ESTILO DE VIDA

Deja de comerte todo el refri al regresar a casa

La clave: duerme más

20/07/2017 7:37 AM CDT | Actualizado 20/07/2017 8:42 AM CDT

En la vida realmente hay pocas cosas mejores que dormir bien por las noches.

De hecho, de acuerdo a un reciente estudio publicado en Applied Psychology, una noche de buen descanso es tan benéfica que evita sentir antojos a medio día o media noche.

bilderlounge

"Encontramos que los empleados que padecen estrés en el trabajo, tienden a llevar lo negativo de esto a sus costumbres a la hora de comer", afirma el autor Chu-Hsiang (Daisy) Chang, de la Universidad de Michigan, en un comunicado. "De cualquier forma, se dieron otros descubrimientos en cómo dormir bien ayuda a lidear mejor con el estrés del trabajo. Cuando la gente duerme bien por las noches, tienden a comer mejor a la hora de enfrentarse a los problemas en la oficina".

El estudio, que observó a 235 trabajadores en China, encontró que entre más estresados estaban los trabajadores, mayor cantidad de comida chatarra consumían, a menos que hubieran pasado una buena noche antes de ir a trabajar.

Getty Images

"Una buena noche de descanso, hace que los trabajadores se recuperen y se sientan con energía, lo que logra un mejor desempeño en el trabajo y un menor consumo de alimentos poco sanos", dijo Chang.

Yihao Liu, el otro autor del reporte, de la Universidad de Illinois, resalta que comer cuando uno está estresado es una respuesta natural del organismo para aliviar y regular los sentimientos negativos, pero también es un signo de poco autocontrol.

"Cuando se sienten estresados por el trabajo, los seres humanos sienten desbalance a la hora de tener control efectivo sobre sus comportamientos e impulsos, para estar alineados con las metas personales o las normas sociales", agregó.

grinvalds via Getty Images
Man at the office eating donuts

Aunque el consumo de alimentos a deshoras es muy apreciado por los empleados, Chang y Liu insisten en que deben abordar los factores de estrés relacionados con el trabajo en la cabeza, ya que tienen un potencial de daño a largo plazo: el sobrepeso y la salud.