MÉXICO

De los bad hombres a ¿mejor no hablar del muro?

Muchos decires y pocos quehaceres, así la relación de México con EU desde que llegó Trump

07/07/2017 1:50 PM CDT | Actualizado 07/07/2017 1:57 PM CDT
Carlos Barria / Reuters

El 25 de enero Trump madrugó a México al firmar una orden ejecutiva con la que mandataba la construcción del muro entre México y Estados Unidos. No conforme, el presidente de Estados Unidos dijo, en una entrevista con la cadena de noticias ABC, que nuestro país reembolsaría los gastos de construcción en "una fecha posterior".

De entonces a la fecha muchas cosas se han dicho y pocas se han hecho, de ambos lados. Tal vez la más fáctica haya sido la cancelación, tras el anuncio, de una reunión entre el presidente Enrique Peña Nieto y su homólogo estadounidense que se había acordado para el 31 de enero pasado.

Fue hasta este 7 de julio que, lejos de Los Pinos y de la Casa Blanca, ambos mandatarios sostuvieron su primer encuentro como iguales, en el que, se había dicho, estaba acordado no hablar del polémico tema del muro.

Y aunque la charla se centró en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el impronunciable tema saltó: Trump se dio un tiempo para recordar su postura y, según reportaron las agencias EFE y AFP, insistió en que el gobierno mexicano sea quien pague el muro.

Cuando en enero, Trump firmó la orden ejecutiva para construir el muro fronterizo, múltiples voces se alzaron y, ese mismo día, por la noche Enrique Peña Nieto fijó su postura, reprobó la construcción y reiteró que "México no cree en los muros" y "no pagará por ningún muro".

Políticos y líderes de opinión hicieron también un llamado y pidieron, entonces, que Peña cancelara la reunión con Trump programada para el 31 de enero pasado.

Ese mismo día, Andrés Manuel ‏López Obrador planteó la exigencia de que México denunciara a Donald Trump ante la ONU por violación a los derechos humanos.

Un día después, en un editorial titulado "En defensa de México", el diario español El País pidió la unión de Europa para defender a México. Hace "falta una voz alta y clara en defensa de México por parte tanto de Europa como, sobre todo, de la comunidad iberoamericana de naciones", demandaban el medio.

Aunque, un día antes, diversas voces le pedían al presidente de México cancelar el encuentro, fue necesario un tuit de Trump para que diera el paso. En el mensaje, éste escribía "si México no quiere pagar por el muy necesario muro, entonces mejor cancelamos el próximo encuentro".

Así llegaba la escalada, en la que gobernadores, empresarios, partidos y hasta Andrés Manuel López Obrador pedían apoyar a Peña.

Una vez que el presidente de EU zanjó el asunto, la cadena estadounidense CNN divulgó detalles sobre una llamada telefónica entre Peña y Trump, en la cual se destacaba un comentario que Trump habría hecho:

Ustedes tienen algunos hombres muy duros en México con los que pueden necesitar ayuda. Estamos dispuestos a ayudar con esa gran liga, pero ellos tienen ser noqueados y usted no ha hecho un buen trabajo para noquearlos. "

Pero el gobierno mexicano volvió a optar por la moderación, aunque reconoció que se había realizado la llamada.

A través de un mensaje difundido el 30 de enero, Peña mencionó la llamada telefónica y señaló que le hizo ver a Trump su compromiso "por defender en esta negociación el interés de México como país."

Para el 6 de febrero, el gabinete federal tuvo que salir a recibir otra vez los embates, luego que se difundiera que en la llamada entre ambos mandatarios se había dejado ver una posible incursión del gobierno de EU en territorio mexicano.

Entonces el vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez, dijo que bajo ninguna circunstancia se permitirá la operación de tropas de otros países en México.

Un par de días después, el 8 de febrero, tras reunirse en Washington, D.C. con el Secretario de Estado, Rex Tillerson, y con el Secretario de Seguridad, John Kelly de los Estados Unidos de América, el canciller mexicano Luis Videgaray daba a conocer que no se contemplaba reprogramar la visita de Peña Nieto a aquel país.

En abril, una posible cancelación del TLCAN por parte de Estados Unidos volvió a saltarle a México en las manos. Sin embargo, para el 27 de abril, tras los rumores de una posible orden ejecutiva para acabar la participación de EU, México y Canadá hablaron para pedir la renegociación.

Cinco meses después de que el presidente Enrique Peña Nieto dijo "no" al encuentro, el propio gobierno federal anunció que ahora sí habría reunión con su homólogo Donald Trump. La cual volvió a dejar al país, otra vez, sin definiciones.

También te puede interesar:

La reunión Peña-Trump: mucho TLCAN; oídos sordos al muro

Peña Nieto y Merkel unen fuerzas por el libre comercio y lanzan dardo a Trump

Falta "respuesta firme de México" a Trump por ahuyentar inversión: Cárdenas

Cancillería mexicana desmiente la discusión por los "bad hombres"

Ponerse firme contra Trump es una buena política para el presidente Peña Nieto

El tema del muro será una conversación privada, acuerdan Peña y Trump

El mismo día que Trump dice que México va a pagar por el muro, EPN dice NO

La campaña del EZLN contra el muro de Trump