NEGOCIOS

¿Por qué hay pocas mujeres programadoras? No es falta de interés

La CEO de Laboratoria, un programa que ayuda a mujeres talentosas a convertirse en desarrolladoras web, explica por qué.

10/07/2017 10:50 AM CDT | Actualizado 10/07/2017 11:00 AM CDT
Casa Blanca
La CEO de Laboratoria, Mariana Costa Checa, se reunió con Barack Obama y Marck Zuckerberg, en el Global Entrepreneurship Summit realizado en Silicon Valley en 2016.

Mariana Costa Checa es enfática: la ausencia de mujeres en el sector tecnológico no se debe a una falta de interés o de capacidades, sino a la inexistencia de espacios seguros y de más mujeres en el área informática.

"Hay una falta grandísima de mujeres en el sector por puros prejuicios, y con mis socios decidimos hacer algo para cambiarlo y asegurarnos de que la industria tecnológica crezca siendo más diversa y asegurándonos que las mujeres tengan un rol al darle forma al futuro de esa industria; esto es un win-win para las mujeres y las empresas", dice en entrevista con el HuffPost México durante la octava edición de Campus Party.

La peruana Mariana Costa Checa es fundadora y CEO de Laboratoria, un programa que identifica a mujeres de bajos recursos, para darles la oportunidad de convertirse en desarrolladoras web.

"Queremos formar a más de 10 mil mujeres en los próximos cuatro años como desarrolladoras web, de software", dijo.

Así es como las mujeres pueden salvar a la economía en México y el mundo

El programa comenzó cuando Mariana y sus socios se preguntaron: ¿dónde están las mujeres programadoras?

"Cuando esa empresa empezó a crecer comenzó a verse como el típico equipo de tecnología donde no había ni una sola mujer; éramos unas 15 personas y, en toda la empresa, éramos una diseñadora gráfica y yo, todos los demás eran chicos".

De acuerdo con el Global Gender Gap Report 2016 del World Economic Forum, 39% de los universitarios hombres se gradúa en el área de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, mientras que el índice para las mujeres es de apenas 16%.

Por ello es que las cifras de Laboratoria resultan interesantes; al 2016 este programa ha ayudado a 400 de sus estudiantes a introducirse al mundo de la programación, con un índice de ocupación de 75%; es decir, casi ocho de cada 10 mujeres que ingresan consiguen un empleo.

"Hay una falta grandísima de mujeres en el sector por puros prejuicios", dijo.

La ambición del proyecto no acaba ahí, dado que Laboratoria quiere convertirse en la principal fuente de talento femenino tecnológico en América Latina.

El mexicano que vivió en las entrañas de Silicon Valley dice que el futuro está en....

"Queremos formar a más de 10 mil mujeres en los próximos cuatro años como desarrolladoras web, de software; queremos aprovechar esta enorme demanda que hay en la industria tech para convertirla en una fuente de transformación social", compartió Mariana.

Este proyecto incluso atrajo la atención de Barack Obama y Marck Zuckerberg, con quienes Mariana tuvo la oportunidad de reunirse el año pasado en el Global Entrepreneurship Summit realizado en Silicon Valley.

Laboratoria, que se enfoca en buscar talento latinoamericano, tiene presencia en Ciudad de México, en Santiago de Chile, en Chile y en Lima y Arequipa en Perú. De 2014, cuando se fundó, a 2016, el programa han tenido 400 estudiantes.

Aceptar o no a hombres en Laboratiria

Una de las primeras dudas cuando el programa comenzó fue definir si aceptarían sólo a mujeres, y la resolución a esa inquietud se dio al percatarse de que los espacios seguros eran lo que las futuras programadoras necesitan.

"A nosotras nos ha funcionado increíblemente ser un programa sólo para mujeres. Fue una decisión que en su momento discutimos, pero al final decidimos que fuera sólo para mujeres para asegurarnos de que construyéramos un espacio seguro, de confianza, donde haya muchas menos barreras y donde las mujeres puedan darse cuenta que en este salón de clases todo mundo está aprendiendo programación y todas se ven como ellas", dijo.

Ha sido muy buena decisión, enfatiza Mariana. "Siempre decimos que el día que cerremos la brecha de género, Laboratoria también atenderá hombres, pero por ahora ser solo para mujeres ha hecho que se vea como una opción para miles de jóvenes que, de repente, viendo una típica facultad de software hubieran dicho 'no, esto no es para mí'".

De ahí que la mayoría de las estudiantes muestre un gran entusiasmo al entrar al programa. "A las dos semanas ya están enamoradas del código y fascinadas de haber descubierto de lo que es poder crear, construir, programar, así que no es un tema de interés, porque realmente les encanta y se apasionan al mismo nivel que lo hacen los hombres".

"Al ser solo para mujeres, Laboratoria se ve como una opción para miles de jóvenes que, de repente, viendo una típica facultad de software hubieran dicho 'no, esto no es para mí'"

La hilarante broma con la que Beakman troleó a Trump en Campus Party

En este contexto, al hablar el tema de la comunidad LGBTIQ, el escenario es aún más adverso.

"Con esta comunidad el reto no lo pondría en términos del mundo tecnológico, creo que el reto es mucho más grande. Hay un nivel de exclusión en muchos más ámbitos y creo que es algo que como sociedad tenemos que resolver. Al final del día tenemos que asegurarnos de construir una sociedad a todo nivel, que les dé a todas las personas las condiciones para realizarse como haciendo lo que sea que les haga felices".

Finalmente, Mariana exhortó a las empresas a adoptar un mayor nivel de inclusión, ya que es una labor en la que todos salen ganando.

"Hay una mayor concientización, al menos de las empresas con las que hemos decidido trabajar; obviamente eso no pasa a todos los niveles y hay muchas compañías que no han creado la cultura adecuada y no sólo para las mujeres, sino en general con minorías de todo tipo en el sector de tecnológico", concluyó.

También te puede interesar:

Cada vez más mujeres denuncian una cultura sexista en Silicon Valley

Mujeres indecentes, esta convocatoria es para ustedes

No, las mujeres NO hablan más que los hombres