ESTILO DE VIDA

11 claves para identificar que es hora de ir a terapia

Seguimos en la lucha de romper los estigmas: porque no hay nada malo en buscar ayuda.

31/05/2017 7:00 AM CDT | Actualizado 31/05/2017 7:00 AM CDT

La terapia es mucho más que sentarse en un sillón.

Existen muchos mitos en torno a lo que significa buscar la ayuda de un profesional de la salud mental.

Se considera que la necesidad de hablar de sentimientos es señal de debilidad o algo vergonzoso, algo de lo que la gente podría burlarse. Este estigma es muchas veces la razón por la cual mucha gente no busca ayuda.

Pero la realidad es esta. La terapia es una herramienta increíblemente útil que te ayuda con una serie de temas que van de la ansiedad al sueño, de las relaciones al trauma. Una serie de investigaciones demuestran que la terapia es increíblemente efectiva para ayudar a las personas con trastornos mentales y los expertos consideran que vale la pena hacerlo incluso si no tienes ningún problema médico.

Si aún necesitas convencerte te presentamos algunas razones por la cuales deberías intentarlo.

1.Tienes cambios inesperados en los estados de ánimo

Si te das cuenta de que tienes más de un sentimiento o procesos de pensamientos negativos, y además persisten, entonces valdría la pena hablar con alguien. Esta es una señal típica de que hay un problema de salud mental. Un terapeuta te puede ayudar a llegar a la raíz del problema, según la trabajadora social Rachel Fogelberg, quien trabaja en el departamento de psiquiatría de la Universidad de MIchigan.

"Tienes la oportunidad de expresar tus pensamientos, sentimientos y circunstancias en un ambiente confidencial", dijo Fogelberg a The HuffPost. "Dentro de la seguridad de este ambiente seguro, los individuos pueden sentirse cómodos para explorar áreas de si mismos o de sus vidas con las que están batallando o con los que no están felices".

2. Si estás pasando por un gran cambio

Este cambio podría ser una nueva carrera, una familia nueva o una nueva ciudad. Las nuevas aventuras representan grandes retos y es normal buscar ayuda para eso.

"Puedes trabajar con alguien que tenga una perspectiva neutral para identificar los objetivos y para desarrollar un plan", dice Folgelberg. "La terapia implica con frecuencia el desarrollo de habilidades o estrategias para reducir o manejar los aspectos de la vida que detonan el estrés".

3. Cuando tienes pensamientos dañinos

El suicidio y las acciones para infligir dolor a uno mismo son totalmente prevenibles si se cuenta con la ayuda de un profesional con licencia. Si estás pensando en lastimarte a ti mismo de manera en este momento, pide ayuda inmediata a las líneas de ayuda National Suicide Prevention Lifeline o Crisis Text Line.

4.Dejas cosas que te daban alegría

La falta de motivación podría ser una indicación de que algo no anda bien. Si normalmente eres una mariposa social y de repente te estás apartando de tu liga deportiva semanal, por ejemplo, podrías estar experimentando algo más profundo. Un terapeuta está capacitado para ayudarte a descubrir por qué está sucediendo esto, explicó Folgelberg.

"La verdad es que la terapia puede ser de gran ayuda para mucha gente y con frecuencia ayuda a los individuos a mantener su salud mental", dice.

5.Te sientes solo o aislado

Muchas de las personas que se enfrentan a cuestiones de salud mental consideran que son los únicos que experimentan cierta situación, explica la trabajadora social licenciada Nancy Mc Corry, quien trabaja en los Servicios para el Tratamiento de las Adicciones de la Universidad de Michigan. La terapia de grupo podría ayudar con esto o también el tener la ayuda de un médico profesional que reconozca la validez de tus emociones.

"Cuando vas a terapia inmediatamente te llega una sensación de alivio de que no estás sola", McCorry dijo al HuffPost. "Otros comprenden bien tu problema o también lo padecen. Esto puede traer una sensación de alivio y esperanza.

6.Estás recurriendo a una sustancia para enfrentar los problemas de tu vida

Si empiezas a usar drogas o alcohol para enfrentar situaciones de tu vida tal vez sea el momento de buscar ayuda. La adicción y el abuso de sustancias son trastornos de salud, no son defectos de carácter, enfatiza McCorry.

"Se han hecho grandes avances en nuestra comprensión de la biología de la adicción y en los tratamientos basados en evidencias para ayudar a la gente a lograr los objetivos de tratamiento", dijo. "Ir a terapia permite a las personas obtener el conocimiento necesario para enfrentar totalmente su enfermedad".

7.Sospechas que puedas tener una enfermedad mental seria

Las enfermedades mentales serias afectan a casi 10 millones de adultos en EU cada año. Si te sientes desconectado por mucho tiempo, pide ayuda. Los trastornos psiquiátricos como la bipolaridad y la esquizofrenia raramente surgen de la nada y la gente presenta síntomas durante mucho tiempo. No se deben pasar por alto síntomas como el nerviosismo severo, la apatía o los pensamientos intrusivos. Todos son tratables.

8.Sientes que has perdido el contro

Este sentimiento surge por el abuso de sustancias o por un tema de adicción, dijo McCorry. Esta falta de control atrapa a los individuos en un ciclo repetitivo de uso de sustancias.

"Las personas caen en un ciclo de adicción cuando usan las sustancias para evitar sentimientos dolorosos. Ir a terapia les permite sobrellevar esta pesada carga.

9. Tus relaciones personales son tensas

Las relaciones, de cualquier tipo, son de mucho trabajo. Nunca puedes pensar que cuentas con todas las respuestas. Si tienes una pareja, la terapia puede ayudar a los dos a explorar mejores formas de comunicación y cualquier otro asunto que pueda surgir. Las terapias de pareja funcionan incluso si tu pareja se muestra renuente y termina por no acudir a la sesión.

"El terapeuta encuentra la manera de ayudar al esposo a interpretar los malentendidos y a identificar cuando las parejas están totalmente en desacuerdo", dijo previamente al HuffPost Debra Campbell, psicóloga y terapeuta de parejas en Melbourne, Australia.

10.Cuando se alteran tus patrones de sueño

Un síntoma clave de depresión incluye la alteración de los patrones de sueño, ya sea en menor o mayor grado. Si notas un cambio significativo, podría ser el momento de investigar el motivo subyacente (incluso para el insomnio, que también puede tratarse con terapia).

11. Si sientes que tienes que hablar con alguien

El punto es que no hay nada malo en buscar ayuda profesional para cualquier asunto relacionado con la salud, incluyendo la salud mental. Para ponerlo como alguna vez lo hizo Kerry Washington: "Voy al dentista, así es que ¿por qué no ir al loquero?"

Si sientes que podrías necesitar hablar con alguien, hazlo. La terapia es una experiencia totalmente normal, y valiosa, que funciona para el beneficio de muchos.

Te puede interesar:

- El calentamiento global está (y seguirá) causando muchas noches sin dormir

- Un tratamiento de salud mental puede salvar vidas pero el diagnóstico correcto puede tardar años

- Ésta es la manera más brillante de hablarle a los niños sobre enfermedades mentales