INTERNACIONAL

Carrito de burritos en Portland cierra tras acusaciones de apropiación cultural

Críticos decían que la mujer se jactaba de haber robado recetas en México.

27/05/2017 6:20 PM CDT | Actualizado 27/05/2017 6:23 PM CDT

Dos mujeres que residen en Portland, Oregon fueron forzadas a cerrar su carrito de burritos tras acusaciones de apropiación cultural y de robar recetas.

Liz "LC" Connelly y Kali Wilgus, dueñas del negocio Kooks Burritos fueron entrevistadas por el diario local Willamette Week. Durante la entrevista, Conelly describió cómo el dúo prepara las tortillas después de emprender un viaje a Puerto Nuevo, Baja California en diciembre y obtener información sobre el proceso.

El método por el cual las mujeres estadounidenses obtuvieron información sobre cómo hacer las tortillas está en duda.

"Le pregunté su receta a cada tortillera con el peor español posible y me mostraron un poco de lo que hacían" le dijo Connelly a Willamette Week. "Nos dijeron cuáles eran los ingredientes principales y las observamos amasar y estirar la mezcla, similar a como los pizzeros hacen antes de preparar una pizza.

Actualización: Kooks Burritos ha cerrado. No habrá brunch este fin de semana.

Pero Connelly también notó que varias mujeres mexicanas estaban dudosas en compartir su método, un hecho que no las frenó de intentar obtener más información.

"No nos querían decir mucho sobre su técnica, pero nos asomábamos en la ventana de cada una de las cocinas, completamente fascinadas de lo sencillo que parecía", dijo Connelly. "Pero rápidamente aprendimos que no es tan sencillo".

Una vez de regreso en Portland, Connelly dijo que fue al mercado mexicano a comprar ingredientes y recreó las tortillas lo mejor que pudo a base de prueba y error. Las mujeres abrieron su carrito de burritos en la calle Cesar E. Chavez Boulevard.

Jamilah King del medio digital Mic.com respondió a la entrevista de Willamette Week con un artículo en el que señalaba a las mujeres por "robarse recetas en México e iniciar su negocio en Portland.

El problema, claro, es que es incierto si las mujeres mexicanas que compartieron sus recetas recibieron algo a cambio", escribió King en el artículo que también mencionaba cómo otro habían empezado a acusar a las mujeres de apropiación cultural. "Y ahora esas mismas recetas son vendidas como un manjar en Portland".

Ese mismo día, Willamette Week tuiteó una actualización sobre la clausura de Kooks Burritos.

Mientras que la presencia del negocio en internet se desvaneció rápidamente, la página del negocio en el sitio Yelp, sigue activa y tanto críticos, como simpatizantes han comentado en la página.

"¿Cómo se sentirían ustedes si yo espiara a su familia y a su negocio y me llevara las recetas de su negocio a otro lado por mi propio beneficio económico?, escribió Olivia L. de Portland en Yelp. "Eso es robar".

Los simpatizantes, sin embargo, han mencionada lo común que es en el mundo culinario y en la industria de la comida tomar métodos e ingredientes de otro países para beneficiarse económicamente.

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.

También te puede interesar:

- Inolvidables respuestas de inmigrantes cuando se les pregunta sobre su posesión más preciada

- Estudiantes abandonan ceremonia de graduación a medio discurso de Mike Pence

- Inmigrantes detenidos podrían morir por falta de cuidados básicos: doctores