UN MUNDO MEJOR

Los dos nuevos secretos ocultos en el subsuelo del Centro Histórico de CDMX

El Templo de Ehécatl y una cancha del "juego de pelota" de México Tenochtitlan, los hallazgos arqueológicos.

08/06/2017 1:15 PM CDT | Actualizado 08/06/2017 1:33 PM CDT

Durante ocho años, la calle de Guatemala, ubicada exactamente atrás de la Catedral Metropolitana de Ciudad de México, ha estado invadida por arqueólogos. Desde 2009, el Programa de Arqueología Urbana ha estado recuperando "los vestigios de lo que fue el Recinto Ceremonial de México-Tenochtitlan".

Fue precisamente en un par de lotes (el número 16 y el número 24) de esta calle que ocurrieron los hallazgos del Templo de Ehécatl y de parte del juego de pelota, además de un Tzompantli.

Sandra Lucario

Vamos a recordar un poco nuestras clases de historia.

Los aztecas fundaron Tenochtitlan en el lugar donde "la gente que vino de Aztlán" encontró al águila parada sobre un nopal devorando una serpiente.

El Templo Mayor —"corazón y ombligo del universo mexica/azteca"— era el lugar de mayor sacralidad para los aztecas.

Por él "se ascendía a los niveles celestes o cielos y se bajaba al inframundo. De él partían los cuatro rumbos del universo", explica Eduardo Matos Moctezuma en Arqueología Urbana en el Centro de la Ciudad de México.

Según Fray Bernardino de Sahagún la plaza principal de Tenochtitlan tenía 78 edificios en su interior, entre ellos el Templo Mayor. Se ha calculado que el recinto ceremonial de los Mexicas tenía 380 metros por lado.

Es precisamente dentro del Programa de Arqueología Urbana, que arrancó desde mediados de 1991, que han ocurrido los siguientes hallazgos.

Según las interpretaciones, el primero correspondería al Templo del dios del viento, Ehécatl. El edificio, orientado hacia el adoratorio a Tláloc, mediría aproximadamente 34 o 36 metros de largo y cerca de cuatro de alto.

A la vista se encuentra una plataforma semicircular colocada sobre una rectangular.

Cronológicamente correspondería al gobierno del Tlatoani Ahuizotl (1486-1502).

Sandra Lucario

Dentro del mismo terreno, sobre la calle de Guatemala, en donde se encontraba el antiguo hotel Catedral, se encontró una antigua cancha del juego de pelota (con forma de una doble T), de 50 metros de longitud, aproximadamente.

Sandra Lucario

De acuerdo con los investigadores, fue en esta cancha donde tuvieron por primera vez un espectador extranjero: Hernán Cortés. Los investigadores explican que el último emperador azteca, Moctezuma, habría sido quien lo invitó a conocer el juego.

En la zona de la cancha encontraron 32 juegos de huesos cervicales, que corresponderían a personas que probablemente habrían sido sacrificadas o decapitadas en el juego.

Sandra Lucario

Los investigadores han podido reconstruir el Templo Mayor con base en las crónicas y documentos del siglo XVI, y los datos arqueológicos que han ido recopilando. Todos estos hallazgos precisan ubicaciones, orientaciones y dimensiones de las estructuras relatadas.

Sandra Lucario

El Programa de Arqueología Urbana nació a mediados de 1991, para analizar el proceso de desarrollo de un área delimitada a siete cuadras del Centro Histórico. Es decir, el subsuelo del área que ocupan las calles de Moneda por su lado sur; Correo Mayor y El Carmen por el este; San lldefonso y González Obregón, al norte, y Brasil y Monte de Piedad, al poniente.

La investigación abarca siete siglos de ocupación: 200 años de presencia Mexica (1325-1521); 300 de Colonia; además del siglo XIX y lo que va del XX y XXI.

Sandra Lucario

El objetivo del Programa es estudiar las transformaciones ocurridas en este espacio; por qué y cómo se desarrolló, y cómo devino en lo que ahora es.

La investigación incluye estudio de archivos, leyendas y tradiciones; además de documentos como el catálogo de monumentos preparado por la Dirección de Monumentos Históricos del INAH, los mapas y planos que se conocen desde la etapa prehispánica hasta nuestros días, y la fotografía aérea.

Además del templo a Ehécatl Quetzalcóatl y del juego de pelota, como parte del programa se han encontrado el Cuauhxicalco, edificio donde se incineraba a los gobernantes, una plataforma que formó parte del Calmécac, así como tres esculturas que representan a Mictlantecuhtli (deidad de la muerte), Xiuhtecuhtli (Dios del Fuego) y un Cuauhxicalli en forma de águila.

Sandra Lucario

El programa busca rescatar vestigios arqueológicos que permanecen enterrados bajo las calles y edificios del Centro Histórico y recopilar datos que vayan apareciendo en distintas obras, siempre protegiendo "el inmenso patrimonio cultural de México", explicaron el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, y Raúl Barrera, coordinador del Programa de Arqueología Urbana (PAU).

Para nosotros lo importante es proteger el patrimonio y los vestigios. Por un lado, la intervención y la investigación del patrimonio arqueológico, y el segundo paso es la protección de estos vestigios y finalmente la exhibición.

Sandra Lucario

Sandra Lucario

Aunque aún no se tiene fecha es espera habilitar esta zona como sitio museo.

A continuación te presentamos algunas imágenes del descubrimiento de un tzompantli, una plataforma con decenas de cráneos alineados y que se presume corresponden a personas decapitadas en ceremonias o enemigos capturados por el imperio azteca.

Sandra Lucario

Sandra Lucario

Sandra Lucario
Sandra Lucario
Sandra Lucario

Sandra Lucario
Sandra Lucario
Sandra Lucario

Con información de AFP.

También te puede interesar:

- Mujeres recrean sus portadas de Playboy después de 30 años

- La reunión de DiCaprio, EPN y Slim sintetizada en 14 memes

- Soy mexiquense, no voté por Morena y no soy tonto ni desinformado