UN MUNDO MEJOR

La primera política transgénero quiere cambiar Francia

07/06/2017 9:15 AM CDT | Actualizado 07/06/2017 11:20 AM CDT
AFP

Oficialmente, se sigue llamando Xavier, pero en sus tarjetas se presenta como Hélène Hardy, candidata transgénero a las legislativas francesas por el partido ecologista.

A cinco días de la primera vuelta de las legislativas, esta elegante mujer de 64 años distribuye folletos electorales en un mercado cerca de Lille, en el norte de Francia.

Allí, se presenta como una activista a favor de los desempleados y de los derechos de las personas LGBT. "Ella misma es una mujer trasgénero", señala el texto.

Apenas un mes después de la elección presidencial, los franceses elegirán en una elección a dos vueltas, el 11 y 18 de junio, a 577 diputados.

Según los sondeos, el movimiento del recién electo presidente Emmanuel Macron, La República en Marcha (LREM), se perfila como el gran favorito.

"Soy una candidata ecologista y transgénero. Con mi identidad transversal, puedo contribuir al reconocimiento de las personas transgénero"

"Soy una candidata ecologista y transgénero. Con mi identidad transversal, puedo contribuir al reconocimiento de las personas transgénero"

"Soy una candidata ecologista y transgénero. Con mi identidad transversal, puedo contribuir al reconocimiento de las personas transgénero", explica Hardy, que se enfrenta a otros 15 aspirantes en su circunscripción.

Lleva muchos años militando en política, pero ésta es su primera campaña electoral como mujer. Aunque cuenta que "siempre se ha sentido mujer", su transición comenzó hace apenas dos años.

Desde entonces, "vivo en el paraíso", señala, con una sonrisa de oreja a oreja. "Me siento mucho más cómoda cuando hablo con otras personas, más fuerte".

"Tomé consciencia de que era niña cuando tenía 4 o 5 años, pero eran los años 50, no podía decir nada. Con el paso de los años, se volvió más difícil aceptarlo", cuenta Helène.

En su cumpleaños número 55, se despertó en llanto. Ese día decidió que "no podía morir siendo hombre".

A partir de ese día, comenzó una etapa "complicada, dolorosa para mi familia". "Avancé, renuncié, recomencé, etc... hasta encontrar la fuerza de decirme que soy mujer, y punto".

Estuvo casada dos veces, pero prefiere no hablar sobre su vida privada.

Oficialmente se sigue llamando Xavier. Presentó un pedido en la alcaldía para cambiar su nombre y tendrá una respuesta el 13 de junio, dos días después de la primera vuelta de los comicios.

Sin embargo, los electores podrán votar por Hélène Hardy. "La prefectura me dijo que si era conocida como Hélène, podía aparecer en las papeletas con ese nombre".

El pedido de cambio de género se hace ante un tribunal, lo que hará "aunque pienso que no debería ser ni el Estado ni un juez el que decida de qué género somos".

En su partido, "la consideramos como mujer. Es también por eso que se presenta con un hombre", como suplente, explica Jérémie Crépel, secretario regional del partido ecologista.

Pero recalca: "no fuimos a buscarla porque es una mujer trans", sino porque "es la candidata más legítima en esta circunscripción".

Para Clémence Zamora-Cruz, portavoz de Inter-LGBT, asociación nacional que defiende los derechos de los homosexuales, bisexuales y transexuales, esta candidatura es una señal positiva a favor de "la integración de estas personas en la vida civil".

"Muestra que estas personas son como cualquier otra, y que representar a la población", señala, aunque lamenta que este tipo de candidaturas son "poco comunes en el mundo".

También te puede interesar:

-Este documental muestra la perspectiva de las mamás de la comunidad LGBT

-Esta modelo andrógina ha desafiado los estereotipos de género

-'Somos personas, no estereotipos': la comunidad LGBT quiere que la conozcas más allá de una etiqueta