ESTILO DE VIDA

Oler la comida te hace engordar

Según la ciencia, hasta lo que no comes te hace daño.

11/07/2017 8:20 AM CDT | Actualizado 11/07/2017 8:25 AM CDT
stockvisual
Getty Images

Oliver Sacks, uno de los mejores neurólogos y autores británicos, aseguró que nuestra percepción es resultado de un flujo sensorial caótico. Quizá utilizó la palabra "caos" para referirse a las reacciones que el cuerpo experimenta a partir de nuestros sentidos, más aún, cuando no tenemos el mínimo control sobre ellos.

Y así vamos todos los días disfrutando lo que oímos, vemos, sentimos, degustamos y hasta olemos, pues, ¿qué es lo peor que podría pasar? Bueno, pues investigadores de la Universidad de Berkeley,te lo dicen: oler tu comida te hace engordar.

AOL

En su proyecto "El sentido del olor impacta la salud metabólica" utilizaron dos ratones, a los cuales, se les proporcionó la misma dieta -rica en grasas-. Como parte del experimento eliminaron temporalmente el sentido del olfato en uno de ellos y notaron que el ratón que no había sido 'intervenido' mantuvo su peso (derecha), mientras que el que vio afectado su sentido del olfato (izquierda) incrementó de peso y talla.

AOL

La explicación

Nuestro sentido del olfato es clave en el proceso digestivo. Cuando los investigadores intentaron lo contrario para reforzar su resultado, los ratones a los que se potenció su olfato, mostraron un incremento de peso, incluso mayor, que los que tenían un olfato 'normal'.

Estos hallazgos sugieren que el olor de nuestros alimentos juega un papel importante en cómo el cuerpo se ocupa de las calorías. Si alguien no puede oler su comida, puede quemar más grasa en lugar de almacenarla.

Los ratones, al igual que los seres humanos, son más sensibles a los olores cuando tienen hambre que después de haber comido; por lo que tal vez la falta de olfato, puede provocar la sensación de saciedad. Mientras busca alimento, el cuerpo almacena calorías por si no tiene éxito; una vez que el alimento está asegurado, el cuerpo se siente libre para quemarlo.

Aunque los circuitos neuronales todavía son desconocidos, ahora es más evidente la conexión entre el sistema olfativo y las regiones del cerebro que regulan el metabolismo, en particular el hipotálamo.

"Este documento es uno de los primeros estudios que realmente muestra que si manipulamos insumos olfatorios, podemos la percepción del cerebro sobre el equilibrio", dijo Céline Riera, exbecaria de la UC Berkeley.

Hay personas que pierden su sentido del olfato debido a la edad, lesiones o enfermedades como el Parkinson. Y a pesar de que la causa no es clara, la constante es que pierden el apetito. Por fortuna, un estudio publicado por la revista Metabolismo de las Células sugiere posibles soluciones para aquellos que han perdido su olor, así como para los que tienen problemas perdiendo peso.

También te puede interesar:

-Debemos de reaprender a comer grasas

-Debemos de reaprender a comer grasas

-Estos alimentos pueden ayudarte a quemar grasa y adelgazar