ESTILO DE VIDA

Los privilegios de ser bonita (que no queremos aceptar que existen)

Tenemos que hablar de la columna de la escritora y activista Janet Mock.

30/06/2017 11:37 AM CDT | Actualizado 30/06/2017 11:51 AM CDT
Getty Images

Ser bonita es subjetivo, pues puede significar algo diferente para cada persona o grupo de personas. Sin embargo, socialmente la belleza implica privilegios; o al menos esa es la tesis de la activista transgénero y escritora estadounidense, Janet Mock.

"Ser bonita es generalmente sinónimo de ser delgada, blanca, sana y heterosexual. Entre más cerca estés de esos ideales, más serás considerada bonita y ganarás los beneficios que la belleza implica", escribió Mock en una columna publicada hace unos días en la revista Allure.

En México fue revelada una encuesta que demostró las consecuencias de la discriminación racial en el país.

Una frase resume la gravedad: "Las personas con piel más clara son directores, jefes o profesionistas; las de piel más oscura son artesanos, operadores o de apoyo", indicó el director de órgano que elaboró la encuesta, el Inegi.

¿Entonces cuáles son los beneficios a los que se refiere Mock?

Mock narró que, desde que era una joven transexual se preguntaba qué se sentiría ser una "niña bonita", y no solo inteligente, culta o bien portada -lo que generalmente le decía la gente–. "Como muchos adolescentes, lidié con mi cuerpo y cómo me veía. Pero mi desesperación aumentó con las expectativas de ser 'normal', así como la imposibilidad de alcanzar los altos estándares de belleza establecidos".

La angustia disminuyó cuando, a partir de los 16 años, completó su transición médica y la gente comenzó a verla y aceptarla "finalmente" como una chica. Además, según su narración, comenzó también a atraer a jóvenes que la detenían, por primera vez, para decirle que era bonita.

Y con ello llegaron los privilegios que, hasta ese momento, no había disfrutado.

"No hacía nada para ganar la atención que mi belleza me daba. Pronto me di cuenta que la gente me veía y me sonreía, me ofrecían asientos en el autobús y bebidas en los bares; me decían cumplidos sobre mi apariencia y me abrían las puertas", escribió.

La belleza, según Mock, da popularidad, mejores grados académicos, mejores experiencias en el trabajo y promoción laboral.

Las personas consideradas bellas son contratadas más fácilmente, tienen mejore salarios (...) son percibidas como más inteligentes, saludables y competentes. La gente bella es tratada mejor.

Sin embargo, ese privilegio generalmente deja fuera a las mujeres trans, afroestadounidenses, morenas, con alguna discapacidad, gordas o viejas.

"Ser curvy pero no plus size, no tan negra, trans pero muy femenina ha hecho de mi experiencia salgo muy diferente que la mayoría (de mujeres trans)", dijo, privilegiada.

Y precisó: "Esto no significa que la gente bella no tenga sus propios problemas, inseguridades y presiones, como cuestionamientos acerca de si una promoción laboral fue solo por su aspecto, por ejemplo".

Pero concluyó que "el privilegio de la belleza es real".

"La gente con privilegio no quiere cuestionar su privilegio, independientemente si es por ser blancx, heterosexual o lo que sea. Pero debemos reconocer nuestro privilegio si queremos desmantelar ese sistema y jerarquías. Necesitamos ser honestxs y voy a comenzar conmigo misma: soy bonita y tengo privilegios por serlo".

Te puede interesar:

Así acabaría el racismo en México, según el CONAPRED

Dime de qué color eres y te diré el nivel de oportunidades que tendrás en México

Por estas razones el color de piel determina las oportunidades de los mexicanos