INTERNACIONAL

Este primer tropezón de Macron le costará un par de seguidores

Nadie dijo que ser presidente era sencillo.

11/07/2017 4:03 PM CDT | Actualizado 11/07/2017 11:17 PM CDT
LUDOVIC MARIN via Getty Images

Ni el recién estrenado presidente de Francia, Emmanuel Macron está exento del doble filo de las redes sociales. Tras una declaración a la prensa africana, en el marco de la cumbre del G20, Macron optó por la selección de palabras inadecuadas para responder una pregunta sobre el apoyo económico en algunos países africanos. ¿El resultado? Las redes sociales que antes eran sus mejores aliadas ahora lo tildan de racista.

Todo ocurrió en una conferencia de prensa durante la cumbre del G20 en Hamburgo, Alemania cuando un periodista de Costa de Marfíl mencionó el Plan Marshall, una iniciativa de EU para ayudar económicamente con la reconstrucción de Europa Occidental tras la Segunda Guerra Mundial, y lo comparó con la situación de pobreza en varios países de África. "¿Qué tanto están dispuesto los países del G20 a comprometerse con los problemas de pobreza en África y cuál es la posición de Francia respecto al tema?", preguntó el periodista.

Entonces Macron decidió extenderse en su respuesta y hablar durante tres minutos sobre la situación de África y utilizar la palabra "civilizacional".

"El reto en África es completamente distinto, es mucho más profundo, es civilizacional", fue la frase que se destacó en redes sociales y que más llamó la atención sobre el presidente de Francia, quien antes declaró que él no creía en el razonamiento de que debería existir un plan tipo Marshall para rescatar a los países africanos de la pobreza.

"El Plan Marshall era un plan de reconstrucción, un plan material en una región que ya estaba equilibrada, tenía fronteras y estabilidad. Los problemas en África son distintos y son civilizacionales", dijo Macron y su comparación entre la sociedad occidental y africana alimentó Twitter como un leño a una fogata.

"Estados fallidos, transiciones democráticas complejas y transiciones demográficas extremadamente complejas. Múltiples rutas de tráfico que poseen temas importantes como: drogas, trata de personas y armas, un fundamentalismo violento y terrorismo islámico", mencionó.

Y como si esa comparación entre problemas de desarrollo entre la "civilización" africana y europea occidental no hubiera sido suficiente como para encender la furia en redes sociales, la cereza en el pastel ocurrió cuando Macron explicó que en los países de África aún enfrentan problemas como que las mujeres aún "tienen siete u ocho hijos".

"Dicho plan debería ser un plan administrado por los gobiernos africanos y los bloques regionales. Es también una guerra contra la corrupción, una lucha por una buena gobernanza, una transición demográfica exitosa cuando los países hoy tienen siete u ocho niños por mujer", explicó.

Entonces sí las redes sociales terminaron de incendiarse por primera vez para el presidente de Francia:

"civilizacional".

Es 2017 y Francia aún comparte sus opiniones racistas y colonialistas hacia África. Algunas cosas nunca cambian...

Aparentemente el saqueo de recursos por parte de empresas occidentales multinacionales no es el problema. Es la culpa de los siete u ocho niños por mujer.

Sin embargo, Macron también explicó que un plan de transformación se debe desarrollar en conjunto y debe desarrollarse de acuerdo a las necesidades e intereses de los africanos. "Desarrollado con y por los líderes africanos".

También te puede interesar:

- La visión engañosa sobre la relación de Emmanuel Macron con la cultura

- Macron: esperanza de la generación X

- Macron le da cachetada con guante blanco a Trump con este mensaje sobre el cambio climático