NEGOCIOS

En tiempos de Trump, este mexicano convenció a EU de unirse a su negocio

Arrivo, la startup del mexicano Robin Reyes, ofrece en México y EU la experiencia de estacionarse mejor en ciudades con tránsito pesado.

07/06/2017 5:00 AM CDT | Actualizado 07/06/2017 8:53 AM CDT

Como cualquier capitalino, Robin Reyes padecía la imposible tarea de encontrar estacionamiento en la urbe más congestionada del mundo. Gracias a ese padecimiento nació hace dos años la idea de crear una app, que ahora opera en Estados Unidos en tiempos de Donald Trump.

El mexicano se dio cuenta de que una de las causas que provoca el congestionamiento de CDMX es el tiempo que demora a los conductores hallar un estacionamiento, pues involucra una serie de pasos tardados: desde encontrar un lugar con cajones disponibles hasta tener el efectivo para pagarlo.

Arrivio

A Reyes se le ocurrió hacerle más fácil a los automovilistas entrar y salir de los estacionamientos con una app. Así nació en diciembre de 2015 la startup mexicana Arrivio, que lleva a los usuarios hasta el lugar con cajones disponibles, les da acceso de forma automatizada haciendo "check in" y hace el cobro por un sistema electrónico al hacer "check out".

Y el crecimiento de la app vino rápido, porque menos trámites en menos tiempo es una combinación ganadora para los conductores de Ciudad de México, la urbe en la que se pasan más horas detrás de un volante en el mundo, según el Índice de Tránsito 2017 de Tom Tom.

La Ciudad de México tiene el peor tránsito... ¡en el mundo!

Nos dimos cuenta de que no bastaba ser solo una app que te permite transaccionar (intercambiar un servicio por un pago), Arrivio tenía que ser una red de estacionamientos afiliados".

"Una de las principales causas del tránsito es que la gente está buscando dónde estacionarse. Nosotros no paramos ahí. Hicimos un pequeño análisis y nos dimos cuenta de que no bastaba ser solo una app que te permite transaccionar (intercambiar un servicio por un pago), Arrivio tenía que ser una red de estacionamientos afiliados", relata Reyes en entrevista con el HuffPost México.

El primer paso para hacer funcionar Arrivio fue crear una red de estacionamientos afiliados, que pudieran brindar el servicio a los usuarios de la app. Entonces, la red inició con algunos establecimientos que tenían que aceptar tu solicitud y a partir de ese momento empezaba a correr el tiempo, similar a lo que hace Uber.

"Es hicimos hasta que encontramos una forma de integrarnos a cualquier tipo de estacionamiento", dice Reyes. Y hallaron la respuesta que les permitió expandir su negocio con tecnología: un pequeño dispositivo que permite a cualquier establecimiento ofrecer su servicio en Arrivio.

El siguiente paso, relata Reyes, fue entender que los usuarios tienen diferentes necesidades y los estacionamientos comportamientos diferentes.

"Lo que hemos hecho muy bien es crear una experiencia de usuario, atendiendo su necesidad".

"Donde hay una gran necesidad para una herramienta como Arrivio es en atender al conductor que se mueve por la ciudad o al empleado al que tal vez su empresa no le paga la pensión", relata el mexicano. "Lo que hemos hecho muy bien es crear una experiencia de usuario, atendiendo su necesidad".

El costoso infierno de estacionarse en CDMX y apps que te ayudan

Así comenzaron a atacar el segmento de mercado que más necesita de una app que le ofrezca una experiencia de estacionamiento eficaz, un servicio de paking simplificado. En hospitales, aeropuertos, zonas de corporativos. Ahora Arrivio pasó de estar solo en Ciudad de México a tener presencia en 13 aeropuertos internacionales en el país.

La conquista del mercado estadounidense

Lanzar un negocio en el mercado estadounidense nunca ha sido fácil para ningún emprendedor extranjero, pero lo es más en tiempos del presidente Donald Trump, quien ha impulsado el discurso de "buy american, hire american" (compra americano, contrata americano).

El año pasado, Robin Reyes presentó Arrivio a un par de operadores en Estados Unidos durante una convención de la industria del estacionamiento. Y encontró entre los estadounidenses interés por la solución que la app ofrecía frente un reto mayor de movilidad, pero también pocas probabilidades de levantar capital siendo una empresa sin presencia en ese país.

Si no estás en Sillicon Valley o no estás mínimo en los Estados Unidos no existes", dijo Reyes.

"Tuvimos un reto porque la percepción entre la clase de fondos de capital de riesgo allá es que si no estás en Sillicon Valley o no estás mínimo en los Estados Unidos no existes", dijo Reyes.

En esto cedió México para llegar al acuerdo azucarero con EU

En contraparte, a los operadores estadounidenses les pareció que la experiencia que Arrivio ofrece al usuario representaba un producto con valor agregado que aún no se ofrecía en ese país.

"Se dieron cuenta que estábamos atacando un problema muy grande y que teníamos un reto muy importante. Si lo estábamos haciendo en México, donde tenemos ciertas cosas que no vana nuestro favor -como la infraestructura de sistemas de pagos electrónicos o la misma red celular que todavìa no es tan robusta aquí-. Eso les dio un cierto nivel de confianza en nosotros", explica Reyes.

Al final, la empresa mexicana logró recaudar capital de inversionistas estadounidenses. Desde 2017, Arriv.io ya trabaja con dos de los más grandes operadores de estacionamientos en Estados Unidos, LAZ Parking y Republic Parking Systems, y tiene presencia en los estados de California, Texas, Alabama y Mississippi.

"Hemos logrado levantar algunas cejas entre los inversionistas (estadounidenses)", dice Reyes.

La empresa, confiesa el mexicano, aún no genera ganancias, pues el capital que han logrado recaudar en México y Estados Unidos se está invirtiendo en el desarrollo de la aplicación y en expandir el negocio.

También te puede interesar:

Trump ahora quiere revisión a tus redes para aprobar la visa

Así es como las mujeres pueden salvar a la economía en México y el mundo

El mezcal de este guerrerense desaparecerá por culpa del crimen