ESTILO DE VIDA

Así es un recorrido de 48 horas por el paraíso del vino mexicano

Imperdible.

07/07/2017 6:00 AM CDT
Getty Images/iStockphoto

Ensenada, Baja California, es conocido por muchos como el paraíso de los vinos. El clima es perfecto durante todo el año, incluso en el verano las temperaturas no superan los 30 grados, lo cual permite que de sus viñedos surjan los mejores vinos de México y el mundo.

Uno podría pasar semanas en este paraíso, sin embargo, a veces nuestras vidas ocupadas solo permiten algunas horas para viajar.

En Ensenada, 48 horas bastan para conocer cuatro viñedos con calma y comer en los mejores restaurantes del estado, probando los mejores vinos en el camino.

Día 1

Te recomendamos iniciar la mañana con una visita al viñedo Tres Mujeres, conocido por sus uvas y aceitunas.

No solo podrás probar los aceites y vinos artesanales, sino también disfrutar de piezas antiguas de cerámica y azulejos que el viñedo tiene en su colección.

Después de la visita mañanera, un descanso del sol te caerá muy bien en el Muelle 3, donde podrás probar comida deliciosa en La Guerrerense, un puesto callejero que vale muchísimo la pena.

Con más de 50 años de experiencia sirviendo mariscos, La Guerrerense se conoce por su sabor tradicional. Todo lo que sirven en este puesto es delicioso, pero te recomendamos probar las tostadas de ceviche y de pulpo.

Getty Images

Por la tarde, el viñedo Mogor Badán será una parada extraordinaria. Este lugar es conocido por todos los aficionados del vino.

Sus viñedos son famosos por la producción de vino orgánico. El viñedo también tiene un mercado de frutas de temporada donde puedes probar frutos de la región.

Si visitas el viñedo en agosto, hay un evento conocido como Jazz en el Mogor, que consiste de música y degustación de alimentos y vino orgánico.

Para terminar el día, debes cenar en el restaurante La Laja, que te mandará bien contento a la cama. Este restaurante es típico de la región. Todos sus platillos son deliciosos, pues sus ingredientes temporales son cosechados en la huerta del restaurante.

Día 2

El día siguiente continuará el recorrido por los mejores viñedos del Valle de Guadalupe complementado por comida deliciosa.

Por la mañana debes visitar el viñedo Monte Xanic. No solamente podrás conocer el proveedor de uvas de unos de los mejores vinos producidos en la región, sino su producción. Con más de 30 años de experiencia, Monte Xanic te da la oportunidad de conocer sus viñedos y luego conocer la producción de los primeros vinos premium de México.

Bloomberg via Getty Images

Para un cambio de paisaje, ve a comer a Villa Ortega en Puerto Nuevo. Localizado frente al mar, podrás disfrutar de comida deliciosa (te recomendamos la langosta con frijoles estilo Rosarito) con una vista al mar espectacular. Por la tarde no te puedes perder la Casa de Piedra. Este es un viñedo construido en piedra acompañado por estructuras del arquitecto Alejandro D´Acosta, piezas de diseño verdaderamente imperdibles.

Para terminar este inolvidable viaje, cena en el Restaurante Altozano. Este es un restaurante conocido como un asador campestre de ingredientes regionales servidos con vinos, cervezas artesanales, y por supuesto, con un viñedo a tu alrededor.

Te puede interesar:

Tenemos que ir a San Miguel de Allende porque arte, vino y comida

Vino a 40 metros bajo el nivel del mar

¿Y de postre? Pide un vino dulce