupos de la delincuencia organizada se han fragmentado. Del mismo modo, lo que era el cártel del Golfo es ahora una constelación de bandas geográficas que a menudo están en desacuerdo —y en la guerra— entre sí. Incluso si el gobierno mexicano quisiera llevar a cabo acuerdos para poner fin a la violencia, e incluso si cada grupo en esta serie de bandas criminales estuviera dispuesto a recibir tal oferta, sería imposible llegar a algún tipo de acuerdo de paz integral con muchas partes", agrega Stewart.

Un punto de vista en el que parecen coincidir analistas mexicanos.

"El escalamiento de la violencia no es nuevo. Los homicidios vienen aumentando desde hace aproximadamente 3 años por distintos factores: desde la creciente conflictividad social en el país —que ha dispersado las fuerzas del gobierno federal— hasta el auge que ha cobrado el robo de combustible. Lo verdaderamente preocupante de los sucesos más recientes es que apuntan a dos fenómenos simultáneos de la mayor gravedad", considera Eduardo Guerrero, experto en seguridad pública de la firma Lantia Consultores.

Por una parte, el recrudecimiento de una serie de conflictos que involucran a las organizaciones criminales con mayor poder de fuego del país. Por otra, que todos los grupos criminales, grandes y chicos, están perdiendo el poco miedo que tenían de llamar la atención con actos de extrema violencia, incluso en las zonas urbanas donde éstos son más visibles".Eduardo Guerrero, Lantia Consultores

De acuerdo con datos de la consultora, de abril a junio de 2017 las cifras de homicidios vinculados con el crimen organizado crecieron en relación con el trimestre previo, lo cual provocó un aumento drástico de la violencia en dos estados: Tamaulipas (donde se han registrado 307 ejecuciones en lo que va de 2017) y Sinaloa (583 ejecuciones).

Una violencia provocada en buena medida por la expansión del Cártel Jalisco Nueva Generación.

"Ambos estados, así como muchas otras de las regiones donde la violencia ha repuntado en los últimos meses, son territorios donde el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) no tenía tradicionalmente una presencia importante, pero que muy probablemente se encuentren dentro de sus planes de expansión", señala Guerrero en su artículo publicado en El Financiero.

"Ahora bien. No todos los eventos de violencia de alto perfil parecen estar vinculados con el conflicto entre el CJNG y otras organizaciones por el control de las principales rutas de tráfico de drogas. La creciente frecuencia de hechos de violencia como los registrados en Tizayuca se explica mejor por el adagio: la violencia engendra violencia.

¿Pero es la pulverización de los cárteles la única explicación a la crisis de asesinatos que padece el país?

Alejandro Hope, otro analista en temas de seguridad, sostiene que si bien la atomización de los cárteles, las disputas por el territorio y el tráfico de armas son factores que explican la actual crisis de inseguridad, ésta tiene su causa más profunda en un tema de carácter político: la impunidad.

La causa de la violencia acaba siendo una: la impunidad. La gente mata y la gente muere porque nada sucede y nadie reacciona cuando alguien mata o alguien muere. Y nada sucede porque a nadie en una posición de poder le importa".Alejandro Hope, analista en seguridad

"La lógica es sencilla: cuando la violencia se asume como asunto "entre ellos" (entre el crimen organizado), los homicidios no se investigan, salvo excepciones. Y lo que no se investiga no se sanciona, por definición. Y lo que no se sanciona se reproduce y crece. Así de fácil", remató Hope en un artículo reciente publicado en El Universal.

::.

Te puede interesar:

México es la novena potencia mundial en muertes por conflicto bélico durante la última década​​

Duplican gasto en seguridad, pero crece la violencia​

Domina en México el cártel de Jalisco, según un informe de la ONU