ESTILO DE VIDA

No es metáfora: si pierdes el sueño perderás la cabeza

Un estudio señala que la falta de sueño crónica hace que tu cerebro se consuma a sí mismo.

30/05/2017 4:15 PM CDT | Actualizado 30/05/2017 4:19 PM CDT
Getty Images/iStockphoto

Echarte un bomberazo una noche no pasa de dejar algunos efectos leves al día siguiente, como que te sientas cansado o que andes como zombi una buena parte del día. Sin embargo, si se te vuelve costumbre pasarte la noche en vela trabajando, viendo pelis, o simplemente con el ojo pelón, podría provocar que tu cerebro se coma a sí mismo.

A esa conclusión llegó un equipo de la Universidad Politécnica de la Marche, en Ancona, Italia, que descubrió que las células cerebrales que normalmente limpian y células muertas y desperdicios, ante la falta de sueño crónica en una persona comienzan a comer células sanas.

Si bien esa observación fue en ratones, los científicos italianos no descartan que esto suceda también en los humanos.

Así puedes superar el estrés y el insomnio

La labor de dichas células de entrada es benéfica y bien conocida pues se sabe que las horas de sueño son fundamentales para que el cerebro se refresque y se renueve, teniendo así conexiones cerebrales saludables. Sin embargo, una falta crónica de sueño puede alterar la forma en que las células de limpieza actúan.

Estas alteraciones, dicen los científicos, a la larga explican enfermedades como el Alzheimer y otros trastornos mentales, incluyendo la demencia.

Al estudiar un grupo de ratones luego de un periodo normal de sueño, los científicos descubrieron que los astrocitos, las células gliales asociadas a la sinapsis, estuvieron presentes en 6% de estos procesos que regulan la transmisión de los impulsos eléctricos en el cerebro.

Sin embargo, al estudiar otro grupo de ratones a los que se les privó del sueño, los investigadores descubrieron que los astrocitos estuvieron activos en 8% de los procesos de sinapsis.

¡Maldito ruido, cállate ya!

En otro grupo de ratones, con una falta de sueño en exceso, otro tipo de astrocitos, llamados células microgliales, mostraron una actividad mayor en su búsqueda y eliminación de células muertas y desperdicios.

Esto, dijeron los científicos, sugiere que la falta de sueño lleva a los astrocitos a trabajar de más en los procesos de sinapsis, afectando la manera en que las células cerebrales se conectan entre sí. "Es la primera vez que se demuestra que los astrocitos literalmente se comen algunas porciones de la sinapsis debido a la falta de sueño".

Un efecto del calentamiento global del que pocos hablan

Esto en sí, dicen los científicos, el trabajo de los astrocitos en algunos periodos de falta de sueño, no es malo, pues limpian y dan mantenimiento a las células cerebrales y a los miles de millones de conexiones.

Pero su actividad en periodos en que la falta de sueño es excesiva se liga a trastornos serios del cerebro.

También te puede interesar:

- La contaminación nos roba el sueño

- Cómo manejar el insomnio en la universidad

- Efectos secundarios del mal dormir