El Día Mundial de la Población se celebró por primera vez el 11 de julio de 1990 en más de 90 países. Su objetivo siempre ha sido aumentar la concienciación sobre el crecimiento o decrecimiento de la población, la evolución de la misma, sus implicaciones con el medio ambiente y el desarrollo, así como la planificación familiar.

Este es precisamente el lema de este año: "Planificación familiar, para empoderar a las personas y contribuir al desarrollo de los países".

Las siguientes cifras nos ayudarán a entender la dinámica poblacional de México y el mundo.

1.

Al 2016 se contabilizan siete mil 442 millones de habitantes a nivel mundial.

2.

Se estima que para 2050 habrá nueve mil 700 millones de personas en el mundo.

3.

La población mundial crece a un ritmo de 83 millones de personas al año, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

4.

Las ciudades generan entre el 60 y 80 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

5.

De continuar con este patrón, en 2030 se requerirá de dos planetas para mantener a ocho mil 500 millones de personas.

6.

Alrededor de 70% de la población vivirá en ciudades en 2050.

7.

Los artículos 4 y 6 constitucionales garantizan el acceso a información en materia demográfica; es decir, el derecho de toda persona a decidir de manera libre, responsable e informada el número y espaciamiento de sus hijos.

8.

En el México de 1821 había cinco millones de habitantes, para 2015 la cifra había ascendido a 119 millones 530 mil 753.

9.

Para 2017, México cuenta con 123.5 millones de residentes.

10.

De ellos, más de la mitad (65.2 millones) tiene menos de 29 años.

11.

El porcentaje de mujeres mexicanas es de 51.2%

12.

El porcentaje de los hombres es de 48.8%.

13.

La reducción ininterrumpida de la fecundidad desde finales de la década de los 70 y el aumento de la esperanza de vida han generado una base piramidal cada vez más angosta y una proporción cada vez más alta de adultos (30 a 59 años) y adultos mayores (60 y más años), explicó el INEGI.

14.

Los adultos incrementaron su porcentaje de 26 a 36.7 por ciento entre 1990 y 2017.

15.

Las personas de 60 y más años acrecentaron de 6.4 a 10.5 por ciento en igual lapso.

16.

Se espera que en 2050 su monto aumente a 32.4 millones (21.5% de la población total).

17.

De 1970 a 2017, la razón de dependencia demográfica pasó de 107.6 a 59.9 dependientes por cada 100 personas en edades activas.

18.

En 2016, la esperanza de vida para hombres y mujeres fue de 72.6 y 77.8 años, respectivamente. (En 1930 era de 33 y 34.7 años).

19.

Para 2017 la esperanza de vida al nacer es de 75.3 años

20.

Más del 60% de los adolescentes sexualmente activos en las regiones en desarrollo que quieren evitar el embarazo no están usando la anticoncepción moderna

21.

Más de 225 millones de mujeres que no desean quedarse embarazadas no utilizan métodos contraceptivos seguros y efectivos.

22.

La mayoría de estas mujeres que no pueden satisfacer su necesidad de contraceptivos viven en 69 de los países más pobres del planeta.

23.

Si cada uno de los 69 países enfocados en el PF2020 proporcionara anticonceptivos a todas las mujeres que lo desearan para el año 2030, la planificación familiar evitaría mil 600 millones de embarazos no deseados, más de 500 millones de abortos inseguros y 1,5 millones de muertes maternas.

24.

Dentro de la Cumbre de Planificación Familiar que se realiza en Londres.

25.

Hace cinco años los países se comprometieron a ampliar el acceso a formas modernas de anticonceptivos para 120 millones de mujeres.

26.

Por primera vez en la historia, la necesidad insatisfecha de anticonceptivos ha disminuido, con un récord de 300 millones de mujeres y niñas en 69 de los países más pobres del mundo, que ahora utilizan anticonceptivos modernos.

El acceso voluntario a métodos seguros de planificación familiar es un derecho humano y es clave para alcanzar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, ha señalado el Fondo de Población de la ONU (UNFPA).

De igual forma, la planificación familiar es un elemento vital para erradicar la pobreza, e invertir en ella genera beneficios económicos y de otro tipo, que contribuyen con el desarrollo, agregó.