UN MUNDO MEJOR

Bañistas forman una cadena humana para salvar a una familia de ahogarse en el mar

Unas 80 personas se entrelazaron para rescatar a nueve personas atrapadas en una corriente de resaca.

12/07/2017 11:39 AM CDT | Actualizado 12/07/2017 11:43 AM CDT

Una familia tiene docenas de desconocidos a quienes agradecer por sus vidas, después de que estos formaron una gigantesca cadena humana para salvarlos de una corriente de resaca en la costa del golfo de Florida.

Fotos sorprendentes que se tomaron a lo largo de la costa de Panama City el sábado, capturaron la formación de la cadena humana que se extendió en el mar, donde al menos nueve personas luchaban por sus vidas, informó el periódico Panama City News Herald.

Panama City News Herald/newsherald.com
Several dozen people are seen forming a human chain to rescue swimmers that got caught in a rip current off Florida's coast over the weekend.

"Honestamente, pensé que iba a perder a mi familia ese día", dijo Roberta Ursrey, quien corrió al agua para salvar a sus hijos. "Fue como, 'Oh Dios, así es como moriré'".

Ursrey, su esposo, su madre, sus sobrinos y sus hijos disfrutaban de las cálidas aguas cuando escuchó a sus dos hijos gritando en el mar; estaban atrapados.

La gente que la rodeaba en la playa la pidió no ir por ellos, dijo, pero ella se negó a ver a sus hijos ahogarse y fue tras ellos de todos modos. Uno a uno, su familia la siguió y todos fueron superados por la corriente de retorno. En el caos, su madre sufrió un ataque al corazón en el agua.

Tabatha Monroe, quien escuchó los gritos de los chicos, quedó atrapada con su esposa, Brittany, en estas aguas, mientras trataban de ayudar a la familia. Intentaron nadar en línea recta y en lateral, pero nada funcionó, dijo al Washington Post.

"Estaba agotada", dijo Monroe al periódico. Agregó que estaba segura de que se ahogaría.

Derek Simmons, quien recientemente se mudó al área con su esposa, Jessica, de Alabama, dijo que escucharon la conmoción y la gente apuntaba hacia el agua. En un principio, su esposa pensó que se trataba de un tiburón.

GoFundMe
Roberta Ursrey's mother was hospitalized after being pulled from the rough water.

"Había un hombre en el agua, diciendo, 'todos están atorados allí, la contracorriente los tragó. Traté de llegar; si voy más lejos, voy a quedar atrapado'", recordó a la estación de noticias de Alabama, WSFA.

Jessica, que se consideraba a sí misma como una nadadora fuerte, le dijo al Herald que entraron después de la familia, mientras instruían a otros a conectarse entre ellos en una cadena.

"Fue la cosa más extraordinaria que he visto", dijo Simmons al Herald. "Estas personas que ni siquiera se conocían entre sí, confiaron mutuamente entre sí, tanto para llegar y rescatarlos".

Hasta 80 personas se aventuraron en el agua para ayudar a poner a salvo a los bañistas, informó el periódico local.

Una vez a salvo en la playa, Ursrey dijo que su madre fue trasladada a la unidad de cuidados intensivos de un hospital, donde le detectaron un aneurisma aórtico en su estómago.

Según una página de GoFundMe creada por Ursrey, su madre continúa recuperándose de la dura experiencia traumática.

"Ella tiene algunos problemas de corazón y estómago, junto con una neumonía que los médicos están tratando", de acuerdo con la página GoFundMe. "Ella está estable, pero permanecerá en el hospital por un tiempo".

NOAA
The National Ocean Service advise people who find themselves trapped in a rip current to not fight the water. Instead, try to swim parallel to shore.

Cada año, decenas de miles de personas son rescatadas de las corrientes de resaca o de retorno en Estados Unidos, mientras que unas 100 personas mueren, según la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés).

"Moviéndose a velocidades de hasta 2.43 metros por segundo, las corrientes de resaca pueden moverse más rápido que un nadador olímpico", de acuerdo con el sitio web de NOAA.

La agencia gubernamental aconseja que si se encuentran atrapados en una corriente de retorno, los nadadores no deben luchar contra el tirón de la corriente, sino que traten de nadar paralelos a la orilla y luego de regreso a tierra en un ángulo.

"Los nadadores en pánico a menudo tratan de contrarrestar una corriente de resaca nadando directamente de regreso a la costa, poniéndose en riesgo de ahogarse debido a la fatiga", afirma el sitio web de la NOAA.

También te puede interesar:

- El día de su boda conoció al hombre que recibió el corazón de su hijo

- El partido de tenis que se jugó en la frontera entre México y EU

- Ellos quieren llenar de colores y no de violencia los edificios de Villahermosa

Esta nota se publicó originalmente en la edición estadounidense The HuffPost.