INTERNACIONAL

Policía rusa detiene a más de mil manifestantes partidarios del principal opositor a Putin

El opositor al Kremlin, Alexei Navalny, fue condenado el lunes a 30 días de cárcel.

13/06/2017 1:13 PM CDT | Actualizado 13/06/2017 1:37 PM CDT
Maxim Shemetov / Reuters

El principal opositor al presidente Vladimir Putin, Alexei Navalny, fue detenido el lunes a la salida de su casa en Moscú, cuando se dirigía hacia una manifestación en contra del gobierno ruso.

Navalny, quien espera presentarse contra Putin en la elección presidencial del próximo marzo, es uno de los principales opositores al régimen de Putin, en el poder desde el año 2000. Además de Navalny, la policía detuvo a 1,720 manifestantes en varias ciudades rusas, en una nueva jornada de protestas contra la corrupción del gobierno de Putin.

Navalny fue condenado a 30 días de cárcel por convocar a manifestaciones no autorizadas en varias ciudades del país. En San Petersburgo, al menos 14 personas fueron condenadas a 10 días de reclusión y 10,000 rublos de multa (cerca de 156 euros) por participar en esas protestas contra la corrupción.

"Mi arresto fue cómico: me detuvieron en tres minutos", contó a la agencia de noticias AFP el opositor Ilia Iachin, condenado a 15 días de prisión, una pena que tiene intención de recurrir.

Maxim Shemetov / Reuters
El líder opositor Ilya Yashin asiste a una audiencia en Moscú, Rusia, el 13 de junio de 2017.


En Moscú, seguidores de Navalny se reunieron en la calle dde Tversakayas de la capital rusa. Tanto ahí como en las ciudades de provincia, las fuerzas antidisturbios respondieron con firmeza, utilizando palos para dispersar a los manifestantes y llenando autobuses con detenidos.

La justicia abrió investigaciones contra dos manifestantes acusados de agredir a las fuerzas de seguridad, un delito por el que podrían ser condenados a hasta cinco años de cárcel, según las autoridades.

El sábado 30 de abril, cientos de rusos se manifestaron contra un posible nuevo mandato del presidente Vladimir Putin, desafiando la prohibición de las autoridades en varias ciudades de Rusia, como San Petersburgo, donde la policía detuvo a unas 120 personas.

Indignación internacional

A nivel internacional, las masivas detenciones del lunes generaron una ola de descontento.

La Casa Blanca condenó "con vigor" esos arrestos y reclamó la "liberación inmediata" de los manifestantes. "Los rusos merecen un Gobierno que respalde (...) la posibilidad de ejercer sus derechos sin temor ni represalias", declaró su portavoz Sean Spicer.

Federica Mogherini, jefa de política exterior de la Unión Europea (UE), dijo que la detención de manifestantes pacíficos "amenaza las libertades fundamentales de expresión".

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, expresó "su preocupación" por lo ocurrido en Rusia.

Stringer . / Reuters
Manifestantes en la ciudad de San Petersburgo, Rusia.

La organización Amnistía Internacional dijo que la represión "demuestra el total desprecio de las autoridades por los derechos humanos fundamentales".

De acuerdo con su Informe 2016/2017 sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, en Rusia se han intensificado las restricciones del derecho a la libertad de expresión, asociación y reunión pacífica.

No solo la libertad de expresión y asociación se ha deteriorado en el país, también la libertad de prensa.

En su más reciente informe Libertad de Prensa 2017, Reporteros Sin Fronteras ubicó a Rusia en el lugar 148 de 180 países evaluados.

De acuerdo con la organización, con la llegada de Putin se ha incrementado la presión que ejerce el gobierno en los medios de comunicación independientes.

Con información de AFP.

También te puede interesar:

Más de 100 detenidos en Rusia en manifestaciones contra Putin

Merkel le recuerda a Putin algunos pendientes: Ucrania y derechos LGBT

Por qué cada vez es más probable el conflicto entre Estados Unidos y Rusia