ESTILO DE VIDA

¿El agua de coco es tan dañina para la salud como el aceite?

No más malas noticias, por favor. 😩

27/06/2017 3:56 PM CDT | Actualizado 27/06/2017 3:56 PM CDT
Getty Images/iStockphoto

La semana pasada, la Asociación Americana del Corazón publicó un reporte que advirtió del alto congeniado de grasas saturadas en el aceite de coco. El informe irritó a mucha gente sobre el vínculo real entre la grasa saturada y las enfermedades del corazón, mientras que otros se preguntaron: ¿qué significa esto para el agua de coco y sus beneficios para la salud?

Vamos a aclarar todo, aquí mismo, ahora mismo.

Hay mucho dentro de un simple coco. No sólo proporciona agua de coco, sino también nos da aceite de coco (entre otras cosas). Aunque ambos productos populares se producen a partir de la misma fruta (que técnicamente es una drupa de una sola semilla, según los botánicos), su contenido nutricional es muy diferente.

¿Qué es el agua de coco?

El agua de coco es el líquido que se encuentra dentro del coco. Los cocos jóvenes (alrededor de los siete meses de edad) están llenos de agua de coco. En las partes del mundo donde crecen los cocos, no es extraño ver gente bebiendo el agua de un coco directamente de la fruta con un popote.

Durante los últimos años, el agua de coco se ha promocionado como una alternativa natural a las bebidas deportivas. Es por eso que se está vendiendo a escala tan grande. Su reputación puede ser inflada, pero en general se acepta generalmente como una opción saludable. Una porción de 230 ml tiene porcentaje cero de grasa (que significa cero grasa saturada, también), sólo 40 calorías y 13 por ciento de la ingesta diaria recomendada de potasio.

¿Qué es el aceite de coco?

El aceite de coco se elabora a partir de la pulpa de un coco maduro. Un coco joven, como el que mencionamos antes, apenas tiene. Pero como el coco sigue madurando, utiliza el agua para formar su pulpa. Esto ocurre durante un período de unos cinco meses. La pulpa de coco tiene mucha grasa en ella - una taza cuenta con más de 28 gramos-, por lo que puede ser convertido en aceite.

Debido a que el aceite de coco está hecho de la pulpa de coco alta en grasa, también es alto en grasa -y no cualquier grasa, sino saturada-. Una cucharada de aceite de coco contiene casi 12 gramos de grasa saturada. Es por eso que la relación del aceite de coco con el público es controversial al hablar de salud. A veces se teme por su alto contenido de grasas saturadas, otras veces ha sido amado por sus ácidos grasos de cadena media.

Entonces, ¿cómo es que el aceite y el agua tienen contenidos tan diferentes de grasa?

La respuesta es simplemente que se derivan de diferentes partes del coco. A pesar de que ambos están alojados debajo de la misma cáscara de la fruta, no son lo mismo en absoluto. Así que trata el agua de coco y aceite de coco de manera diferente, como lo harías con un racimo de uvas y una copa de vino.

Te puede interesar:

(Muy) malas noticias para los que creen que el aceite de coco es saludable

¿En serio el aceite de coco es tan malo para la salud como la mantequilla?

El coco y sus derivados: ¿el nuevo oro blanco?